Cruceros en el Pacífico, de Vancouver a San Francisco

Entre la oferta de cruceros en el Pacífico, la compañía Norwegian Cruise Line cuenta con un viaje de tres noches desde el puerto de Vancouver hasta San Francisco que se convierte en una aventura de postales maravillosas y destinos memorables. El periplo también incluye el puerto de Astoria, en Oregón, que tampoco tiene desperdicio.

Los cruceros de Norwegian

Los cruceros de esta empresa son de los más modernos y confortables del mundo porque sus instalaciones, servicio y amenidades son de primer nivel.

El lujo de sus restaurantes, discotecas, áreas de spa, albercas, boutiques, salones de eventos, y elegantes camarotes son a la medida de los viajeros más exigentes. Todo esto sin olvidar los aspectos fundamentales, como los espectáculos nocturnos, los casinos, y las famosas fiestas temáticas, pensadas y diseñadas para los pasajeros de todas las edades.

Zarpar desde Vancouver

Localizada en la Columbia Británica, en la costa del Pacífico, Vancouver es una de las ciudades más atractivas y cosmopolitas de Canadá.

Por supuesto que no podrás desaprovechar la oportunidad de conocer sus lugares más icónicos, para lo cual conviene que tomes algunos días antes de tu salida en el crucero.

La región combina la modernidad de la ciudad con una naturaleza incomparable, además de que las espectaculares montañas de Whistler y la bella Victoria, capital de la provincia, están a “tiro de piedra”. Sólo tendrás que tomar un ferry y en menos de una hora estarás instalado en estos dos destinos de visita obligada.

En Vancouver, el Barrio Chino no tiene desperdicio porque callejear por sus tiendas y restaurantes es muy divertido. Gastown, que es el barrio antiguo, ofrece museos y monumentos por demás emblemáticos.

Para las compras, en la Isla de Granville y el mercado de Richmond se encuentran las mejores tiendas de marca y souvenirs de la zona. También resultan de visitas imprescindibles el famoso Puente Suspendido de Capilano, que regala postales excepcionales, y el Inner Harbour, que te dará la inédita oportunidad de observar las orcas y ballenas a unos cuantos metros de distancia.

En Victoria, los jardines de Butchart son espectaculares, y Whistler ostenta las mejores estaciones de esquí de todo Norteamérica, además de senderos y paseos inolvidables.

Después de tu reconocimiento por Vancouver y sus alrededores estarás listo para zarpar hacia el sur del continente.

Un pequeña visita de Astoria.

En tu segundo día llegarás al bello puerto de Astoria, en el estado de Oregón, ya en la costa de Estados Unidos. El crucero sólo permanecerá un promedio de siete horas, tiempo suficiente para que conozcas y atisbes los puntos de mayor interés del lugar.

Por ejemplo, no podrás perderte las visitas de la emblemática columna de Astoria, que es el principal símbolo de la ciudad, o el Astoria-Megler Bridge, una espectacular obra de ingeniería que regala vistas espectaculares.

También encontrarás los agradables paseos por el Riverwalk y el Lightship Columbia, que es un barco histórico donde podrás ilustrarte sobre el devenir histórico de la región.

La portentosa obra del Maritime Memorial también te acercará a la historia del río Columbia, además de que el puerto tiene sus tiendas, centros comerciales y restaurantes en los callejones aledaños para los aficionados a las compras y a la buena gastronomía. Aquí te recomiendo el Bowpicker Fish & Chips, el cual ofrece los mejores pescados y mariscos de la zona.

La llegada a San Francisco

No cabe la menor duda de que tendrás que regalarte algunos días en San Francisco. Si California tiene un lugar atractivo es definitivamente este, a pesar de que las opciones de destinos en este estado de la Unión Americana no son pocos.

De hecho, desde San Francisco te podrías escapar al impresionante bosque de Yosemite Park, con su secuoyas espectaculares, o a la portentosa costa de Big Sur, con sus acantilados de fastuosa belleza. También podrías ir al pequeño y romántico pueblo de Carmel en la costa o a la histórica ciudad de Monterey. En fin, las opciones son infinitas.

Pero ya que estás en la ciudad de San Francisco, no podrás perderte la oportunidad de tomarte una deliciosa clam chowder (sopa de almeja) en el hermoso Fisherman’s Wharf, y de allí tomar el famoso tranvía hasta la zona de Telegraph Canyon con las mejores vistas de la ciudad.

Tampoco podrás omitir las visitas al famoso puente del Golden Gate, el ineludible barrio de Castro con sus espléndidas casas victorianas y su ambiente de terrazas y restaurantes repletos. Qué decir de la Isla de Alcatraz, con sus historias legendarias, o del Chinatown, que basta decir que es, simplemente, el más interesante barrio chino del continente y con la mayor concentración de chinos fuera de su país.

La mítica esquina de Haight Ashbury, con sus rumores sesenteros, boutiques y restaurantes famosos, es también imprescindible, al igual que calle de Lombard Street, la más sinuosa y bella de la ciudad, y la cual ofrece las mejores postales sobre la bahía. Finalmente, en el Pier 39, en el puerto, encontrarás uno de los mejores ambientes de San Francisco por sus múltiples opciones de entretenimiento, boutiques de todo tipo, y restaurantes y bares siempre frecuentados y divertidos.

En fin, este crucero por el Pacífico norte de nuestro continente ofrece algunos de los destinos más atractivos, además los paisajes que regala el trayecto son un portento. No tengas la menor duda de que este crucero de Norwegian es de los más interesantes que ofrecen las compañías de cruceros. Consulta a tu agencia de viajes PriceTravel, que es finalmente experta en el tema, y deja que se encargue de todos los detalles para tu próximo crucero. Puedes tener la seguridad de que estarás en las mejores manos. Muy buen viaje.