Las agencias de viajes te llevan a San Francisco

San Francisco es una de las ciudades americanas más bellas, así que no pierdas tiempo y reserva en alguna de las agencias de viajes.  La ciudad transita entre lo exótico y lo cotidiano.

 

La ciudad está diseñada para conocerla y sólo se puede hacer esto de una manera: caminándola, de este a oeste y de arriba a abajo, con la finalidad de inmiscuirse en la mayor cantidad de personajes, quienes no sólo son sus habitantes, sino también lo son sus barrios, llenos de negocios que lo ofrecen todo, de galerías y museos, de librerías, de cafés en cada esquina y de arquitectura fresca, libre, como toda la urbe.

Al visitar los barrios, se conoce también a sus habitantes, quienes con su exotismo han creado el sello cotidiano de cada zona de San Francisco: los negocios y compras se hacen en Union Square; Fisherman’s Wharf para los viajeros que requieren lo turístico; Chinatown para las aglomeraciones orientales; la vida gay, sin restricciones, se vive en Castro; y lo hippie, desde la década sesentera, se desarrolla en Haight-Ashbury; North Beach da el sabor italiano; Nob Hill es la elegancia; mientras que Presidio y Golden Gate Park representan lo natural.

Cómo llegar

Diversas ciudades de México cuentan con diversas opciones para llegar vía aérea. Lo mejor es buscar en alguna agencia de viajes por internet, como PriceTravel, y ver los horarios y rutas que mejor te acomoden.

Cómo desplazarse

Dentro de la ciudad, la mejor manera de moverse es en autobús, tranvía o metro. Se puede adquirir un pasaporte para tomar las veces que se quieran estos servicios y adicionalmente se puede entrar a diversos museos y atracciones. Y lo más clásico es hacerlo en el tranvía típico de esta ciudad, en el que casi nunca viajan los habitantes de la ciudad ya que los turistas siempre acaparan todo el tranvía.

Qué visitar

Isla de Alcatraz. Una antigua cárcel donde alguna vez vivieron Al Capone y Machine Gun Kelly. La isla se encuentra en la bahía de San Francisco y para llegar a ella hay que hacerlo a través de un tour, el cual conviene reservarlo con anticipación.

Exploratorium. Un enorme museo interactivo de ciencias. La entrada cuesta diez dólares pero si se compra el pasaporte de transportes entonces no hay que pagar nada.

Calle Lombard. La clásica calle de San Francisco que baja y serpentea. “La calle mas tortuosa del mundo” se hizo a través del tiempo con el paso de caballos y carretas.

Golden Gate. El puente representativo de esta ciudad. Se puede llegar a él a través de un autobús, en bicicleta o en taxi. Para vivir plenamente el puente hay que cruzarlo a pie, en un recorrido de una hora o en bicicleta.

Los barrios. Hay que visitar cada uno de los barrios. Hay para cualquier gusto: barrio de chinos, de gays, de hippies, de empresarios, de japonenes, latinoamericanos, italianos, pescadores, etc.

Museo de Arte Moderno de San Francisco. Ya sólo por la arquitectura del edificio que alberga al museo, vale la pena la visita. Todo el año el museo presenta exposiciones de arte de artistas de todo el mundo y su tienda es otro gran atractivo.

Comer

La variedad de comida y de restaurantes de gran calidad siempre complica la elección. Sin embargo se puede recurrir a los siguientes:

Café Balboa. Comida californiana. Fillmore 3199.

Fournou’s Ovens. Muy buena comida y mejores vinos. Hotel Stanford Court. California 905.

Gaylord. La mejor y más elegante comida india de San Francisco. Plaza Ghirardelli.

Mait’s. Comida vietnamita. Clement 316.

Yank Sing. Comida oriental, el restaurante más visitado de San Francisco. Battery 427.

Vida nocturna

Hoy City Zoo. El sitio de comedia más antiguo de San Francisco. Se sirve cerveza y comedia. Clement 408.

Palladium. Para bailar entre luces de neón y máquinas de niebla. Kearny 1031.

Pier 23 Café. Un sitio para escuchar jazz con vista a la bahía. Pier 23.

Club Jazz Bistro. En la esquina de Powell y Ellis. Uno de los mejores sitios para escuchar jazz.