Prepara tu viaje a las islas exóticas del mundo

No esperes más y consulta con tu agencia de viajes las islas exóticas del mundo que podrías conocer. Las vacaciones rondan por tu cabeza. Charlas con tus colegas, miras revistas, navegas por internet. Se te aparecen como en un espejismo esas islas lejanas, exóticas, idílicas. Pero, ¿por qué no hacerlo realidad?

Puede ser la puerta que te lleve hacia tus sueños. Un destino exclusivo, eso es lo que quieres, y tu agencia te ayudará a descubrirlo. Arenas inmaculadas, aguas turquesas, brisa en el rostro, cocina exquisita y naturaleza exuberante. Piensa que algo de todo esto pudo haber seducido a Gauguin, Jack London o a Melville. Te invitamos a un brevísimo recorrido por algunos de estos paraísos en medio del mar.

Isla Mauricio

Esta isla de apenas dos mil kilómetros cuadrados se encuentra en el Océano Indico, frente a Madagascar. Es un lugar de ensueño y de una belleza natural desbordante, las aguas cristalinas y la arena blanca no son sólo una frase para atraer al turismo, son una realidad. Se le suma la excelencia de sus hoteles con una atención magnífica que ayudará a que tu estadía sea todavía más relajada y apacible.

En la Isla Mauricio, el clima es espectacular, excepto de enero hasta abril, cuando los meses se tornan más húmedos y calurosos.

Además de la ofrenda del mar, la isla permite otras actividades acuáticas como buceo o esnórquel en las barreras de coral de Gran Baie. También permite un baño grandioso en las cascadas de Rochester o la visita al lago natural Grand Bassin, ubicado en el interior del cráter de un volcán.

Islas Maldivas

No son una, son 1,190 islas coralinas diseminadas en el Océano Índico, al sur de la India. Sólo 202 están habitadas y algunas son tan pequeñas que sólo tienen un resort, esto las convierte en islas-hotel que invitan a la intimidad y al sosiego.

En las Islas Maldivas, solamente el 1% de su superficie total se encuentra por encima del agua. Por eso son elegidas como un gran centro de buceo y esnórquel. Sus fondos marinos son los más impresionantes del mundo.

Otro escenario para no creer: aguas turquesas, gran vegetación, temperatura media de 30 grados. Además del mar, puedes bañarte en los lagos cristalinos de la Isla de Waya, nadar con tortugas gigantes o bucear con manta rayas en la Isla Naviti. Fuera del agua, puedes vivir una excursión a la cueva de piedra caliza de la Isla de Sawa-i-Lau, lo sumará exotismo al resto de actividades.

Mucho sol y descanso son los ingredientes primordiales de la oferta de las Maldivas, siempre listas para recibir al visitante.

La mejor época para visitar este paraíso es entre noviembre y abril, cuando menos llueve.

Islas Seychelles

Es un archipiélago de 115 islas en la costa oeste de África, también en el Océano Índico.

Las islas son muy diferentes entre sí, porque las hay graníticas y montañosas o coralinas y llanas. Las más conocidas son:

  • Digue, con 10 kilómetros cuadrados, es la isla la favorita de los viajeros. Ostenta el mérito de tener la playa más linda del mundo: Anse Source d’Argent.
  • Mahé, la más grande, con su bella capital colonial, Victoria, es una isla para pasear en tranquilidad y visitar el jardín botánico con su enorme orquideario.
  • Isla de Praslin esconde un bosque prehistórico de palmeras de coco declarado Patrimonio Natural de la Humanidad, es el hogar del logro negro. También alberga una de las lagunas más bellas, con corales multicolores y más de 900 especies diferentes de peces. Otro punto de interés, además del regalo de sus increíbles playas, es el atolón de Aldabra, el segundo más grande del mundo y refugio de tortugas gigantes.
  • Isla Solhouette contiene numerosas cuevas y raras plantas carnívoras.

Por supuesto que en todas las islas hay hoteles con gran servicio, comodidad y paisajes de ensueño. ¿Qué más deseas? Además, las Islas Seychelles gozan de una temperatura envidiable todo el año, entre 24 y 31 grados.

Bora Bora

Está ubicada en la Polinesia Francesa. Es lo que todas las guías de turismo consideran: una isla exótica y paradisíaca. Y tú lo comprobarás.

Llegas y te reciben con un collar de flores, como si formaras parte de un film. Posee playas transparentes, fondos de corales y, ante todo, relajación. Quedarás embelesado con las vistas desde los montes de Otemanu y Pahia. Nadarás con los delfines, darás de comer a los tiburones y no lo podrás olvidar nunca más. Pasearás por sus coloridos pueblos o te animarás a tirarte en parapente. ¿Para alojarte? Cabañas sobre las aguas turquesas. Sí, esas que siempre te mostraron las fotos.

Ya ves, las islas exóticas del mundo son el edén en la tierra: sublimes, increíbles, de película, pero muy cerca de ser tu realidad.