Secrets The Vine Cancún lujo y diversión solo para adultos

“El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza.” Lucio Anneo Séneca

 

Nuevamente me interno en la paradisíaca Zona Hotelera de Cancún, con la misión de develar los secretos de un hotel que tengo una enorme curiosidad de conocer.  Secrets The Vine Cancún ubicado en el kilómetro 14.5, punto realmente estratégico ya que además de ofrecer una playa espectacular, se encuentra a tan solo cinco minutos de La Isla Shopping Village y a diez minutos de la zona de bares y clubs nocturnos.

Al llegar me encuentro con la grandiosa vista de un edificio moderno con grandes ventanales. En la entrada principal me recibe amablemente el joven encargado del valet parking. Después de revisar mi reservación y guardar mi maleta me indica el camino al lobby. Me dirijo a las escaleras de mármol  y me sorprenden con una espumosa champaña de bienvenida y una pequeña toalla, detalle refrescante que mis manos agradecen.

 

Lobby

Mientras disfruto mi bebida quedo gratamente sorprendida con la elegancia del lugar. El ambiente empieza a revelar que la promesa del lujo es una realidad puesto que el mobiliario y la cálida decoración te invitan a sentirte en casa. Puedes disfrutar de la sala y la impresionante chimenea forrada totalmente de piedra que hipnotiza las miradas de todos los huéspedes; te dan ganas de acomodarte en cualquiera de esos confortables sillones frente al fuego y disfrutar de la lectura de un buen libro o de una charla con tu pareja. Al seguir llenando mi mirada con el ambiente del lobby una impresionante cava destaca en la estancia, no solo porque sus puertas de cristal te permiten admirarla y se vuelve parte integral de la sala, sino porque contiene alrededor de 3,000 botellas de todo el mundo listas para complacer al más exigente paladar.

 

Preferred Club lounge

 

Cuando termino mi bebida me conducen al lounge Preferred Club. Nuevamente sigo sorprendida a cada paso. El lounge es simplemente acogedor, bien iluminado y su decoración no desmerece para lo que ha sido destinado y permite a los viajeros que llegan cansados, un pequeño respiro para recibir la llave de su habitación.  Todos los clientes preferentes, pueden esperar cómodamente sentados, con servicio de bebidas y alimentos disponibles durante todo el día, mientras realizan su check-in. Al llegar mi turno, recibo una breve explicación de todos los beneficios, así como las características que distinguen al hotel dentro de su concepto Unlimited Luxury.

Concluyendo con mi registro me guían amablemente a mi suite, la cual me deja sin aliento. Es bastante amplia para dos personas y el mobiliario es confortable y moderno. La decoración es agradable a la vista y gracias a los  ventanales el sol ilumina todos los espacios; sin embargo mi parte favorita es su inmenso balcón que ofrece una vista soberbia tanto de la playa como de la laguna y el resto de la zona hotelera. Si eres amante de los amaneceres y atardeceres este hotel cumplirá con tus deseos.

Junior suite con vista al mar Preferred Club

 

Baño de la suite

 

Vista desde el balcón de la suite

Otro detalle digno de mencionar es el baño, especialmente recomiendo la regadera tipo lluvia que ocupa una buena porción de la habitación, además las amenidades de esencias naturales dejan tu cabello y piel renovada. Una sorpresa tecnológica en todas las habitaciones Preferred Club son las tabletas interactivas en las cuales puedes encontrar un menú que despliega el programa de actividades del día y una serie de servicios que harán de tu estancia un verdadero confort. Y como si no fuera suficiente, el servicio de mayordomo por piso disponible las 24 horas hará de todos tus caprichos una realidad.

Finalizando mi instalación en la suite, mi anfitriona me invita a conocer las instalaciones de la propiedad. Pasamos por el spa que se distingue a la distancia por su delicioso aroma a esencias naturales y relajantes. El ambiente te envuelve y la decoración es una invitación completa a desconectarte. El área de descanso simula un encantador jardín zen que cuenta con  camastros  con vista a la playa.

 

 

 

El  gimnasio logra motivar hasta al más inactivo de sus usuarios gracias  a sus ventanales que harán de tu ejercicio una experiencia diferente por su diseño ya que tienes frente a ti la espectacular vista del mar. El hotel también cuenta con una variedad de bares, el más popular es el Half Time Sports bar que no debes perderte sobre todo para una buena partida en la mesa de billar. Para los paladares más finos, Secrets The Vine Cancún cuenta con siete restaurantes de especialidad y una cafetería con  galletas, postres y pretzels que llenan de aromas  el  ambiente a lo largo del día. En el exterior destacan cuatro elegantes piscinas, frente a la extensa y bella playa con servicio de bar y alimentos, una de ellas con diseño infinity de uso exclusivo para huéspedes del Preferred Club.

 

Market Café – buffet internacional

 

El tiempo se fue volando y cuando concluimos con las instalaciones del hotel es hora de la comida. Decido disfrutar del buffet internacional en el Market Café, disponible para desayunos, comidas y cenas. Cabe destacar que su mobiliario cuenta con sillones confortables que te permiten degustar la deliciosa comida ante la vista del mar. Algo que verdaderamente me encantó fue la presentación de los alimentos, ya que algunos platillos desde ensaladas hasta guarniciones puedes encontrarlos emplatados en porciones que te da la oportunidad de disfrutar, permitiendo una fusión de sentidos, tanto del gusto como de la vista.  Me emociona descubrir pollo tikka masala en el buffet y lo paladeo junto con mi ensalada caprese y guarnición de verduras al vapor. Para cerrar con broche de oro no te puedes perder la oportunidad de saborear la variedad de postres y dulces tentaciones que ofrece el buffet.

Al caer la tarde soy invitada a degustar una cata privada de vinos, evento estrella que distingue a Secrets The Vine. Las catas toman lugar cerca de la cava de vinos y del The Vine Bar. El ambiente del lugar te invita a querer saber más y conectar con la historia de lo que significa la experiencia “sumiller” palabra francesa, que define a la persona especialista en vinos, quien será el encargado de parte del hotel de recomendar que tipo de bebida elegir de acuerdo al plato en cuestión.  La elegancia de la cristalería, y el mobiliario cierran el círculo que promete ser una experiencia inolvidable.

 

 

Ariel Morales, Head Sommelier

 

Me da la bienvenida Ariel Morales, Head Sommelier quien será el responsable de guiarme en esta experiencia gourmet. Yo no tenía idea de lo interesante que puede ser aprender a diferenciar los sabores, cuerpo y calidad de cada uva. Ariel nos fue conduciendo por cada vino, enseñándonos a paladear y utilizar nuestros sentidos. Comenzamos con un vino blanco, El Cielo, CASSIOPEA,  Sauvignon Blanc, cosecha 2017 del Valle de Guadalupe, seguimos con un rosado de Casa Madero, Cabernet Sauvignon del Valle de Parras y terminamos con un tinto Megacero Premium Blend 2016, de Encinillas.  Cada vino es único en sabor y en cada trago es posible distinguir el aroma de las notas y la astringencia término que se utiliza para saber si un vino tiene exceso de taninos y es de sabor amargo o lo contrario. También Ariel nos explicó el arte de maridar el vino con los alimentos y así digerirlos mejor. Si disfrutas del placer de acompañar tu comida con un buen vino y quieres aprender más sobre el tema, no dudes en vivir la experiencia de una cata en el hotel.

Al finalizar mi experiencia vitivinícola me dispongo a descansar disfrutando de una bella puesta de sol en el balcón de mi suite.

 

 

Por la noche el hotel se transforma en luces cálidas, aromas y música en el lobby y yo me encamino después de refrescarme a deleitarme con el último evento preparado en la agenda de este día.

Llego al Bluewater Grill a las 21:00 horas. La hostess me recibe en el elegantísimo restaurante con especialidad en cortes abierto exclusivamente para cenas. Me llevan a mi mesa lista con mantelería y cristalería de calidad y me entregan la carta.  Después de revisar el menú unos minutos decido ordenar como entrada el carpaccio de pulpo y de plato fuerte un suculento salmón a la parrilla con guarnición de alcachofas al parmesano, todo lo acompaño con una copa de vino tinto de la casa.  Mis alimentos superan mis expectativas ya que el sabor y el término son excelentes. Cada bocado fue como un premio para mis papilas gustativas. Y por si no fuera suficiente cedo ante la tentación del menú de postres y  finalizó con un exquisito pay de queso decorado con salsa de fresa.

 

Restaurante Bluewater Grill – parrilla y cortes

 

Saliendo del restaurante  me dirijo al The Vine Lounge, no quería perderme la oportunidad de pasar un rato en los confortables sillones , donde disfruto del ambiente musical y clásico con el Crooner show ideal para relajarme y concluir mi velada.

The Vine Lounge

A la mañana siguiente despierto renovada posterior a un excelente descanso con ganas de no levantarme nunca de la cama, sin embargo puedo ver los destellos del sol por las cortinas oscuras y decido salir al balcón para recibir la brisa marina.  A las 10:00 horas llega mi rico desayuno el cual ordené antes de acostarme en un menú que  se coloca en la puerta de la habitación; otro de los beneficios de hospedarse en Preferred Club. Cómodamente enfundada con mi bata y mis pantuflas puedo llenarme los ojos de la hermosa vista de la playa mientras disfruto mis alimentos.

 

Terminando no me resisto ante la belleza de la playa y me dispongo a broncearme y a retozar un rato con las olas. En verdad la playa es hipnotizante, la arena blanca y libre de sargazo, ofrece camastros con sombrillas en caso de que prefieras no asolearte como iguana; además, el servicio de toallas y bebidas es excelente. Conforme pasan las horas el hotel cobra vida y los huéspedes empiezan a llenar los camastros, las piscinas y a realizar las diferentes actividades que ofrece.

Al medio día me dirijo a conocer la piscina infinity del Preferred Club que sigue sorprendiéndome con el diseño y fusión con el paisaje. La vista es impresionante y te permite ver todo lo que sucede alrededor del hotel.

Otro de los atractivos cercanos a la piscina es el bar que se encarga de ofrecer deliciosas bebidas y cócteles a los huéspedes. La bebida de hoy son unas ricas mimosas. Al mismo tiempo los aromas de la comida abren tu apetito y si deseas seguir disfrutando de la vista y la piscina el restaurante Olio se encuentra disponible para el  almuerzo.

 

Piscina Preferred Club

 

Después de mis actividades acuáticas me dispongo hacer un ligero lunch antes de mi sesión en el Secrets Spa by Pevonia. Gracias a su menú variado puedes cubrir la mayoría de tus antojos. En esta ocasión ordeno un ceviche de camarón y un taco kebab acompañado de un mojito de frutos rojos. El servicio es excelente  y rápido a pesar de la gran afluencia de hambrientos comensales deseosos de ser atendidos para seguir sus actividades, sin embargo  los meseros y bartenders siempre están dispuestos a iniciar una conversación o recomendar una bebida en la barra si estás esperando una mesa.

 

Restaurante Olio

En punto de las 15:00 horas asisto a mi última actividad programada  y debo confesar que la esperaba con ansias.  El circuito de hidratación en el spa es otro beneficio que los huéspedes de Preferred Club no deben desaprovechar. Recomiendo altamente disfrutar del spa y de sus elegantes instalaciones, además la atención de los terapeutas es de primer nivel ya que desde que entras, comienzas el viaje a la relajación total.  El circuito inicia con el sauna,  después un baño de vapor que se encarga de limpiar y purificar toda tu piel, continuas con la inmersión a tina de agua helada, que solo debe durar unos segundos mientras te sumerges completamente, puesto que es para activar la circulación y cerrar todos los poros, concluyendo en la tina de hidromasaje de agua tibia donde te consienten con un masaje de cabeza y te ofrecen toallas frescas y rebanadas de pepinos para los ojos. Los terapeutas son muy serviciales y te invitan aguas revitalizantes de pepino, clorofila y jamaica. La duración aproximada de todo el circuito es de 45 minutos y tienes la opción de pasar un descanso relajante en la habitación zen mientras te preparas para regresar a la realidad y te consienten con un té calientito, galletas saludables para recobrar energía y una almohadilla caliente para relajar los hombros.

 

Jacuzzi con hidromasaje

Puedo decir que termine mi estancia con la energía recargada y lista para comenzar la rutina de una nueva semana. He cumplido con mi propósito de descubrir los secretos de lo que es un servicio de hotelería de calidad  y quiero decir que en verdad ellos saben como complacer todas y cada uno de los deseos que cualquier huésped exigente se le pueda ocurrir. Definitivamente cumple con los estándares del servicio, amabilidad, confort y lujo que te invitan a regresar a vivir nuevamente la experiencia en el Secrets The Vine Cancún. Sin duda alguna es la opción perfecta si buscas relajarte y divertirte en un ambiente solo para adultos y al  final de tu estancia no querrás hacer check-out.