Los lugares turísticos de México D.F. más representativos

Sin duda determinar los lugares turísticos de México D.F. es una labor ardua como en muchos otros lugares turísticos del país, es una ciudad  pródiga, diversa y generosa. La Ciudad de México es una de las ciudades más bellas e impresionantes del continente, y uno de los lugares más visitados del propio país. Muchas son las cosas que celosa custodia: historia, cultura, arquitectura, templos, palacios, ostentosas casonas de lujo, barrios antiguos de solemne presencia, manos creativas que esculpen obras de arte, museos y galerías, ritmos diversos de cadencias venidas de lejos, cafetines de notable publico, prodigios gastronómicos, evocaciones prehispánicas, rumores de hazañas y aventuras, tradiciones conservadas en la memoria, menciones de anécdotas y narraciones de tiempos abandonados, y también es cosmopolita con acentos de los cuatro puntos cardinales y sobre todo con gente de sonrisa perenne, altiva y cordial. Sitios bonitos para visitar  en la ciudad sobran, pero algunas recomendaciones para que te lleves una idea general y te enamores definitivamente del D.F —por supuesto corriendo el riesgo de omitir algunos de los tesoros más emblemáticos de la ciudad— podrían ser las siguientes:

Puedes empezar por el Centro Histórico de la Ciudad que detenta algunos de los rincones más emblemáticos e interesantes, empezando por el simbólico Zócalo, ahí se yerguen el Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana pero todos los edificios que lo rodean son dignos de visitar por su sello de majestuosidad. Una vez que estás en el centro no puedes omitir también otros lugares no menos interesantes con una carga simbólica y belleza singular, por ejemplo el Templo Mayor (antigua Tenochtitlán), el Palacio de Bellas Artes, el antiguo Edificio de Correos, la Torre Latinoamericana, la Iglesia de San Juan de Dios y por supuesto la bella Alameda Central, en sus calles aledañas encontraras tesoros como la Casa de los Azulejos, el Palacio de Iturbide, el Museo Nacional de Arte (MUNAL) y la Casa de los Condes de Miravalle. Muy cerca de la Alameda tienes la famosa Plaza de Garibaldi donde podrás disfrutar de los mejores mariachis de la ciudad y claro de un buen tequilita en algunas de las cantinas que circundan la plaza, y si de las típicas cantinas se trata, date una vuelta por la calle de Bolívar donde encontraras algunas las mejores.

La avenida más representativa de la ciudad es sin duda el Paseo de la Reforma, allí podrás visitar el más importante monumento de la ciudad: el Ángel de la Independencia y más adelante el Castillo de Chapultepec, y también el Paseo de la Reforma, donde  podrás visitar el famoso Museo de Antropología, así como el Museo de Arte Moderno.

La ciudad tiene por supuesto varios barrios tradicionales con muy buen ambiente, por ejemplo en la Colonia Condesa podrás encontrar algunos de los restaurantes y bares de moda con muy buen ambiente. En Polanco, podrás disfrutar de la mejor gastronomía en los “restaurantes de autor” con los mejores chefs del país, y de las tiendas y galerías más elegantes y prestigiadas.

Hacia el sur de la ciudad encontrarás también barrios con una gran tradición en una atmósfera del México Colonial más tradicional y legendario, por ejemplo, San Ángel es una de las zonas más bellas y señoriales con sus sublimes viejas casonas de calles embaldosadas y plazoletas acogedoras de murmullos ancestrales, su Plaza de San Jacinto con El Bazar de Sábado es el lugar de encuentro de imaginación, hechuras y de acervo cultural, con sus artesanías, esculturas, pinturas y fotografías que conviven con las fuentes de antaño, y en los restaurantes y el mercado los paseantes degustan y catan los sabores de origen mexicano.

En Coyoacán, también lugar de herencia colonial, los viejos conventos y moradas de fachadas pétreas llevan a la Plaza de los Coyotes donde los paseantes disfrutan una fiesta constante de colores y sabores; cafeterías, restaurantes, bares y comercios de toda índole conviven en la plaza entre músicos, artistas, artesanos y diletantes de todo y nada, y los venidos de fuera van por supuesto a la Casa de Frida Kahlo, emblema nacionalista por excelencia, y el mercado es imperdible con sus flores, hierbas medicinales, artesanías y comederos, es un festival de aromas y sensaciones.

Hacia las afueras hay lugares de gran interés que son distintivos y parte fundamental del devenir de la Ciudad de México, por ejemplo, Teotihuacán (Lugar donde los hombres se convierten en Dioses) con sus impresionantes pirámides del Sol y de la Luna, la Ciudadela y la Pirámide de la Serpiente Emplumada, el conjunto es uno de los más majestuosos de todo el continente, los teotihuacanos iniciaron aquí hace más de dos mil años una de las ciudades más sublimes de la historia de la humanidad.

También cerca de la ciudad está Xochimilco, el entorno lacustre con sus chinampas es testimonio de la antigua técnica agrícola mesoamericana, la región fue todavía hasta el periodo colonial el granero del valle de México, hoy en las embarcaciones (trajineras) puedes recorrer los canales en un maravilloso ambiente de música, comida tradicional, bebidas regionales y en un entorno espectacular.

En fin, con este breve recorrido te podrás dar una idea de la belleza e importancia de la Ciudad de México, la mítica Gran Tenochtitlán, el corazón del valle de México custodiado a los lejos por los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, es una de las capitales más importantes de América Latina, con una cultura y tradición única en el mundo. El Distrito Federal hay que vivirlo y sentirlo por todos los poros, su gente amable y receptiva te recomendara los mejores lugares para divertirte y sentirte parte de esta gran ciudad.