El dique Cabra Corral: sitio ideal para el bungee

En el norte de Argentina, a 85 km de la capital de la provincia de Salta, está el dique Cabra Corral, la mayor reserva hidroeléctrica del noroeste argentino, un lugar idóneo para los deportes extremos.

Tal vez el más extremo de los deportes extremos sea el bungee jumping. ¿O acaso hay algo más adrenalínico que arrojarse al vacío sujetado por los pies? El dique Cabra Corral es el lugar preferido por los salteños durante los fines de semana, pues se puede saltar en bungee jumping desde el puente hacia el dique.

Pero también es el mejor sitio para los amantes de los deportes acuáticos, quienes podrán practicar navegación a vela, pesca, esquí acuático, moto de agua y rafting. Y si les queda energía, en los cerros de los alrededores se puede hacer escalada, senderismo o cabalgatas.

Historia

El origen de su nombre tiene su historia. La empresa encargada de hacer el relevamiento topográfico previo a la construcción de la represa era norteamericana y, en lugar de llamar al sitio por su nombre original “corral de cabras”, escribían en sus carpetas “cabra corral”. Hoy, la represa formó un lago de 115 kilómetros cuadrados. Desde hace unos años, en una de sus columnas de 93 metros de altura, se practica este deporte extremo. El salto al vacío, sujeto de los pies con una banda elástica, a las aguas del río, es realizado por decenas de personas cada sábado y domingo, por lo que podrás observarlo unas cuantas veces antes de decidirte a hacerlo.

Una opción acuática

Pero si no te animas, puedes decidirte por hacer algo más tranquilo, pero emocionante. Aguas abajo del dique, nace el río Juramento, donde podrás practicar rafting. Las balsas de goma parten en un pequeño muelle junto a la vegetación y son escoltadas por dos instructores en kayak. Todos, con sus cascos y chalecos salvavidas, seguirán las instrucciones del guía cuando indique “izquierda”, “derecha”, o “remos arriba”. En el tramo final del río, si las aguas lo permiten, el guía autoriza a lanzarse al agua y seguir bajando el río flotando. La única condición es que debes colocar los pies hacia adelante y dejar que el agua te arrastre suavemente.

Para reponer energías

Después del salto en el puente y del rafting en el Juramento, tendrás apetito. Nada mejor que probar un buen pejerrey a la parrilla con limón en alguno de los restaurantes cerca del puente o, si te animas, pescarlo y llevarlo para que te lo preparen.

En la Argentina, llaman a la provincia, Salta, la linda. Viaja y comprueba que su nombre le hace justicia.