Conoce los tesoros de la Ruta Puuc

La Ruta Puuc es un tesoro maya de Yucatán que te recomiendo conocer, en especial si visitas algún destino del estado o incluso de Quintana Roo.

La ruta abarca las zonas arqueológicas de Uxmal, Kabah, Sayil, X-Lapak, Labná, Oxkintok, las grutas de Calcehtok y Loltún. Esto no significa que se deba hacer completo ni en ese orden; puedes hacer algunos cambios y visitar sólo las ciudades que más te interesen. En esta ocasión te invito a recorrer conmigo mi versión de la Ruta Puuc.

Puuc es un estilo arquitectónico y si se trata de mayas, el resultado serán impresionantes pirámides en medio de la selva. En esta ocasión, viajé en pareja y para balancear un poco nuestra ruta de tres días; iniciamos el viaje en Cancún hacia Mérida por carretera. El primer día nos quedamos en esta bella ciudad yucateca disfrutando del Paseo de Montejo y buena comida, otro día te contaré con detalle qué hacer en este destino.

El segundo día muy temprano, después de desayunar unos deliciosos y clásicos huevos motuleños, emprendimos el viaje a Uxmal. Gracias a los mapas de la ciudad, los letreros en el camino y las apps en el celular y tablet fue muy sencillo tomar la carretera rumbo a la Ruta Puuc. Decidimos que nuestro recorrido iniciaría en Uxmal y la primera parada fue en el Museo del Cacao, unos kilómetros antes de llegar a nuestro destino.

En el museo pudimos conocer la historia del cacao, aprender sobre su cultivo e incluso degustarlo. Nos sorprendió mucho ver que el museo realiza una ceremonia maya en vivo como ofrenda hacia los dioses para garantizar un buen cultivo. Realmente es toda una experiencia y aunque solo sea por esto, merece la pena venir ya que se realiza todos los días. Al final puedes pasar por la tienda de recuerdos y comprar productos orgánicos y claro, un chocolate frío para refrescarte.

Tesoros de la Ruta Puuc

Ceremonia y guerrero maya en el Museo del Cacao

De ahí llegamos a nuestro hotel en Uxmal buscando un punto de relajación en medio de la nada, a tan solo 2 kilómetros de la zona arqueológica. Durante la tarde aprovechamos para tomar un baño de temascal, descansar y relajarnos en la alberca con vista a la selva. Llegada la noche nos fuimos a Uxmal para ver el espectáculo de luz y sonido, que te aseguro, vale la pena. En algún momento se apagan todas las luces durante unos segundos y puedes contemplar un mágico cielo estrellado y escuchar los sonidos de la selva en todo su esplendor.

Tesoros de la Ruta Puuc

Espectáculo de Luz y Sonido en Uxmal

El tercer día emprendimos el recorrido a la zona arqueológica de Kabah, conocida principalmente por el Arco Triunfal, el símbolo de la entrada a esta ciudad maya, así como el Palacio de los Mascarones.

Tesoros de la Ruta Puuc

Admira el estilo Puuc en las edificaciones de las zonas arqueológicas

Nuestra siguiente escala fue Sayil, a 7 kilómetros de Kabah. Los edificios principales son El Gran Palacio, una estructura de 85 metros de altura, y El Mirador. Nuestra última ciudad maya visitada fue Labná, que significa Casa Vieja o Abandonada. El principal atractivo de esta ciudad es el Palacio, un edificio de dos pisos, así como el Arco. Puede que no sea tan impresionante como las dos zonas anteriores pero igualmente, tiene su encanto.

Tesoros de la Ruta Puuc

El Arco de Labná tiene perfecta y fina ornamentación

Para finalizar con nuestra versión de la Ruta Puuc en Yucatán, visitamos las grutas de Loltún, en donde hay pinturas rupestres y formaciones rocosas que han tomado años, por no decir siglos, para poderse admirar como se encuentran hoy en día. Para hacer este recorrido es necesario ir acompañado de un guía ya que tiene una longitud de 2 kilómetros y aunque el camino se encuentra iluminado, si vas solo podrías llegar a perderte. Además, la ventaja del guía es que te va narrando la historia de los antiguos mayas que usaban las grutas, te da datos curiosos y te muestra las pinturas existentes así como otros puntos de interés.

Tesoros de la Ruta Puuc

Vista y pinturas rupestres en los muros de las Grutas de Loltún

Mis recomendaciones generales son usar bloqueador solar y una gorra, llevar zapatos cómodos, agua para hidratarte, así como repelente de insectos y dinero para entrar a las zonas arqueológicas, dar propinas y comprar souvenirs. Y no olvides tu cámara.

Y tú, ¿has visitado la Ruta Puuc o las zonas arqueológicas de nuestro país? ¡Cuéntame tu experiencia!