Ceremonia Maya Hanal Pixán: Día de Muertos

“La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera.” José Guadalupe Posada

Apenas comienza Octubre y se puede sentir un cambio spooky en el ambiente. Ya sea que celebres Halloween, Día de Muertos o ambos, las decoraciones de esqueletos, calabazas, telarañas y tumbas abundan en los jardines de los hogares, las flores de cempasúchil irradian de naranja las calles, las calaveritas de azúcar, amaranto y chocolate se manifiestan en los supermercados y donde quiera que vayas sientes que el pan de muerto te persigue constantemente.

Una parte de la mezcla de costumbres y tradiciones que tenemos en nuestro país se debe un poco a la gran influencia de nuestros vecinos del norte. En este caso, festividades como Halloween se han arraigado a nuestra cultura, puesto que sin duda se ha convertido en la favorita de chicos y grandes que sin falta salen disfrazados a pedir dulces cada año. Sin embargo es importante no pasar por alto el Día de Muertos, ya que no solo es una antigua tradición que define a México; es parte de nuestra esencia.

Si buscas salir de la rutina anual durante principios de noviembre y tienes ganas de una nueva experiencia para conmemorar el día de muertos, entonces no te puedes perder la auténtica ceremonia Hanal Pixán o comida de las almas en lengua maya. Esta tradición es una forma muy especial de recordar a los seres queridos que ya fallecieron y la puedes presenciar en la comunidad de Tres Reyes.

Si ya viste la película de Coco entonces ya debes estar familiarizado con las bases generales del Hanal Pixán.  Las ánimas o almas “tienen permiso” de visitar a sus familiares en el mundo de los vivos del 31 al 2 de noviembre. El primer día es dedicado a los niños, se le conoce como U Hanal Palal, el segundo U Hanal Nucuch Uinicoob dedicado a los adultos y el tercero es el U Hanal Pixanoob o “misa pixán” durante el cual se realiza una misa dedicada a las ánimas usualmente en el cementerio de la comunidad.

Como parte principal de la ceremonia se debe montar un altar, de preferencia que se encuentre cerca de las sepulturas de los difuntos. Posteriormente se decora con velas, flores de xpujuc o cempasúchil y se colocan fotografías de las personas fallecidas. Asimismo se deben montar los alimentos típicos de temporada, entre ellos atole, mucbipollo o pib, ensalada xec que significa revuelto en maya y que lleva naranjas, mandarinas, jícamas y chile piquín, dulces típicos (papaya, coco, pepita), tamales de x´pelón, pan de muerto, vaporcitos y más.

Anímate a experimentar esta espiritual aventura en el tour Ceremonia Hanal Pixán y Cobá. Visitarás la Zona Arqueológica de Cobá donde recorres caminos ocultos en la selva que te llevarán directo al templo con mayor altitud en la zona llamado Nohoch Mul, desde la cima puedes disfrutar de vistas increíbles, así que debes tener preparada tu cámara para capturar los mejores momentos.

Por otro lado, al adentrarte en la comunidad maya de Tres Reyes quedarás empapado por completo de esta mística ceremonia entre vivos y muertos. Tendrás acceso al cementerio de la comunidad y podrás apreciar la exposición de los altares de las familias en su máximo esplendor. Finalmente presenciarás la ceremonia en el Cenote de la Vida bajo las estrellas, donde te cargarás de nueva energía y entrarás en contacto con la cultura maya como nunca lo habías hecho. Por supuesto debes llevar listo tu apetito feroz, ya que durante la cena probarás una variedad de platillos típicos y artesanales, lo más seguro es que no puedas parar de comer.

Así que ya estas enterado, este día de muertos no te niegues la oportunidad de participar en el Hanal Pixán, no solo entrarás en contacto con tus raíces mexicanas, también descubrirás un enfoque distinto de la muerte, que nuestros seres queridos nunca nos dejan por completo y merecen ser recordados una vez al año con respeto y cariño para que no desaparezcan en el olvido.