Agencias de viajes para hallar las mejores albercas del mundo

Las agencias de viajes pueden ser una excelente brújula para lograr hallazgos de ensueño. Para el verano, nada mejor que buscar las mejores albercas del mundo.

Todo el año en alguna esquina del mundo es verano. Si mientras lees esto tienes un sol allá afuera que te derrite, entonces es cuestión de buscar algún sitio cercano que tenga una alberca inmejorable que acompañe el buen momento.

Por el contrario, si calzas más de dos calcetines por culpa de los vientos y el poco calor que acompaña tu entorno, tampoco hay que preocuparse: te aguarda un sitio con el clima ideal para andar en chanclas y traje de baño. Es cuestión de buscar el sitio ideal.

Oda al agua

En Budapest se encuentra el complejo de albercas de Széchenyi. Es un balneario en el que edificios de estilo neobarroco acompañan hasta quince albercas, la mayoría de ellas bajo techo (ideales para momentos de invierno), y tres a sol pleno. Si eres jugador de ajedrez te encontrarás con mucha gente ávida de enfrentarse contigo en plenas aguas.

A mucha profundidad

En Bruselas han construido un edificio especial para dar cobijo a la alberca citadina más profunda de todo el planeta. Es perfecta para los amantes del buceo, aunque también hay momentos para que la utilicen almas que sólo buscan divertirse en un gran agujero lleno de agua. El sitio se llama Nemo 33. Si no quieres sumergirte muchos metros bajo el agua pero quieres saber qué sucede allá en el fondo, no hay problema: cuenta con ventanas para observar desde el exterior aquel paisaje profundo.

La más grande de todas

En la costa de Algarrobo (Chile) se encuentra la alberca récord. Por lo menos en metros de largo: un kilómetro de longitud, lo que suma más de 80 mil metros cuadrados de aguas para nadar. Incluso se puede practicar vela, surf y buceo. Para encontrar este paraíso enorme dirige tus aletas al complejo residencial San Alfonso del Mar.

Rascacielos desde el agua

En Nueva York han convertido una barcaza en alberca flotante. Se coloca en diversos sitios de la ciudad, dependiendo del clima. Mientras te refrescas del intenso verano neoyorquino, podrás alternar brazadas con vistas a Manhattan.

De agua salada

Tiene una extensión de 137 metros, lo que convierte a esta alberca de Vancouver en la más larga del mundo en la categoría de aguas saladas. Está además preparada para diversos climas, es decir, cuando el frío visita esta ciudad canadiense las aguas son calentadas. Eso sí, no te recomiendo salir y entrar del agua. Además es un mirador inmejorable, ya que tendrás vistas para disfrutar de la bahía.