Agencias de viajes internacionales con destino a San Gimignano

En algunos momentos, las agencias de viajes internacionales hacen las veces de máquina del tiempo. A tan sólo un clic, podrás viajar mil años a través de la historia.

Agencias de viajes internacionales

De un momento a otro, podrás pasar de tu moderna computadora a soñar viajando a través de una ciudad amurallada de tiempos medievales. Pero también podrás reservar en pleno siglo XXI, de forma digital, toda una aventura para hacer realidad un viaje a lo que muchos llaman el Manhattan de aquella época. Se trata de San Gimignano, una de las perlas de la Toscana.

Actualmente, se encuentran en pie 15 de las 72 torres que se asomaban al paisaje toscano, aquel preciado tesoro italiano. Se trata del primer intento masivo del hombre por llegar a tocas los cielos. Hoy en día, podemos pensar en Manhattan o Dubai, incluso Sao Paulo o Londres, pero ninguno de ellos tiene la pátina que imprimen los años.

San Gimignano es una población mediana con tan sólo 7000 habitantes aunque, durante el día, ese número es mayor gracias a los turistas venidos de todo el mundo. Sus murallas permiten ver desde la lejanía aquellas torres, construidas durante su momento de oro, allá por el siglo XIII. Se trataba de una ciudad donde las familias más poderosas de la región querían dejar claro el grado de su fuerza: de ahí aquellas 72 torres, siempre una más alta que la otra, una más fuerte que la anterior. Aunque ninguna pudo pasar nunca, por ley, los 50 metros de altura de la torre Rognosa. Pero la verdad es que Italia siempre encuentra caminos para que las cosas sucedan y por eso la torre Grossa logró cuatro metros más de los permitidos.

Además de este paisaje urbano de “rascacielos”, podrás conocer la iglesia de la Colegiata o la de San Agustín, sitios donde se encuentran importantes colecciones del renacimiento italiano. Pero si insistes con el paisaje de torres, entonces visita el Museo San Gimignano, donde podrás ver una maqueta realizada en cerámica con las 72 torres originales en pie.

Otro momento inolvidable de esta ciudad son sus plazas. Ya sea que elijas la Cisterna, Pecori, Erbe o Duomo, encontrarás en ellas paisajes medievales a 360 grados alrededor tuyo, y sí, también aquellas terrazas mediterráneas donde podrás disfrutar de los buenos platos italianos, de un café de primer nivel y por supuesto, de los vinos de la Vernaccia di San Gimignano, uno de esos vinos blancos que dan la vuelta al mundo por su estupendo sabor.