Au Naturel. Viajes al desnudo en México.

El tema del aire acondicionado es siempre polémico en cualquier oficina, ya que siempre hay gente que es más sensible al frío o al calor, particularmente si te encuentras en Cancún, como es mi caso. Cuando el termómetro alcanza niveles verdaderamente asfixiantes en mi oficina, mi mente empieza a buscar soluciones, como venir a trabajar en traje de baño o incluso en traje de Adán; Au Naturel como sucede en algunos hoteles cercanos.

La mala noticia es que no creo que mi idea de proponer los viernes con uso opcional de ropa fuera bien recibida entre mis compañeros de trabajo. La buena es que, si bien en México no hay oficinas nudistas, después de investigar un poco sobre el tema encontré algunas alternativas en las cuales podría aventurarme a romper con los tabúes de nuestra cultura y estrenar un look paradisiaco estilo Adán y Eva. Las opciones son las siguientes:

La playa mexicana nudista por excelencia está en el estado de Oaxaca y se  llama Zipolite (playa de los muertos en zapoteco). Su fama se la debe a los hippies de los años 70 y hoy en día es una zona multicultural donde se hablan por igual español, inglés, alemán, italiano y zapoteco. En este interesante lugar los turistas pueden pasear en cueros por sus dos kilómetros sin ningún problema y más tarde ya que estén vestidos, pueden visitar los bares, palapas, restaurantes, hoteles y todo tipo de servicios para los viajeros que rodean a dicha playa, mientras escuchan música de  los Doors o Bob Marley de fondo.

También del lado del océano Pacifico, cerca de Manzanillo, se encuentra el resort Punta Serena and Spa, un lugar sólo para adultos con plan todo incluido localizado en la Bahía de Tenacatita, este lugar no es ex profeso nudista, sino más bien un lugar donde hay ciertas áreas en las cuales el uso de ropa es opcional, como en la playa, el Jacuzzi, y la zona de la alberca. Aquí convive gente que usa traje de baño con gente que no usa nada, por lo que es una excelente opción para los primerizos en este tema.

Del otro lado de México, la Riviera Maya ofrece el único hotel todo incluido nudista del Caribe Mexicano, el famoso Hidden Beach Resort, ubicado a 75 kilómetros de Cancún, sobre una extensa franja de playas de arenas blancas. Este bello lugar es frecuentado principalmente por norteamericanos y canadienses, quienes se reúnen en los dos bares, en la alberca y en la discoteca para divertirse bailando al desnudo.

Azulik es otro lugar que ofrece un pequeño conjunto de quince villas sólo para adultos, mayormente es frecuentado por parejas o lunamieleros. Aquí puedes usar tanta, o tan poca ropa como quieras. Este hotel frente al mar ofrece un excelente servicio a la habitación, comida y masajes, todo en la comodidad y privacidad de tu cuarto. Asimismo ofrece toda una variedad de actividades, como explorar el arrecife de coral en un kayak o esnorqueleando.

Finalmente, a solo 3 kilómetros de Tulum, en medio de la jungla tropical frente al mar y con acceso directo a la playa, se encuentra Cabañas Copal, un lugar apartado de las multitudes, enclavado en un escenario ecológico, perfecto para un fin de semana romántico donde el uso de ropa es opcional.

Ambos sitios se unene por un pasillo lleno de vegetación sin necesidad de tomar la carretera; por lo que quienes se hospedan en Azulik pueden visitarCabañas Copal para comer y beber en sus instalaciones.

En realidad hasta el día de hoy no hay muchos hoteles nudistas en México, esto se debe a que la desnudez siempre se relaciona con el sexo o el exhibicionismo, prácticas nada bien vistas. Hace no mucho tiempo, una amiga me comentaba que en Alemania el nudismo y el sexo son dos tópicos completamente diferentes. En ese país hay grupos de amigos y familias que practican todo tipo de actividades en la naturaleza al desnudo, desde salir a caminar por las montañas usando solamente un par de botas, arreglar el jardín, o salir a correr usando solamente un calcetín, allá se considera legal mostrar tu cuerpo mientras no molestes a los demás.

Aunque creo que una actitud similar a la alemana tomará mucho tiempo en ser adoptada por México, sí creo que estamos acercándonos poco a poco a ser una cultura más abierta; prueba de ello son las fotografías que Spencer Tunick tomó hace poco en la ciudad de México, por lo que es probable que al pasar los años, la desnudez sea más tolerada y practicada a lo largo de la república. Mientras tanto, yo pienso poner mi granito de arena, y la próxima vez que el calor esté a todo lo que da, sin pensarlo iré a visitar uno de estos interesantes y refrescantes resorts para broncearme au naturel.

¿Te gustaría conocer un hotel nudista?

Las fotos son cortesía del hotel Hidden Beach Resort.