Lugares turísticos en Sonora: naturaleza, historia y esplendor

Los lugares turísticos en Sonora son sinónimo de portentosa naturaleza, de epopeyas históricas inimaginables y del esplendor de una tierra ignota y perenne. El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, con su escudo volcánico y sus imponentes dunas, contienen el clima más extremoso del país. Pero, por otro lado, sus puertos y playas, como las de Puerto Peñasco, San Carlos y Bahía Kino y, por supuesto, la Ruta de las Misiones son algunos de los tesoros incomparables que regala este gran estado. Aventurarse en su geografía es una aventura sin parangón y quedará en tu memoria toda la vida.

El viaje hacia el Pinacate y el Gran Desierto de Altar lo puedes iniciar desde Hermosillo con un buen vehículo, una buena cámara fotográfica, y con el alma a flor de piel, porque lo que presenciarás es simplemente extraordinario y único en nuestro país. Producto de milenarias erupciones volcánicas y acumulación de lava, el Pinacate se transformó en un paisaje de coloraciones increíbles y cráteres portentosos, como el Elegante, y el Cerro Colorado, entre otros. Los picos volcánicos y los conos de ceniza dominan el paisaje y, aunque tiene más de 11 000 años de la última erupción, tienes que estar muy atento en tu próxima visita, con tu cámara al hombro, por si tienes la suerte de presenciar la próxima. El paisaje de dunas del Gran Desierto de Altar que acompaña los enigmáticos horizontes del Pinacate son espectaculares, una expedición por estos parajes de contrastes son una experiencia que regala silencios, introspección e imágenes irrepetibles.Por otro lado, la costa sonorense ofrece rincones excelsos en el Mar de Cortés. Por ejemplo, la Bahía de Kino te brinda la oportunidad de adentrarte en la Reserva Ecológica de la Isla del Tiburón, que está frente a sus playas de arena blanca. En esta playa, el buceo y la pesca son actividades preponderantes que atraen a miles de visitantes, además de su oferta gastronómica, que es variada y suculenta. Igualmente, Puerto Peñasco es un pequeño rincón de pescadores con un bello malecón con atardeceres de ensueño, pero también posee un vasto desierto, que acompaña a sus playas semi-vírgenes, sus islas y sus intrincadas cuevas. Además, funciona como la puerta al Gran Desierto de Altar. Por último, San Carlos, cerca de Guaymas, es un portento de espléndidos paisajes y el lugar ideal para los deportes acuáticos, la pesca, y actividades de montaña. Sin duda, la costa sonorense es un lugar privilegiado para quienes aman el mar y la naturaleza.

Finalmente, Sonora resguarda celosamente su Ruta de las Misiones, donde los pasos de Eusebio Kino quedaron marcados en las áridas tierras de esta región del norte de México. Puedes iniciar este recorrido espectacular desde Hermosillo, pasando por algunas de las misiones más emblemáticas de la Alta Pimería. Entre paisajes de choyas, ocotillos, órganos gigantes, viñas y olivos, irás descubriendo estos vestigios de una de las epopeyas más significativas de la época colonial, pasando por diferentes misiones: la Misión de Cucurpe, con su campanario y arcos de adobe tiene la pátina de hazañas indelebles; la Misión de Nuestra Señora de los Dolores de Cósari, que todavía conserva su espadaña y su viejo cementerio de silencios infinitos; Nuestra Señora del Pilar y Santiago de Cocóspera, ubicada en un promontorio elevado en un entorno espectacular, con una fachada  portentosa y contrafuertes que permanecen erguidos. En el interior, el altar y algunos nichos y esculturas han resistido el tiempo; la Misión de Magdalena de Kino conserva los restos del misionero; la Misión de San Pedro y San Pablo, en Tubutama, ostenta una bella fachada blanca en perfectas condiciones; y finalmente, la Misión de San Antonio de Padua, en Oquitoa, se mantiene en perfecto estado, y sus pinturas originales, sus esculturas y su pila bautismal, resguardan los secretos de la gesta jesuita.

En fin, tienes todo para pasar unos días inolvidables. Los atractivos turísticos de Sonora no tienen desperdicio. No dejes en “saco roto” la posibilidad de un viaje a la entidad. Anímate y muy buen viaje.