Las agencias de viajes: el inicio del viaje a Durango

Las agencias de viajes en línea son el mejor inicio de tu aventura. Apóyate y asesórate con tus mejores aliados y organiza tu aventura en uno de los lugares más emblemáticos y mágicos de la cinematografía universal: los paisajes, los sets y los pueblos wéstern en el imponente desierto de Durango.

Las agencias de viajes el inicio del viaje a DurangoEl Estado de Durango ha sido desde hace más de un siglo uno de los escenarios predilectos de Hollywood para la filmación de sus westerns y otros géneros siempre ligados a los paisajes del desierto duranguense. Emblemáticos actores y mitos hollywoodenses han desfilado por estos fascinantes horizontes: John Wayne, Gregory Peck, Jack Nicholson, Charlton Heston, Kirk Douglas, Kevin Kostner, Paul Newman, Antonio Banderas,  Anthony Quinn, Penélope Cruz, Salma Hayek, Bob Dylan, Charles Bronson,por solo mencionar algunos. Burt Lancaster y John Wayne fueron los que más filmaron películas en Durango, llegando a ser hijos adoptivos de la región.

Más de 200 películas se han rodado en Durango y la primera fue en 1898: Un tren llamado Durango. En los años cincuentas del siglo pasado, la 20th Century Fox inició la filmación de varias películas en la región, justo en el auge del género western en el mundo, y a Durango se empezó a nombrarle como la pequeña Hollywood. Algunas de las películas rodadas aquí de recuerdo perenne son: Un hombre llamado caballo, La máscara del Zorro, Gringo Viejo, Las Bandidas, y La Cucaracha con María Félix y el Indio Fernández.

Algunos de los sets interactivos que puedes visitar cerca de la Ciudad de Durango son:

– San Vicente de Chupaderos: en el kilómetro 14 de la carretera Durango – Parral, entre paisajes espectaculares destaca la oficina del sheriff, el barbero, el banco, los establos, la iglesia e incluso la orca, están aquí desde 1955. Cuando camines por los callejones del pueblo te sentirás familiarizado y seguramente reconocerás la fachada de algún pasaje de una película que quedó en tu memoria. Este set fue el primero construido en el estado y sede para el rodaje de 44 películas. Algunas familias que vivieron la época de bonanza y que, en muchos casos, actuaron como extras, o trabajaron en las producciones, viven aquí. Ellos conservan un valioso tesoro de vivencias que te compartirán ávidamente. Del mismo modo, en este pueblo del oeste podrás tener refrigerios y disponer de áreas de descanso.

– Villa del Oeste: también en la carretera de Durango – Parral, pero en el kilómetro 12, tampoco tiene desperdicio. Su famosa calle Howard es la vía principal y su recorrido es como trasladarse en una máquina del tiempo al siglo XIX. El lugar ha sido escenario de 13 largometrajes y hoy está habilitado como un espléndido centro recreativo, donde los actores recrean historias del viejo oeste: cuatreros, alguaciles, caballos, disparos (de salva, por supuesto), tribus de indios apaches y bailarinas de Can-Can, te transportarán a las épocas de los westerns más famosos. El lugar cuenta con todos los servicios para pasar un día maravilloso: restaurante, salón de juegos, fuente de sodas, renta de caballos, etcétera.

– Rancho Marley: del mismo modo, en la carretera Durango – Parral en el kilómetro 25, ostenta escenarios naturales portentosos; varios sets han sido construidos entre el río, las llanuras y los cañones, y es por mucho uno de los lugares más sorprendentes y atractivos de la zona.

– Rancho La Joya: está en la misma carretera, en el kilómetro 30, fue propiedad de John Wayne. Tiene un valor muy particular por tratarse de uno de los principales sets de Durango. Los paisajes y construcciones son excepcionales y, aunque hoy su estado es de abandono, por el descuido de los hijos de Wayne, su visita vale la pena. Es uno de los principales hitos de la cinematografía hollywoodense en Durango.

– Los Álamos: en la carretera de Durango – La Flor, en el kilómetro 35, es de los sets de construcción más reciente. En 1988, fue erigido para el rodaje de la película: “Fat men and Little boy”de Paul Newman, y se construyó para que fuera una reproducción de los Álamos en Nuevo México, el lugar es de visita ineludible.

En fin, esta aventura cinematográfica entre los portentosos paisajes duranguenses es una experiencia estremecedora para los amantes del séptimo arte y de los westerns norteamericanos. Si de viajes alternativos se trata, éste sin duda llenará tus expectativas. Consulta las agencias de viajes online y regálate esta aventura de paisajes de wéstern legendarios. Muy buen viaje.