Las agencias de viajes internacionales te llevan a la aventura

En tus próximas vacaciones en sitios remotos, piensa en reservar todo tu viaje a través de alguna de las agencias de viajes internacionales y tú dedícate a disfrutar simplemente de la aventura.

Muchas veces, planear un viaje a algún rincón lejano es tan complicado que lo más sencillo es quitarse esa idea de la cabeza. Una buena idea puede ser reservar todo en una agencia de viajes en línea, y entonces sí tener tiempo para soñar en vivir excelentes aventuras en territorios remotos. Para encender la chispa de la imaginación puedes pensar en alguno de los cuatro lugares que te recomiendo:

torres del paine

Torres del Paine. Se trata del corazón de la Patagonia argentina. Es un viaje para adentrarse en un parque nacional del que se comenta, tiene algunos de los paisajes más bellos del mundo. Lo tendrás todo: glaciares, fiordos, valles, lagos, ríos, cascadas y paisajes de montaña únicos. Si te gusta la vida de invierno, estás en buen momento para comenzar a organizar tu viaje, ya que de junio a agosto es cuando habrá nieve por todos sitios.

arquitectura futurista de Zaha Hadid

Innsbruck. Es uno de los lugares ideales para practicar deportes de invierno, aunque si viajas en verano, podrás disfrutar de largas caminatas por las montañas, salpicadas de paisajes andinos y de pueblos tradicionales de Austria. Otro motivo para conocer la capital del Tirol es su vida cultural: el Palacio Real y la arquitectura futurista de Zaha Hadid son un primer plato de primer nivel.

 

TibetLhasa. La ruta de la amistad que une Lhasa, capital del Tíbet, con Katmandú, te ofrecerá un viaje donde tu físico y tu espíritu estarán a plenitud. La fría meseta tibetana te permitirá ver algunos de los picos más altos del planeta. Dentro de la organización que requiere este viaje, necesitarás un visado chino y además, un permiso especial para viajar a esta zona.

Albarracín_y_su_muralla

Albarracín. Es cierto, no es muy remoto porque está a unas pocas horas de Madrid, pero se trata de unas vacaciones que te harán sentir muchos siglos atrás, ya que estarás en un poblado medieval donde la gastronomía, la historia y la paz harán que te olvides de las prisas del siglo XXI. Si preparas el viaje para invierno, el asunto mejora, ya que ver las murallas del siglo X plenas de nieve, hará que tu retina fije esa postal para toda tu vida.