Tips para unas vacaciones con la mascota

¿Estás planeando unas vacaciones con la mascota y no sabes a dónde puedes viajar con esa compañía tan especial? Si cualquier opción de dejarla te resulta impensable entonces consulta ya con tu agencia de viajes que, con seguridad, te dará más de una alternativa para que soluciones la incertidumbre. Cada vez hay más paquetes que cubren todas tus necesidades y las de tu mejor amigo. Puedes viajar en avión, en autobús, y también puedes compartir el hotel, llevarlo a un restaurante y solicitar menús especiales. Aquí te sugerimos una mini guía de indicaciones, advertencias y consejos para tener en cuenta al momento de planear la salida. Haz todas las consultas, evita sobresaltos y que sólo sea disfrute para ambos.

Por el mundo

Si quieres sacar a tu mascota del país debes saber que, como los seres humanos, también necesitan su identificación. El animal debe estar a tu nombre o, si no es así, deberás presentar fotocopia del documento de identidad del propietario y una autorización de salida.

La tramitación del pasaporte la puedes hacer a través de tu veterinario con los papeles de identificación y los certificados de vacunación antirrábica, que también constarán en el pasaporte. Si el cachorro tiene menos de 3 meses no podrá tener pasaporte. Igualmente, si te decides a llevarlo contigo debes solicitar una autorización expresa del país al que te traslades.

Sobre ruedas 

Si eliges el autobús, al igual que cualquier otro medio, éste tiene normas legales y condiciones especiales. En el habitáculo sólo pueden viajar los perros lazarillos; el resto debe ir en la bodega, dentro de su jaula o su cesta especial.

El traslado es bajo total responsabilidad del propietario, quien debe viajar en el mismo servicio que su mascota. El viajero tiene que presentarse 15 minutos antes con el animal en óptimas condiciones físicas, higiénicas y anímicas para el trayecto. No es obligatorio pero es conveniente el uso de bozal en los perros.

Como el recinto es reducido, oscuro y en movimiento, puede suceder que tu animalito se ponga nervioso o se estrese. Algunas empresas sugieren que le des algún sedante para evitar esa perturbación, pero lo mejor es consultarlo con tu veterinario de confianza. También recomiendan dejar dentro del canil o gatil algún elemento de su familiaridad.

En el aire 

El servicio será arancelado y puedes volar con perros y gatos que tengan más de 45 días de vida. Debes llevarlos en un contenedor, jaula, canil o gatil y con certificado de salud extendido por un veterinario matriculado. También es importante que tengan la vacuna antirrábica al día y estén desparasitados interna y externamente, o sea, libres de pulgas.

Debes contar con un transportín adecuado, seguro, con buena ventilación y fondo impermeable, de material resistente, con un cierre que no pueda abrirse en ningún momento. Que sea cómodo para el tamaño del animal y sin nada que sea peligroso y que pueda dañarlo durante el viaje. El número de jaulas es limitado según el tipo de avión.

Es algo relativamente nuevo, pero algunas aerolíneas te permiten llevarlo en la cabina, debajo de tu asiento, en tramos de cabotaje. Este servicio deberás solicitarlo con 72 horas de anticipación y con un costo extra por tramo. Solamente podrás llevar un animal por pasajero y se permiten hasta 4 por vuelo, siempre que no superen los 8 kilos de peso (sumando el transportín).

Consulta antes las dimensiones del recipiente que podrás subir a la cabina, que también deberá tener el fondo impermeable, ser ventilado y seguro. Una advertencia que puede sonar a obviedad: la mascota siempre estará bajo tu responsabilidad, no debe causar molestias al resto de los pasajeros y nunca deberás sacarla de su lugar de transporte.

Aves y otros animales

Si deseas trasladar pájaros, las jaulas deben ser resistentes, sus cerraduras seguras, que no pueda derramarse agua ni semillas y deben ir cubiertas. Si el animal que pretendes llevar tiene mal olor, o puede ser molesto para el resto de los pasajeros, no podrás transportarlo.

Ya ves, con nuestros consejos y el asesoramiento de tu agencia de viajes podrás armar un viaje a medida y salir a la aventura junto a tu mejor amigo.