Playas escondidas en México: Paraíso, del Secreto y Xcalacoco

La Riviera Maya, en el estado de Quintana Roo, cuenta con algunas de las más bellas playas escondidas en México, lejos del turismo comercial. Ofrece 130 kilómetros de playas sobre el mar Caribe, desde Puerto Morelos, al norte, hasta Punta Allen al sur. Fue impulsada como destino turístico en 1999 y desde entonces se ubica entre uno de los lugares más visitados de México.

Si bien las playas más conocidas y concurridas son las de Cancún y Playa del Carmen, que tienen una importante vida nocturna y gran variedad de hoteles, restaurantes, bares y tiendas, existen más otras tranquilas para quienes buscan escuchar sólo el rumor de las olas y una conexión total con la naturaleza: Playa Paraíso, Playa del Secreto y Xcalacoco.

Playa Paraíso, a 43 kilómetros al sur de Cancún, combina, como pocas, selva y mar: playas de arena blanca, ríos de agua dulce y esteros. Un largo corredor de playa lleno de cangrejos y nidos de tortugas la une con Playa del Secreto.

Playa del Secreto, para muchos la mejor playa de la Riviera Maya, está a 48 kilómetros de Cancún y se puede llegar por el camino que va de Puerto Morelos a Playa del Carmen. Ésta se divide de Playa Paraíso por un tramo estrecho de cinco kilómetros lleno de manglares, hogar de cientos de aves e iguanas que toman sol en las rocas. Una vez en la playa no hay nada excepto arena sin huellas más que la de las gaviotas, aguas turquesas y la maravillosa sensación de ser el primer ser humano que la camina. Preferida por las tortugas marinas que llegan aquí para desovar y por los cangrejos, las pocas casas que se ven desde la playa funcionan a energía solar y eólica, reflejo de la preocupación de sus habitantes por preservar este paraíso lo más natural posible.

Xcalacoco está a apenas cuatro kilómetros al norte de Playa del Carmen y es un lugar perfecto para unas vacaciones en contacto total con la naturaleza y para las parejas en busca de discreción y romance. Además de algunos hoteles, ofrece áreas para acampar y encantadores restaurantes donde comer pescado recién sacado del mar.

Punta Maroma y Punta Bete son dos opciones más para los amantes de las playas desiertas y quienes se animen a nadar por un río subterráneo que fluye hacia el mar. Muy cerca de Paraíso también está la playa de Tres Ríos, ideal para explorar a pie, en kayac, nadando o bien, para calzarse la máscara y el esnóquel y espiar la vida del arrecife.

Playa Paraíso, del Secreto y Xcalacoco son tres perlas de la Riviera Maya en donde podrás despertarte con el canto de los pájaros y dormir con el murmullo del mar.