Visita los pueblos mágicos de Jalisco: Ajijic

A sólo 45 minutos de Guadalajara, a orillas del Lago de Chapala, se yergue apacible y hermoso el pequeño Ajijic, uno de los pueblos mágicos de Jalisco.

El Lago de Chapala

El Lago de Chapala es el más grande de México pero sus paisajes y clima son su mayor patrimonio. Mexicanos y extranjeros se han decantado por este destino para tener propiedades como segunda residencia y pasar aquí sus días de asueto y veranos, o en algunos casos para establecer sus viviendas de retiro.

A esta reserva natural emigran gran cantidad de aves, lo que sin duda contribuye a las pinceladas coloristas de sus paisajes. Su fauna endémica es también nutrida y su flora semi tropical es de brillantes y exuberantes colores. Los atardeceres y amaneceres en este cuerpo de agua son idílicos, la gente encuentra siempre el lugar propicio para su ritual místico de observación y recepción de los primeros o últimos rayos de sol.

Entre los principales atractivos de la zona están las innumerables actividades al aire libre que se pueden realizar, como por ejemplo el esquí acuático, los paseos en lancha, la pesca deportiva, el paracaidismo, el parapente, los paseos a caballo, las excursiones organizadas a la montaña, o el ciclismo de montaña.

Además la región cuenta con dos espléndidos campos de golf y varias canchas y clubes de tenis. Los balnearios de aguas termales son también tesoros de la región. Hay varios lugares para beneficiarse de estos baños terapéuticos, el más conocido está en la comarca de San Juan, muy cerca del lago.

El Pueblo Mágico de Ajijic

Ajijic es un pueblo típico mexicano que ha conservado todos los acentos que lo hacen único: sus fachadas de colores bien acicaladas con cascadas de buganvilias, sus plazoletas bien sombreadas con viejos árboles que han crecido hasta el infinito, su Plaza Principal que es un oasis de verdor, sus callejones pétreos con hermosas vistas al lago, y su pequeña iglesia de piedra con un atrio de ordenadas jardineras.

Mientras caminas también podrás apreciar sus tiendas de artesanías finas y coloridas de fachadas sugerentes, sus viejas casonas de piedra y adobe con sus exuberantes patios interiores, sus joyerías con diseños de vanguardia, sus tiendas de ropa y regalos con excelsos diseños mexicanos de autor y sus galerías de arte siempre con exposiciones temporales y nutrida asistencia.

Para deleitar el paladar tendrás sus restaurantes de cocina nacional e internacional de primer nivel, sus coquetas y elegantes cafeterías con terrazas que ven al lago, y sus bares sofisticados con música atmosférica de buen gusto.

Ajijic y la cultura

La constante migración sin duda ha contribuido para que la comunidad tenga hoy una vida cultural por demás rica y sofisticada. Son numerosos los grupos sociales y clubes de beneficencia activos en la zona ocupados en difundir la cultura en todas sus expresiones.

Prácticamente todos los fines de semana hay actividades para todos los públicos: conciertos al aire libre o en alguno de los bares del pueblo; exhibiciones de pintura en galerías y lugares abiertos como plazas o callejones, y talleres o clases de pintura, fotografía, escultura, artesanías, música e idiomas.

Muy cerca se encuentran, por supuesto, expresiones muy nuestras como los Festivales de Mariachi y las tradicionales charreadas. Basta desplazarse un poco hacia la ciudad de Guadalajara.

Donde comer

Ajijic tiene una gran variedad de buenos lugares donde degustar la gastronomía mexicana e internacional. Los restaurantes no son caros y tiene muy buena calidad y servicio.

Algunos de los más recomendables son: Ajijic Tango, con unos cortes argentinos inolvidables; el restaurante Hacienda del Lago tiene platillos mexicanos espléndidos porque las carnes asadas y sus ensaladas son estupendas; el Restaurante Tabarka tiene una paella negra de recuerdo perenne; el Mesón Don Quijote presume una comida española de primer nivel, ya que sus calamares y pescados a la plancha son suculentos; y el Restaurante Monte Cristo sirve el mejor cordero shanks de la región.

En fin, Ajijic es la joya de la corona del Lago de Chapala, los escenarios naturales y el pueblo son maravillosos, y además lo tienes a “tiro de piedra” de Guadalajara. Así que en tu próximo viaje a la Perla Tapatía no dudes ni un momento en acercarte a este idílico Pueblo Mágico porque quedarás encantado. Consulta a tu agencia de viajes PriceTravel para reservar tus boletos de autobús y deja que los expertos se encarguen de todos los detalles de tu paseo. Muy buen viaje.