Cinco hoteles flotantes en el mundo

Descubre cinco hoteles flotantes en el mundo, tres de los cuales son barcos históricos totalmente remodelados que te llevarán al pasado tan pronto como pongas un pie a bordo. La opción perfecta para aquellos viajeros buscando una opción de hospedaje original y con la mejor vista posible. 

Delta King

El Delta King es un barco de vapor de 87 metros de largo que fue originalmente construido en Glasgow, Escocia, y Stockton, California. El Delta King y su gemelo, el Delta Queen, navegaron la ruta San Francisco – Sacramento por 13 años, hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando pasaron a ser barracas flotantes, hospitales barco y transporte de tropas. En actualidad, gracias a un arduo trabajo de restauración, el Delta King ha recuperado su esplendor y ofrece 44 espaciosas habitaciones, un restaurante galardonado, cenas de misterio, un teatro, instalaciones para conferencias y una escuela vinícola. El barco se encuentra atracado en Old Sacramento, California. Resérvalo aquí.

Queen Mary

Vive el glamour de una travesía transatlántica estilo 1930 en el Queen Mary, más grande y magnífico que el Titanic. Este trasatlántico, ahora atracado en Long Beach, sirvió como crucero Art Deco para la compañía Cunard hasta 1967, y como transporte de tropas durante la Segunda Guerra Mundial. El Queen Mary es mucho más que un hotel barco; hay actividades que van desde sesiones espiritistas y tours paranormales, hasta un museo con artículos de la Princesa Diana y la Familia Real Británica, y visitas a la sala de torpedos. Si no deseas pasar la noche a bordo, el barco está abierto al público para visitas guiadas.

Yankee Ferry

Originalmente construido en 1907 para los recién llegados a Isla Ellis, el Yankee Ferry es ahora un alojamiento estilo shabby chic atracado en el río Hudson. La transformación fue realizada por los artistas Victoria y Richard Mackenzie-Childs, cuyas obras de arte se pueden apreciar dentro de este barco con cinco dormitorios.

Salt & Still

Salt & Sill fue el primer hotel flotante de Suecia y se compone de seis casas de pisos construidas sobre pontones en las aguas del estrecho de Skagerrak. Algunas de las habitaciones tienen escaleras para que puedas meter los pies en el agua. El techo del hotel es una terraza para tomar el sol, y adicionalmente, a un lado del hotel hay un catamarán con un sauna flotante.

King Pacific Lodge

Eterno ganador de los premios Reader’s Choice de la revista Condé Nast Traveler, es un hotel flotante construido sobre una antigua barcaza de la Marina de los Estados Unidos, ubicado en Stevenson, BC, Canadá. El único medio de acceso a este hotel ideal para amantes de la pesca, es por agua o aire, y para este efecto, el hotel ofrece transportación redonda desde Vancouver en aeroplano. Las habitaciones pueden tener vista al mar o al Bosque del Gran Oso.

¿Alguno de estos hoteles llama tu atención? No dejes de darnos tu opinión en la sección de comentarios.