The Reef 28, un paso rumbo al paraíso

Lujoso paraíso


Playa del Carmen
, la deslumbrante joya de la Riviera Maya, es el sitio perfecto para quienes desean disfrutar del Caribe a tope. Sus playas y parques temáticos, su pintoresca Quinta Avenida y la alegría de su gente, son solo el preámbulo al edén. El paso rumbo al paraíso se da en una sola dirección: The Reef 28.

La vida hay que celebrarla a cada instante y disfrutar de esos momentos que nos alegran cuerpo y alma. Por ello, mi novia y yo decidimos crear nuevas memorias en The Reef 28, el lugar ideal donde tranquilidad, diversión y relajación se unen para llevarte a un nirvana con la esencia y color de un arrecife.

Lobby

Tan solo entrar a su elegante lobby percibes ese ambiente de exclusividad y distinción que envuelve al hotel. Micaela, nuestra anfitriona, nos recibió muy alegremente y nos acompañó a realizar el check in para de inmediato conducirnos a la mejor mesa del restaurante buffet y darnos la bienvenida con un delicioso desayuno.

Restaurante Veinti8cho

Ubicado en el corazón del complejo, el restaurante Veinti8cho es un lugar maravilloso, bañado por una luz natural y rodeado de jardines colgantes y palmeras. Brinda la opción de buffet o desayuno a la carta. Yo no lo pensé dos veces y probé un poco de todo, desde fruta fresca con yogurt, platillos locales e internacionales y hasta un delicioso omelette, complementando con pan dulce y café. ¡Todo estaba delicioso!

Camino a nuestra habitación, decidimos hacer una breve parada en el Lobby Bar para refrescarnos con algún coctel. El barman nos sorprendió con un par de sabrosas y coloridas bebidas que disfrutamos hasta el último trago.

Alex, el botones, nos guió a nuestra habitación y mientras recorríamos los pasillos, nos explicó la dinámica que tiene The Reef 28. Es un hotel solo para adultos que ofrece dos planes de estancia: Habitación + Desayuno o Todo Incluido. Esta última modalidad ofrece increíbles beneficios como el acceso a hoteles hermanos con transportación incluida, servicio al cuarto y un circuito de hidroterapia en el spa.

Por fin nos instalamos en nuestra Master suite y de inmediato quedamos sorprendidos por su lujo. Su amplia sala de estar con confortables sofás, la cocina equipada con parrilla, horno de microondas y minibar; y el espacioso comedor de cristal, eran solo el primer ambiente de la habitación.

Master suite

Mi parte favorita fue el gran dormitorio de estilo contemporáneo. Mi atención se la robó el jacuzzi que se encontraba junto a la enorme cama y mientras me emocionaba la idea de tomar un relajante baño en él, mi novia ya disfrutaba de la vista a la ciudad y parcial al mar en el extenso balcón, cabe señalar que solo algunas suites cuentan con esta privilegiada vista.

Dormitorio

El complemento ideal son los dos baños completos con los que cuenta la habitación, ambos con ducha tipo lluvia y wc independientes, además de amenidades para cuidado personal. Secadora, báscula, plancha, batas y pantuflas, son los elementos esenciales durante tu estancia.

Baño con amenidades

Era momento de relajarnos y nada mejor que conocer el reconocido spa, no lo pensamos demasiado y con trajes de baño listos, nos dirigimos hacia ahí. En Okom Spa nos recibió Lupita, nuestra amable guía, quien de inmediato nos preparó para disfrutar del circuito de hidroterapia.

El sauna es la primera estación de este circuito. Con un par de rodajas de pepino en los ojos y una toallita refrescante en el rostro, nos recostamos en un camastro y de inmediato el calor seco nos envolvió. La ducha sensación reactivó nuestra circulación con sus potentes chorros de agua fría. Seguimos con el baño de vapor aromatizado con esencia de eucalipto, lo que ayudó a abrir nuestros poros y eliminar toxinas; para después dar paso a la inmersión en la fosa de agua helada y obtener los beneficios de este tratamiento terapéutico.

Circuito de hidroterapia

Continuamos el circuito en la piscina de hidromasaje donde la sensación de bienestar en el cuerpo es total, gracias a los chorros de agua a presión que estimulan espalda, piernas, cuello y hombros. Finalmente, mientras nos relajábamos con un hidromasaje de cuerpo completo, Lupita nos consintió con un par de cocteles que hicieron más placentera nuestra experiencia.

Piscina de hidromasaje

El spa es el sitio ideal si deseas consentirte con algún masaje, terapia o ritual, tratamientos que te revitalizarán y conducirán a un estado de satisfacción que te acerca al paraíso.

Con energías renovadas y tras una breve siesta, nos preparamos para la hora de la cena. Instalados en el restaurante mexicano Cachito, nos encontramos con el dilema de qué pedir, ya que todo el menú se antojaba delicioso, cabe destacar que todos los platillos que ofrecen fueron creaciones de la reconocida chef Margarita Carrillo.

Restaurante mexicano

Para abrir apetito pedimos unas gorditas de chicharrón como entrada. Mi novia continuó con una sopa morena de frijol y yo me decidí por una tradicional sopa de tortilla al chipotle, ambas resultaron un agasajo para el paladar. Los platos fuertes se convirtieron en el clímax de la velada; los aromas del mixiote de pollo envuelto en hoja de agave y del filete de res en mantequilla de chilmole, fueron tan solo el preámbulo de una explosión de sabores que alegraban el gusto. El postre fue una difícil elección pero acertamos al pedir pastel de elote al rompope y pastel de chocolate con crocante de cacao, un deleite para chuparse los dedos.

No hay mejor manera de terminar un día en The Reef 28 que divirtiéndote con las diferentes temáticas que ofrecen los fines de semana. Si te gusta bailar, las mejores noches de salsa están en la terraza, que los viernes se convierte en una pista de baile con música en vivo. Si los ritmos latinos no se te dan muy bien, no te preocupes y haz como nosotros; únete a la fiesta y aprovecha las clases exprés que ofrecen los bailarines más experimentados. Por nada del mundo te pierdas esta oportunidad para sacar brillo a la pista, te aseguro que pasarás un rato lleno de sabor y ¡azúcar!

Noche de baile

Los sábados por la noche la diversión continúa con el karaoke en el rooftop. Aduéñate del escenario como toda una estrella de rock e interpreta todas las canciones que quieras. Pese a no ser los mejores artistas, nos animamos a cantar un par de rolas junto con algunos otros atrevidos que también tomaron el micrófono.

Nuestra estancia marchaba fabulosa y aún faltaba mucho por disfrutar, así que tras una noche reparadora y después de un delicioso desayuno, estábamos listos para comenzar una nueva aventura y conocer los hoteles hermanos de The Reef 28.

Queríamos ir al beach club de The Reef Playacar, así que en el lobby nos reservaron lugar en el transporte que nos llevó hasta allí. Desde que llegas, te impacta la decoración inspirada en la cultura maya. Ambientado en una especie de selva tropical rodeado de jardines que se funden con la playa, este hotel todo incluido, es la opción ideal para aprovechar unas vacaciones en familia.

Emocionados, recorrimos el pintoresco camino, entre puentes, cascadas y cenotes, que conduce al club de playa. No tuvimos problemas en encontrar un par de camastros frente al mar y al momento, ya estábamos refrescándonos en las aguas turquesas del mar Caribe.

Club de playa en The Reef Playacar

Con coctel en mano, el resto de la tarde lo pasamos de un lado a otro entre el área de piscinas y la playa, probando los bocadillos del snack bar. Decidimos aprovechar nuestra visita y comer en el restaurante Chulavista, que consta de 3 áreas de buffet de especialidades internacionales y además brinda una espectacular vista al océano.

Después de un fabuloso día de playa, la van llegó por nosotros y retornamos a nuestro hotel. De vuelta en nuestra habitación, tomamos un baño en el jacuzzi y nos alistamos, ya que teníamos reservada una cena especial. Nos dirigimos de nueva cuenta al lobby para tomar el transporte pero ahora a The Reef Coco Beach.

Al llegar, nos indicaron cómo encontrar el restaurante japonés y tras caminar por el hotel y admirar su enorme piscina llegamos a Samurai. Con un cálido saludo y una bebida de bienvenida nos guiaron hasta nuestro lugar en la mesa de teppanyaki.

De entrada degustamos un delicioso sushi y después… el show comenzó. La velada se tornó más divertida gracias a los dotes y simpatía de Alberto, nuestro chef, quien se encargó de preparar el resto de la cena frente a nosotros. Un suculento gohan seguido de un sabroso yakimeshi con res y pollo, nos dejaron satisfechos pero aún con apetito suficiente para disfrutar de un buen postre.

Sushi

Nuestra estancia se acercaba a su fin y decidimos cerrar con broche de oro. Tras optar, esta vez, por un tempranero desayuno a la carta, corrimos a la terraza del hotel para disfrutar de lo que, sin duda, es el atractivo de The Reef 28.

Vista desde la piscina

El extenso rooftop es como un escalón al cielo, ¡lo tiene todo! La piscina con su vista panorámica es fascinante; no perdimos la oportunidad de refrescarnos y tomar increíbles fotos. El par de jacuzzis también son buena opción para sumergirte y calmar el calor caribeño.

El lounge bar de esta paradisiaca terraza tiene un servicio de primera porque además de consentirte con cualquier tipo de coctel, ofrece una variada opción de snacks que puedes probar mientras tomas el sol en tu camastro.

La hora de nuestro registro de salida se acercaba y nos encaminamos a nuestra habitación para preparar el final de la estancia. Ya en recepción nos sorprendieron con la posibilidad de un late check out que no dudamos en aprovechar.

The Reef 28 es una experiencia única. Su estilo chic solo para adultos, los espléndidos servicios que ofrece, la cálida atención de su personal, sus elegantes instalaciones y los lujosos beneficios que brinda en su plan all inclusive, hacen de este cosmopolita hotel un edén en Playa del Carmen.

*Tips para que la diversión nunca termine

  • The Reef 28 está a una cuadra de la famosa Quinta Avenida. Aprovecha su ubicación y goza de toda la diversión de Playa del Carmen.

Disfruta del destino

  • Okom Spa está abierto al público en general y cuenta con promociones especiales para locales.

Spa abierto al público

  • Continúa con tu estilo de vida saludable durante tu estancia y aprovecha las diferentes clases de yoga que se realizan en el rooftop o ejercítate en el equipado gimnasio del hotel.

Yoga en las alturas

  • Si estás pensando en dar el ‘sí acepto’ y sueñas con la mejor locación para tu boda, The Reef 28 te ayuda a planear tu mágica celebración.

Boda en el rooftop

  • Haz de tu luna de miel un momento inolvidable con los paquetes románticos y para lunamieleros que ofrece la propiedad.

Goza tu luna de miel

  • Si tu plan de estancia es en la modalidad Habitación + Desayuno, no lo dudes y solicita un upgrade a la modalidad Todo Incluido, ya sea por 24 horas o tus vacaciones completas

Disfruta en The Reef 28

  • Si no eres huésped pero deseas conocer las delicias que preparan en los restaurantes de The Reef 28, pregunta por el Restaurant Pass, que te da acceso a los restaurantes abiertos del hotel y bebidas ilimitadas de 18:00 a 22:30 hrs.

Variedad gastronómica

¡Atrévete a vivir la experiencia The Reef 28!