Soltero y disponible

La idea de ser soltero solía estar llena de prejuicios, entre ellos la idea de llevar una vida monótona, e insípida. Hoy en día todo eso ha quedado atrás, tanto para los chicos como para las solteras que lejos de ser señoritas quedadas, a quienes “se les fue el tren”, hoy en día son mujeres independientes y exitosas, que no dependen de un novio, ni de nadie para vivir un viaje único.

Si tú opinas como yo, estás orgulloso de ser soltero y disponible, y estás ansioso (o ansiosa) por celebrar tu independencia, nada mejor que hacerlo viajando. Para  que tu viaje sea espectacular, te comparto estos cinco consejos para vivir una experiencia inolvidable:

1) Conoce tu destino. Algunos lugares son mucho más adecuados para solteros que otros, particularmente debes evitar los hoteles familiares, y los de parejas, sobre todo los que tienen el concepto todo incluido. Entre la ubicación retirada de todo aquello cosmopolita, divertido o chic y los clubes para niños, lo último de lo que esos hoteles se preocupan es por un soltero. Estos lugares no son malos, de hecho son fabulosos para descansar, pero para un soltero son un auténtico suplicio. Una idea maravillosa en cambio, es Playa del Carmen, un legítimo paraíso para solteros. El mejor ejemplo de este tipo de hoteles que se me ocurre es el hotel Básico, un auténtico tributo al Soltero Mexicano por excelencia, Mauricio Garcés.

2) Se amistoso. Ser amistoso siempre tiene ventajas, pero cuando viajas en plan de soltero, ser open minded y dispuesto a platicar con todo el mundo va más allá. Hazlo y verás que un simple ¡hola! puede desencadenar en conocer un grupo de personas increíbles que te harán vivir una aventura sin precedentes, y quien sabe, incluso alguien que valga la pena frecuentar terminado el viaje.

3) Llévate un buen libro. Ni el mejor spa te relaja tanto como un libro. Títulos como  “La Guerra de los Mundos” de ciencia ficción o “El Guardián entre el Centeno”, que habla sobre el viaje interior de un adolescente perspicaz por el Nueva York de los años sesenta, son algunas excelentes elecciones.

4) Busca opciones menos tradicionales. El soltero tiene, en general, menos impedimentos para viajar. Algunas opciones que pueden resultar interesantes para solteros son los recorridos en el tren del Expreso Maya o las Barrancas del Cobre.

5) Viajar como soltero no significa viajar solitario. Afortunadamente no estás solo, investiga entre tus amigos que están en la misma situación, y organiza con ellos un viaje de solteros, así podrán ahorrar. Recuerda que la unión hace la fuerza. Algunas excelentes ideas para aplicar este tipo de viajes son durante el fin de año, durante un fin de semana largo, o por ejemplo durante la Semana Santa, o no tan Santa. Tú decides.