Los deportes extremos en Perú: la selva amazónica peruana

Los deportes extremos en Perú son una aventura excepcional, y las excursiones y expediciones en la exótica selva amazónica peruana son la mejor forma de turismo para los amantes de la naturaleza. El Río Amazonas es de las regiones más vírgenes e inexploradas de la geografía peruana; una joya para los más avezados caminantes y exploradores. El reto que significa acceder a muchos de los parajes más impresionantes de la selva peruana es la cereza en el pastel en lo que a experiencias extremas se refiere.

Los senderos de la selva guardan celosamente los portentos naturales de belleza excepcional: ríos caudalosos e impolutos, cascadas excepcionales y bosques tropicales que conservan intacta su flora y fauna endémica. Algunos de los lugares más recomendables para asomarse a esta riqueza excepcional son los siguientes.

Parque Nacional del Manu

Con más de 2 millones de hectáreas y diversos ecosistemas, que van desde los bosques de nubes, hasta las selvas bajas tropicales, el Parque Nacional del Manu es un tesoro para naturalistas y los más exigentes ecoturistas. La biodiversidad de la zona es extraordinaria. Entre su fauna destacan monos, felinos, serpientes y aves de todo plumaje. Igualmente, la variedad y cantidad de orquídeas es de las más extraordinarias del mundo.

Los senderos para las expediciones y excursiones están muy bien señalados, y el parque cuenta con todas las facilidades de guías, hospedajes rústicos y comedores excelentes. El lugar también permite actividades extremas, como la escalada y el rappel. Del mismo modo, ostenta atractivas rutas para la bicicleta de montaña.

Tambopata

En el río del mismo nombre, muy cerca de la desembocadura con el río Madre de Dios, justo en la Ciudad de Maldonado, Tambopata es un lugar maravilloso para el ecoturismo. La diversidad de flora y fauna es excepcional, y se pueden tomar tours para la observación de aves y de fauna silvestre. Ahí encontrarás lugares increíbles, como la Colpa de Guacamayos, en el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, y la Reserva Natural de Tembopata-Candamo, en el Lago Sandoval. El acercamiento con las guacamayas, con los diversos simios que pueblan las copas de los árboles, los felinos sigilosos, las garzas blancas en los lagos y, en general, el mundo animal de Tambopata, es verdaderamente una experiencia inolvidable en el corazón del Amazonas.

Iquitos

Lla Ciudad de Iquitos es la más grande en la selva amazónica peruana. Aquí puedes encontrar puntos de interés como la fabulosa Casa de Hierro del arquitecto Gustave Eiffel, el mismo de la torre parisina, considerada como la Perla del Amazonas a principios del siglo pasado. Desde aquí, se pueden realizar excursiones fantásticas a distintos puntos exuberantes de la selva amazónica.

A orillas de los ríos Itaya, Nanay, Momón y Amazonas podrás vivir el fantástico encuentro con el mítico delfín rosado, cuya sola presencia justifica con creces cualquier expedición. En esta misma zona, el Parque Nacional Pacaya Samiria es de visita obligada; sus fascinantes paisajes de selva virgen son de recuerdo perenne. Anímate a practicar las diferentes rutas de senderismo y los demás deportes extremos que te encontrarás en este lugar.

En fin, la selva amazónica peruana es uno de los lugares más excéntricos e interesantes para los amantes de la naturaleza, de la aventura y de los deportes extremos. Regálate sensaciones inolvidables y aventúrate en el Amazonas con sus exóticos acentos. Después de esta experiencia, tu vida nunca volverá a ser igual. Muy buen viaje.