El paraíso se encuentra en Playa del Carmen México

Playa del Carmen México, una de las más hermosas playas del mundo.

Cierra los ojos e imagínate una playa paradisiaca. Seguramente aparecieron en tu mente arenas blancas y finas, un color de mar que compite con el cielo y un ambiente tranquilo sin llegar a ser aburrido. Así es Playa del Carmen.

La vida de este sitio hace un poco más de una década era otro escenario. Los vecinos de Playa, como se le nombra con cariño a este lugar, veían pasar a los turistas ir con toda prisa para alcanzar el ferry que los llevara a Cozumel. El lugar no era más que un puñado de calles sin asfaltar y casi ninguna opción para hospedarse. Sin embargo poco a poco estos mismos turistas comenzaron a entender que ese sitio de tránsito era en sí ya el destino que buscaban, y desde entonces Playa del Carmen no ha parado de crecer. Eso sí, su ritmo bohemio, aquel con el que veían pasar la vida acelerada del ferry, sigue igual de vivo. Un pequeño detalle que lo hace destacar de entre todas las opciones de la Riviera Maya.

La Quinta Avenida es el corazón de este destino del Caribe mexicano. Una calle que no sabía nada de vanguardia ni fama, solo con la presencia de algunos negocios locales, se ha convertido en adulta, aunque hay que dejar claro que tiene muy a piel a su niño interior. En esa calle con nombre de aires neoyorquinos se ubican los principales negocios, algunos de los hoteles más buscados, los restaurantes con su gastronomía de primera y sí, sus frescas terrazas… y por si fuera poco, a 50 metros caminando encontraras el azul turquesa del Mar Caribe, uno de los colores vivos que  todo mundo desea conocer en primera persona.

En tu próximo viaje, si lo que buscas es un lugar clásico de postal de playa, pero sin caer en la monotonía de los grandes destinos de playa que abundan por cualquier sitio, Playa del Carmen debe estar en tu lista final de opciones. No olvides que además de una atmósfera bohemia, playas en las que el propio paraíso ya tomó nota y un tamaño de ciudad ideal para caminar, tienes a pocos minutos las ruinas mayas y los cenotes.