Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Nahá, en la Selva Lacandona

Existen muchas maneras de conocer cada uno de los rincones de nuestro país, pero si quieres experimentar algo diferente que además te permita adentrarte a las costumbres del lugar, entonces el ecoturismo comunitario es la mejor opción.

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Admira los paisajes de la Selva Lacandona

Unos de los escenarios ideales para hacer este tipo de turismo es la Selva Lacandona, ubicada en el estado de Chiapas. Se caracteriza por su riqueza natural e histórica ya que allí habitan las comunidades más ancestrales y tradicionales de México. Precisamente en la parte norte de la selva se encuentra la más pequeña, Nahá, con una superficie de 3,847 hectáreas en donde habitan aproximadamente 300 lacandones.

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

La Selva Lacandona en Chiapas

El ecoturismo comunitario consiste en convivir con una familia y por supuesto visitar los atractivos naturales del lugar. Asimismo, surge como una alternativa económica de la comunidad para generar ingresos complementarios a las actividades diarias. De este proyecto viven 21 familias lacandonas y con los recursos que se generan se instalan sistemas de tratamientos de aguas residuales, técnicas que les han ayudado a ahorrar y aprovechar el agua de lluvia.

Es importante que sepas que no todas las familias atienden a los visitantes, por lo que al llegar debes informarte cuál de ellas te puede ayudar. Tú puedes decidir cuántos días te quieres quedar con una familia lacandona, entre más tiempo mejor para ellos porque representa una entrada económica.

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Niño lacandón

Tu familia te recibirá con un rito, un culto a sus dioses en el cual les ofrecen copal, comida y una bebida ceremonial. Durante tu estancia puedes ayudar con las tareas diarias como ir a la milpa, hacer los alimentos, visitar a otras familias e incluso observar cómo elaboran sus artesanías. Asimismo, te darán un paseo por los senderos, lagunas, cascadas y otros sitios naturales que no te puedes perder.

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Una de las actividades de los lacandones

Definitivamente, hacer ecoturismo comunitario es una experiencia inolvidable y enriquecedora ya que estás en contacto con la lengua lacandona, hoy en día casi en extinción. Además, te familiarizas con sus costumbres e incluso con su peculiar vestimenta. Los hombres utilizan una túnica blanca que les cae ligeramente debajo de las rodillas, mientras que las mujeres visten un huipil complementado por una falda de colores brillantes.

Haz ecoturismo comunitario en la Selva Lacandona

Vestimenta de una mujer lacandona

Si decides vivir esta aventura te sugiero que consideres algunos tips antes de tu viaje:

  • Llevar pilas y lámpara recargables, bloqueador solar, repelente de insectos, lentes de sol y agua embotellada.
  • Evita empacar pilas alcalinas y cualquier envase desechable de agua o comida, así como aparatos de sonido.
  • Lleva suficiente efectivo porque el lugar no cuenta con cajero automático.

Amigos y familiares que han vivido esta aventura me han dicho que ha sido una de las mejores experiencias de su vida. Sin duda, es algo que se tiene que experimentar algún día para sentirlo y vivirlo. Y tú ¿haz hecho ecoturismo comunitario?

Fotos: © 2016 Todos los derechos reservados por Memo Gálvez