Ecoturismo y aventura en el Monasterio de Piedra, España

En España existen escenarios majestuosos para explorar el ecoturismo y un ejemplo es el Monasterio de Piedra, cerca de la ciudad de Zaragoza, en la Comunidad Autónoma de Aragón, considerado como uno de los rincones naturales más extraordinarios del país.

El Parque Natural del Monasterio de Piedra es un tesoro celosamente cuidado y cobijado por los aragoneses. Desde hace más de un siglo este espacio natural ha sido venerado por generaciones que se han dado cuenta de la importancia de conservar intacto el portento natural que regala postales de inaudita belleza.

El Parque Natural

La experiencia de recorrer los parajes y caminos del parque es, sin duda, gratificante. Durante el trayecto van apareciendo sorpresivamente enigmáticas grutas de formas caprichosas y caídas de agua que se deslizan por montículos de piedra provistos de suaves mantos de musgos y helechos.

Las sombras de enormes árboles centenarios acompañan el trayecto, que siempre tiene remansos para hacer un alto en el camino y disfrutar a lontananza de vistas fastuosas.

El río Piedra es el actor principal en este escenario generoso porque se regodea mostrando sus virtudes insólitas conforme uno va avanzando.

Desde el mirador de la Cola de Caballo se tiene, primero, un previo acercamiento a una de las escenografías más exóticas. Por la parte de atrás, la cascada, que tiene una caída de más de 90 metros, esconde la increíble Gruta Iris, la cual permite descender por las entrañas del cuerpo de agua en un ejercicio inaudito de vistas y sensaciones inimaginables.

Más adelante aparece en escena la fastuosa Peña del Diablo con sus picachos desnudos y soberbios, y, un poco más allá, el Lago del Espejo, con una flora y fauna exuberante, sumerge al caminante en un letargo de recogimiento casi irreal.

Luego vendrán el Baño de Diana, el Lago de los Patos, la Cascada Trinidad, la Cascada Caprichosa, y la Cascada Iris. Un poco más allá aparece la Gruta del Artista y, por una escalera tallada en la roca, se accede al Parque de Pradilla y a la Cascada de los Fresnos.

Finalmente, el Valle Vergel avisa que el recorrido llegó a su termino después de varias horas de una comunión con la naturaleza de pronósticos reservados.

El Monasterio

En la parte alta del parque se yergue imponente el Monasterio de Piedra, que fue erigido en 1194 por los monjes cistercienses venidos del Monasterio de Poblet, en Cataluña.

El gótico primitivo, el gótico renacentista, y el clásico barroco se entrelazan en esta obra majestuosa: los pórticos, la hermosa sala capitular y la rica torre estilo mudéjar valen sin duda la visita.

Además, el edificio alberga una interesante exposición sobre la historia del vino en la región, que, por supuesto, no es un tema menor en esta zona con importantes denominaciones de origen y con una tradición vinícola que se remonta a la época romana.

No menos interesante resulta la exhibición que se presenta en uno de los salones sobre la introducción del chocolate en España. Aquí fue donde los primeros granos de cacao procedentes de México llegaron y los monjes cistercienses se encargaron de las primeras elaboraciones del elixir de origen americano, cuyo consumo se extendería después a todo el continente europeo.

La aves rapaces

Existen en el lugar exhibiciones con aves rapaces que son, sin duda, interesantes: halcones, buitres, búhos, águilas y cóndores son los actores principales en las demostraciones que tienen la finalidad de conocer un poco sobre la vida de estos animales alados.

Por ejemplo, se demuestra su función en la conservación del medio ambiente y en la cadena biológica; sus características morfológicas o sus formas de vuelo. Todas las aves que se presentan son criadas en el lugar, en un centro de cría en cautiverio.

En fin, este lugar natural, en el corazón de Aragón, es uno de los más extraordinarios de toda Europa. En tu próximo viaje a España, si es que eres de los enamorados del ecoturismo, la naturaleza, las aventuras y las experiencias fuertes, acércate al Parque Natural Monasterio de Piedra. Puedes estar seguro que te lo llevarás contigo toda la vida.

Consulta con tu agencia de viajes PriceTravel acerca de los mejores vuelos y paquetes a España para que te regales una “escapadita” a Aragón, una de las grandes desconocidas del país y, por lo mismo, tiene deparadas sorpresas como este portento natural casi inexplorado. Sólo faltas tú. Muy buen viaje.