Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

“En el mar la vida es diferente. No está hecha de horas, sino de momentos. Se vive según las corrientes, las mareas, siguiendo el sol”, Sandy Gingras

Vivir en Cancún puede ser complicado, ya que nuestras playas y destinos cercanos como Tulum, Playa del Carmen o Bacalar, son un constante recordatorio de que en vez de estar disfrutando del paraíso, tenemos que trabajar. Por esta y otras razones, cuando podemos ser turistas en nuestra tierra, lo aprovechamos al máximo.

El fin de semana tuve la oportunidad de hospedarme en el Hotel Emporio Cancún, y desde el momento de mi llegada al lobby quedé maravillada con la atención del personal y la calidez que brindan durante la bienvenida. Al realizar check-in me recibieron con relajantes aromas que llenan el ambiente, mientras me daban una breve explicación de cada una de áreas del hotel, para luego llevarme a mi habitación.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El nivel de lujo y confort es evidente en su decoración y equipamiento.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El baño cuenta con amenidades artesanales y hechas en México; contienen esencias aromáticas e ingredientes naturales como miel, propóleo maya, romero, avena y flor de naranjo para el cuidado personal.

 

Quedo cautivada por completo con la habitación. El nivel de lujo y confort es evidente en su decoración y equipamiento. Uno de los detalles que más llaman mi atención, además de la asombrosa bañera, son las amenidades de baño, artesanales y hechas en México; contienen esencias aromáticas e ingredientes naturales como miel, propóleo maya, romero, avena y flor de naranjo para el cuidado personal. Sin embargo, mi parte favorita es la imponente vista desde el balcón, desde el que puedo apreciar la gama de tonos azul turquesa del Mar Caribe. Simplemente te quita el aliento y  deseas sumergirte en su tibieza.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Desde el balcón de la habitación se puede apreciar la gama de tonos azul turquesa del Mar Caribe y las instalaciones del hotel.

 

Debido a su reciente remodelación, el hotel ha pasado por cambios significativos para mejorar la calidad de sus instalaciones y ofrecer mayores beneficios a sus huéspedes. Hasta el momento se han remodelado 204 habitaciones. Además, en el transcurso de este año se construirán dos restaurantes frente al mar.

Condimento, con sazón playero

Emporio Cancún cuenta con dos excelentes restaurantes: Condimento, el cual ofrece comida internacional tipo buffet para desayunos, almuerzos y cenas con un menú distinto todos los días, lo que permite que te adentres a una aventura gastronómica durante tu estancia; y Bacoli de especialidad Italiana, disponible para cenas con previa reservación.

Al llegar a Condimento quedo gratamente sorprendida con la atención de su personal quienes te reciben amablemente haciendo que te sientas muy especial. El aroma de comida asiática, que es el tema del día, logra transportarme a un paseo gourmet con sus variados y deliciosos platos. Además, la vista a la piscina completa la experiencia sensorial.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El Restaurante Condimento, ofrece comida internacional tipo buffet para desayunos, almuerzos y cenas con un menú distinto todos los días.

 

Instalaciones que enamoran

Un breve recorrido por el hotel me permite descubrir el resto de las instalaciones y servicios que hacen de Emporio Cancún un lugar ideal para familias, parejas e incluso empresarios,  ya que también se pueden organizar eventos y convenciones.

La piscina para los pequeños tiene un enorme barco pirata con toboganes y juegos que aseguran diversión infinita, y también el club de niños “Piruetas” está disponible todos los días con juegos y actividades. Asimismo, cuenta con gimnasio para los amantes del deporte, un deli market que ofrece café, baguettes y pan dulce y un minisúper.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El deli market ofrece café, baguettes y pan dulce.

 

El salón de convenciones “El Rey”, llamado así en honor a la zona arqueológica cercana al hotel, tiene capacidad para 900 personas en montaje tipo auditorio y es ideal para sesiones de trabajo, conferencias, bodas y otros eventos sociales.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Foyer del salón de convenciones.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

La terraza del salón de convenciones tiene vista a la laguna.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Vista de montaje en mesa rusa.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El salón de convenciones “El Rey” tiene capacidad para 900 personas en montaje tipo auditorio.

 

Sol, arena, balinesas y mar

Antes del atardecer, la playa en todo su esplendor es hipnotizante. No queda más que ceder ante su encanto y  bajar a disfrutar de un merecido chapuzón.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

La playa cuenta con camas de playa plegables, palapas y camas balinesas que se encuentran alineadas a lo largo de los arenales.

 

La extensa playa de Emporio Cancún es uno de sus más preciados atributos, ya que no solo permite que los huéspedes disfruten de actividades como voleibol playero, sino que también es el escenario ideal para bodas y ceremonias.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Montaje en la playa para bodas y ceremonias.

 

Cuenta con camas de playa plegables, palapas y  camas balinesas que se encuentran alineadas a lo largo de los arenales y no tienen cargo adicional si estas hospedado en plan todo incluido. Por otro lado, en el plan europeo tienen un cargo de $20.00 USD, los cuales son acreditables en alimentos o bebidas.  El área de las piscinas también cuenta con camas y camastros.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Las camas balinesas no tienen cargo adicional si estás hospedado en plan todo incluido.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El área de las piscinas también cuenta con camas y camastros.

 

 El sabor de Italia en Bacoli

Al anochecer,  después de un día lleno de actividades es hora de cenar en Bacoli, restaurante de especialidad Italiana. El lugar es elegante y  su cálida iluminación  es envolvente. Entre las especialidades culinarias destacan el carpaccio de pulpo, las pastas y  las pizzas preparadas en su horno al momento.

Después de revisar detenidamente la carta decido ordenar  el capaccio de pulpo como entrada y  de platillo principal  los medallones de filete con ensalada de arúgula de guarnición.  El sazón de los platillos es único y cada bocado deleita el  paladar.  Cabe destacar que el pan recién horneado que acompaña los alimentos es simplemente exquisito. Pero sin duda alguna mi parte favorita fue el postre de Tiramisú, tan blando  y cremoso que se deshace lentamente en mi boca.  Es la forma perfecta para concluir el día.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El Restaurante Bacoli es elegante y su cálida iluminación es envolvente.

 

Bici Tour, energizante recorrido por la Zona hotelera

Al día siguiente comienzo con el tour en bicicleta, para visitar el mirador en Playa Delfines y pasar frente a la zona arqueológica “El Rey,” ambas locaciones a 2 kilómetros de la propiedad, en un recorrido que dura aproximadamente 40 minutos. Después de pedalear por varios minutos llegamos a Playa Delfines, la cual empieza a llenarse de turistas ansiosos por tomarse fotos en las letras de Cancún. La playa luce espectacular y la vista como siempre cautivadora.

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El mirador en Playa Delfines es un sitio popular para los turistas.

 

Es importante mencionar que por su excelente ubicación en el corazón de la zona hotelera, Emporio Cancún ofrece a sus huéspedes una variedad de sitios de interés a los que pueden desplazarse fácilmente. El centro comercial La Isla shopping village está a 5 kilómetros y para aquellos amantes de la vida nocturna, a 8 kilómetros se encuentra la popular zona de clubs nocturnos como Coco Bongo y Mandala, entre otros.

Al regresar al hotel es hora de un merecido desayuno en Condimento. Es difícil decidirse ya que todos los platillos se ven deliciosos. Los aromas de dulce y salado colisionan en el ambiente. La estación de omelettes y quesadillas es una de las populares, pero sin duda no le gana a la del pan dulce.  Cabe mencionar que todo el pan es horneado al momento y cada 30 minutos el Chef hace sonar la campana que significa que pasará a repartir pan calientito y crujiente.

Museo Maya de Cancún

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

El Museo Maya se encuentra en el kilómetro 16.5 de la Zona Hotelera.

 

Como última actividad visitamos el Museo Maya de Cancún el cual se localiza a dos cuadras del hotel.  Una ventaja para los quintanarroenses es que los domingos  la entrada es gratuita presentando la identificación oficial. La experiencia de caminar en medio de la naturaleza y disfrutar de las ruinas de San Miguelito es única. Además, disfrutas de la vegetación típica de la región y animales como iguanas y aves de distintas especies. El museo se divide en 3 salas de exhibición, en las cuales se pueden apreciar una variedad de reliquias y herramientas de la civilización maya.

 

Emporio Cancún, una renovada experiencia de lujo

Ruinas de San Miguelito.

 

De regreso en el hotel, me preparo para realizar check-out con la satisfacción de haber disfrutado de nuevas experiencias y con las energías recargadas para una nueva semana. En definitiva mi estancia en Emporio Cancún fue extraordinaria, la calidad de sus instalaciones, alimentos y  colaboradores hacen que cada momento sea especial.

Así que si estás planeando tus próximas vacaciones en el Caribe, no dudes en reservar  en el Hotel Emporio Cancún para crear los mejores recuerdos en el paraíso.

Fotos David González