Ecoturismo en el Nevado de Toluca y los portentos de la naturaleza

El ecoturismo en el Nevado de Toluca, y los portentos de la naturaleza que en él habitan, son una celebración para los amantes de la aventura y las expediciones con adrenalina. Aprovecha y escápate al llamado Xinantécatl, un volcán extinto de más de 4500 metros de altura que regala senderos, cerros y picos para la práctica de deportes extremos y de paseos inolvidables.

La naturaleza fue pródiga en esta región del país. El Parque Nacional del Nevado de Toluca, con sus más de 50 000 hectáreas de superficie, ostenta una exuberante y diversa vegetación. Encinos, pinos, abetos y cedros visten los cerros del parque, acompañados de coyotes, reptiles diversos, tlacuaches, conejos, liebres, y aves que habitan las cuevas, senderos y resquicios, y pasean por las dos espectaculares lagunas: la del Sol y de la Luna, que enaltecen el paisaje.

La subida al cráter del volcán es la “cereza del pastel”, pero existen muchos otros senderos que puedes recorrer a pie, a caballo o en bicicleta de montaña. Estos te llevarán a cumbres y picos maravillosos, como el Cerro Cacalotepec, el Volcán Gordo, y los Cerros la Calera y San Antonio, todos con más de 3500 metros de altura, te impactarán. De igual manera, frente al Lago del Sol de tonos verdosos, se yerguen majestuosos los Picos del Águila y el Capitán.

La zona es ideal para la práctica del campismo, la caminata, la expedición y la bicicleta de montaña. El Pico del Águila y el cráter del volcán son ideales para el alpinismo, y en las lagunas puedes pescar trucha e, incluso, bucear, aunque, claro, debes hacerlo con tu traje de neopreno. Además, existen áreas con asadores, ideales para pasar espléndidos días de campo. Finalmente, el parque cuenta con albergues, refugios alpinos y posadas familiares perfectamente acondicionados para pasar la noche.

En invierno, los picos nevados son espectaculares. Es sin duda la mejor época para disfrutar de paisajes idílicos y conviene ir bien abrigados y con la indumentaria pertinente para las largas caminatas. Desde la Ciudad de Toluca, necesitarás de menos de una hora para acceder en tu automóvil  a la caseta de Los Venados, donde podrás dejar tu vehículo para iniciar tu aventura por los senderos que desde aquí inician.

Pues ya lo sabes: si quieres aventura y emociones, el Nevado de Toluca te espera. Puedes estar seguro que tendrás una experiencia inolvidable que puedes realizar con toda la familia. Que tengas un muy buen viaje.