Secrets Aura, la opción ideal para una escapada romántica de lujo en Cozumel

Escapada romántica en Cozumel

Lugares para vacacionar en Quintana Roo hay muchos, pero cuando se trata de viajar en pareja para disfrutar de una escapada romántica de lujo, no hay nada más paradisíaco que una isla y desde luego, en un hotel exclusivamente para adultos Unlimited-Luxury. Todas las coordenadas indican un solo destino: Secrets Aura en Cozumel.

Secrets Aura Cozumel

Mi esposo acaba de sorprenderme con un fin de semana en la Isla de las Golondrinas y no pudo haber elegido mejor resort. Desde la llegada al Secrets Aura, me sentí en un ambiente lleno de luz y exclusividad, inmerso en la magia de Cozumel. Francisco, el botones, nos recibió amablemente en el lobby principal, desde el que podíamos ver un espejo de agua y más allá, el imponente mar. Enseguida nos consintió con una toallita para refrescarnos y vino espumoso helado, en lo que nos dirigía al lounge del Preferred Club, para hacer el check in de forma muy rápida y cómoda. Paola, nuestra concierge, nos habló de los beneficios del hotel en general y de los del Preferred Club en particular, haciéndonos sentir como en casa, pero un poco más mimados.

Unos minutos después, ya estábamos cómodamente instalados en nuestra junior suite superior vista al mar Preferred Club. Con una decoración fresca y contemporánea, dos detalles me encantaron: la terraza con vista a la piscina y al mar, amueblada con una comodísima cama balinesa; y el baño, enorme y equipadísimo: doble lavabo, relajante bañera, moderna ducha tipo lluvia y wc independientes, además de báscula, batas, pantuflas, secador de pelo y amenidades Gilchrist & Soames que incluían protector solar, repelente de insectos, pasta dental y kit de afeitado.

La suite cuenta además con una sala muy confortable, pantalla LCD con canales internacionales, minibar resurtido diariamente con cervezas, agua y refrescos, así como clóset con caja de seguridad electrónica, paraguas y plancha de vapor vertical.

Junior suite superior vista al mar Preferred Club

Luego de refrescarnos, bajamos a disfrutar de un almuerzo muy reconfortante en el restaurante Oceana. Empezamos con tacos de pescado estilo baja y guacamole, para seguir con una ensalada y de platos fuertes, salmón y pulpo. ¿Postre? Café con brownie de elote y helado de vainilla, un clásico reinventado y sin duda delicioso.

Restaurante a la carta Oceana de pescados y mariscos

Después de comer, nada mejor que una caminata, así que hicimos un recorrido por el resort que se amplió hasta el hotel Sunscape Sabor Cozumel, al que los huéspedes del Secrets Aura tenemos acceso ilimitado tanto a servicios como instalaciones, en cortesía. El ambiente del Sunscape es totalmente familiar, con club de niños y amenidades para ellos. Cuenta con tres restaurantes que sirven platillos a la carta, un restaurante tipo buffet y una cava privada, así como tres bares, lo que incrementa las opciones gastronómicas considerablemente. Me prometí que en breve regresaré al Sunscape Sabor para disfrutar una estadía con la familia.

Una de las piscinas del Sunscape Sabor Cozumel

Al poco rato nos encaminamos al Secrets Spa by Pevonia®, toda una garantía de lujo y exclusividad. Como huéspedes del Preferred Club, pudimos disfrutar del circuito de hidroterapia en cortesía, empezando con una ducha seguida de unos minutos en el sauna y luego en el baño de vapor, alternando con una helada ducha a presión. De ahí pasamos a estimular cada músculo en la piscina dinámica. Cabe señalar que durante el circuito, Paula, nuestra anfitriona, nos tuvo muy apapachados con agua o té rehidratantes, dándonos consejos y asistiéndonos en todo momento.

Piscina dinámica del Secrets Spa by Pevonia®

Para terminar el circuito pasamos a la zona de relajación, donde mi esposo me dio una sorpresa, pues reservó para mí un masaje sueco. Él prefirió ir al gimnasio a ejercitarse para no perder la sana costumbre. Una vez en la cabina de masaje y durante 50 minutos, pude disfrutar de una excelente terapia que mi cuerpo tenso por el estrés y las malas posturas, sin duda agradeció. Joy, el terapeuta, además de tener manos mágicas, logra hacerte sentir en total confianza y relajación. Al final, me consintió con una manzana, frutos secos y algunos consejos para mejorar mi postura.

Centro fitness

Renovada y feliz, me dispuse a ponerme guapa para la cena que disfrutamos en el restaurante francés Bordeaux. De entrantes pedimos casserole de moules y tartare de tomates au basilic, seguidos de una deliciosa sopa de cebolla y ensalada de endivias; de platos fuertes me decidí por solomillo de cerdo y mi esposo por magret de cannard. Desde luego acompañamos nuestra cena con vino tinto y de postre compartimos crème brûlée y tarta de manzana. Para cerrar con broche de oro, un café maya que es todo un espectáculo ya que lo preparan en tu mesa y se sirve flambeado. Antes de dormir, pasamos un rato al Desires Lounge a tomar una bebida, bailar un poco y disfrutar del ambiente.

La Isla de las Golondrinas, es el primer lugar de México en recibir los rayos del sol de un nuevo día y justo los disfrutamos en la terraza, desayunando con vista al mar, gracias al servicio a la habitación las 24 horas que ofrece una carta bastante surtida y deliciosa.

Vista desde el área de descanso de la junior suite

Con el día recién estrenado, salimos a dar una caminata por la playa de suave arenales blancos y con agua calma, tibia y transparente; apenas nos recostamos en nuestros camastros, Vicky nos preguntó si queríamos algo de beber, manteniéndonos hidratados en todo momento.

Playa y muelle del resort

La belleza del mar que baña la playa del Secrets Aura, invita a darse un chapuzón, así que aprovechamos el equipo de snorkel para sorprendernos con la vida marina de la isla, pero realmente las aguas son tan cristalinas, que a simple vista puede uno apreciarla. Un poco más tarde tomamos una divertida clase de coctelería con Juanini y nos refrescamos en las piscinas.

Para almorzar, nada mejor que Windows con menú internacional a la carta. Pensábamos comer algo ligero, pero ante tanta delicia, no pudimos resistirnos: burritos de arrachera, ensalada Cozumel, caldo Xóchitl, costillitas de cerdo BBQ y fajitas de pollo y res. Para el postre fuimos al Coco Café por un par de helados, café y unos pastelitos.

La rica comida, nuestra fresca suite y la vista al mar ameritaban una reparadora siesta que no fue muy larga porque teníamos la inquietud de ir a las piscinas, así que pronto estábamos ya en el río lento, los toboganes para adultos y la piscina exclusiva para los huéspedes del Preferred Club, donde teníamos a mano el Preferred Swim-up bar con una amplia variedad de bebidas a disposición.

Antes de la cena, mi esposo me llevó directo al bar Rendezvous con el pretexto de disfrutar de un aperitivo. Hasta allá llegó un amable mesero por nosotros, para llevarnos a la playa donde me esperaba ¡una cena de lo más romántica!

Lobby bar Rendezvous

El bello mensaje escrito con pétalos de rosa en la arena, nuestros nombres en un lindo cartel, la música romántica que sonaba desde un ipod mezclándose con el sonido del mar y el atardecer en todo su esplendor, hicieron del momento algo mágico e inolvidable. Margarito, nuestro anfitrión, se encargó de estar al pendiente de cada detalle, cercano y amable. La cena deliciosa con entrada de tostadas de pescado y mariscos, como principal la pesca del día y una parrillada mar y tierra, todo bañado con vino blanco y como cierre espectacular, una tarta de limón al xtabentún, un licor maya ancestral. Cuando la noche cayó, las velas iluminaron el momento.

Cena romántica

Al terminar nuestra memorable cena, decidimos ir al Sky Bar, que nos recibió vibrante y moderno con una extensa carta de martinis, música en vivo y sofisticado ambiente; además, ahí mismo está el Gohan Sushi Bar para los amantes de esa delicia. Gracias a su ubicación en el rooftop, brinda una bella vista de todo el entorno, aromatizado por la brisa marina.

Pero aún me faltaba una sorpresa más. Al llegar a la suite y abrir la puerta, nos recibió un camino de pétalos de rosas y velas que nos llevó hasta nuestra cama también bellamente decorada ¡un detallazo por parte de Secrets Aura! Por la mañana desayunamos en el Market Café, y aunque tiene servicio buffet, Marcos, nuestro mesero, nos atendió en todo momento… ¡mi taza de café siempre estuvo llena!

Restaurante buffet Market Café

El fin de semana estuvo lleno de detalles que nutrieron de romanticismo nuestra estadía en pareja: relajación, deliciosa gastronomía, bebidas de calidad, paisajes que te dejan sin aliento y servicios de clase mundial. Pero para una escapada espectacular no hace falta esperar a una fecha especial, Secrets Aura se encargará de hacer memorable cualquier momento.

Plaza central

TIPS

  • Reserva con PriceTravel en el Festival de Viajes y obtén 53 % de descuento y ¡FERRY GRATIS! (¡¡Cruce de Ferry viaje redondo incluido!! hasta para 2 adultos pagados, estancia mínima de 3 noches. Debes presentar tu confirmación con la leyenda que incluye la promoción en la taquilla de ULTRAMAR, aplican restricciones).
  • Las opciones románticas en Secrets Aura van desde un pícnic en la playa; habitación con decoración romántica, vino espumoso y fresas cubiertas de chocolate, o una cena en la playa o en el muelle. Los más atrevidos pueden optar por el juego de mesa (¿o de cama?) The Game of Love, que además de romántico es sexy y divertido. Les paso el tip de mi esposo: si reservan en Preferred Club, se ofrece un importante descuento en las experiencias románticas con los Resort Coupons que también aplican en servicios de spa, vinos, eventos y actividades.
  • El hotel hermano Sunscape Sabor Cozumel dispone de áreas para eventos y una preciosa capilla consagrada para bodas católicas que tiene el mar de fondo. ¡Me volvería a casar!
  • ¡Secrets Aura es dog-friendly! Acepta un perro de talla pequeña por habitación y se proveen amenidades para el suertudo peludo. Tina, mi perrita, reclamó que no la llevásemos, pero bueno, era escapada romántica (para la próxima, le dije).