Cruceros con niños pequeños

Planear vacaciones para toda la familia no es fácil, pero ¿has pensado en la posibilidad de tomar alguno de los distintos cruceros con niños pequeños? Quienes han experimentado esta forma de viajar con amigos o con su pareja al siguiente año lo proponen a su familia. Esto es así porque descubren que es un espacio diseñado para todos y dejaron de lado el preconcepto de que un crucero era sólo para gente mayor, ya que la oferta es amplia y adaptada a cada edad.

Hace un tiempo, el promedio de edad de los niños cruceristas solía ser mayor a 5 años pero en la actualidad los padres se están animando a llevar a sus bebés en los cruceros porque consideran que son lugares seguros y con grandes oportunidades de pasar mucho tiempo juntos.

Este crecimiento del número de parejas con bebés ha hecho que las compañías presten más atención a este tipo de clientes y hasta diseñen programas especiales para ellos.

Precauciones son soluciones

Eso sí, si estás decidido a viajar con tu bebé, antes de subirte abordo lo mejor será tomar algunos recaudos. Así te ahorrarás problemas y ganarás en tranquilidad.

Casi como regla general, la edad mínima es de 6 meses para cruceros regulares y de 12 meses para travesías transatlánticas o viajes más largos.

Aunque muchas compañías estarán dispuestas a darte todo lo que necesites, es recomendable que lleves tú mismo todos los utensilios que tu bebé necesita. Y todo incluye también las comidas especiales, los biberones, los pañales y su carrito o practi-cuna. Insistimos, puedes encontrar que algunas empresas te ofrezcan cunas y hasta niñeras, sólo tienes que consultarlo antes de cerrar tu contrato.

Cuando elijas camarote, intenta que sea lo más grande que tu presupuesto lo permita, porque un bebé carga con gran cantidad de elementos, juguetes y diversos vehículos de carga. Podría contar con un balcón para poder salir a mirar el paisaje mientras el niño duerme y no quieres alejarte. No te olvides de averiguar si posee ducha o bañera, ya que ésta es mucho más cómoda para bañar al niño.

Al elegir el itinerario comprueba si las escalas que irá cubriendo son accesibles para que desciendas con tu carrito. En muchos puertos el desembarco se hace con botes de transporte, que se tornan poco prácticos para ti y para el bebé. Busca destinos que tengan estas bajadas a puerto más cómodas para todos.

Pensando en ti y tu familia 

Aquí te resumimos algunas iniciativas de las mayores compañías de cruceros para que tengas presente al momento de elegir.

Royal Caribbean: propone un programa llamado “Royal babies” para bebés de entre 6 y 8 meses. Oasis of the Seas tiene una guardería diferenciada por edades y a partir de los 6 meses con un costo extra.

Cruceros Costa: te facilita bañera, cuna, carrito y presta servicio de niñera por las noches, entre las once y la una de la mañana.

Carnival Cruises: ofrece programas para menores a partir de los 2 años. Si son más chiquititos deberán estar supervisados y bajo la responsabilidad de sus papis.

Celebrity Cruises: te brinda servicio de niñeras avisando un día antes y también utensilios adaptados.

MSC Cruceros: no tiene ninguna regla a la hora de embarcar con bebés pero todos los menores siempre deberán estar acompañados por mayores. Los programas para niños comienzan a los 3 años de edad.

Norwegian Cruise: tiene programas infantiles desde los 2 años. Si necesitas niñera, el precio es extra y por hora.

Pullmantur: orienta sus actividades a partir de los 3 años.

Una última recomendación: pon atención al servicio médico de abordo. Todos los barcos poseen cobertura sanitaria, y algunos hasta con instalaciones médicas de alta complejidad. Pero, para quedarte tranquilo, consulta antes por el barco que has elegido. Igualmente, no dejes de llevar la medicación que le das a tu bebé regularmente o en casos de que lo necesite. Evitarás dolores de cabeza y momentos de ansiedad. Ahora sí, carga el biberón, colócate el bloqueador solar y, ¡a disfrutar!