Las mejores playas de México

Sí, es posible que sea muy subjetivo hablar de las mejores playas de México, en un país con tal diversidad y generosidad de costas como lo es este. Es muy importante, para aclarar el dilema, saber que buscas en una playa: soledad y tranquilidad o ambiente y alboroto, grandes hoteles o pequeños hostales y cabañas, mucha acción en la playa o escuchar el cautivante sonido de las olas, muchas actividades acuáticas o acompañar en silencio el portento de la naturaleza que atrapa, las trasnochadas en locales multicolores de lujo o las noches sigilosas en la playa al abrigo de las estrellas con la compañía que ansías y veneras; y claro, también cabe tener en mente qué escenario natural te seduce más: la selva tropical al pie de la arena, los escarpados acantilados de formas sugerentes, las serranías semi-tropicales o definitivamente los sosegados y perennes desiertos de dunas, o los cirios y chaparrales erizados.

Para tener un abanico de posibilidades para todos los gustos se puede hablar de tres regiones especialmente cautivantes en imponentes, allí donde se encuentran algunas de las mejores playas mexicanas; en el sureste, por ejemplo, para los que desean animación y alborozo pero también escenarios sublimes de arenas blancas y azules turquesa, están sin duda las espléndidas playas de la Riviera Maya en el Estado de Quintana Roo, con Cancún, Tulum, Playa del Carmen, Akumal, Xel-Ha, Isla Mujeres y Cozumel, todas son un paraíso, con el valor agregado de sus zonas arqueológicas, sus excéntricos cenotes, sus parques recreativos y lugares esplendidos para los festines gastronómicos y la vida nocturna.

No menos excepcional es la Riviera Nayarit, desde Puerto Vallarta se accede a las playas más tropicales de este país, para aquellos que quieren la selva a sus pies, con pequeños y encantadores pueblos de pescadores y bahías de ensueño, con escenografías  naturales de palmerales, ramadas y cabañas en un íntimo rincón natural. Punta Mita, Sayulita, San Francisco, Lo de Marcos, Rincón de Guayabitos, Chacala, Platanitos, Santa Cruz y hasta San Blas a un lado de la Bahía de Matachen, son los nombres propios de estas joyas tropicales de la costa nayarita.

Y la última región es, por supuesto,  el mar de Cortés, del lado de la península de Baja California, en el desierto calcinante y eterno, en el lugar de las aventuras misionales, ahí donde las sierras desnudas revelan sus sempiternos relieves, donde la tranquilidad y el extravío colma los amaneceres cobrizos y las noches despobladas que sólo con las estrellas muestran sus caminos infinitos, y el mar casi silencioso recita de memoria las fases de estas tierras por siglos olvidadas, desde San Luís Gonzaga en la Baja California hasta Loreto en su vecina Baja California Sur, los horizontes son casi espaciales, un prodigio de la naturaleza, entre dunas y chaparrales emergen siempre a lo lejos Bahía de los Ángeles, Santa Rosalía con su iglesia de acero realizada por el Ingeniero Gustave Eiffel poco tiempo después de finalizar la Torre Eiffel en París, Punta Chivato, Mulegé, Playa Santispak en Bahía de Concepción, hasta finalmente llegar a Loreto. Además la región te ofrece la maravillosa Ruta de las Misiones donde podrás seguir la huella de los misioneros jesuitas que fueron los únicos que pudieron llegar hasta estos confines de la mítica California desde finales del siglo XVII, y podrás aventurarte en alguna de las expediciones al desierto que ofrecen los lugareños para descubrir los vestigios de los antiguos habitantes de la península, y observar las cuevas con pinturas rupestres y petroglifos que asoman detrás de los peñascos calcinantes.

Ya tienes algunas sugerencias de los más atractivos destinos de playa en México, así es que ya no tienes pretexto para aventurarte y realizar tu viaje a la playa, en cualquiera de estas tres regiones del país, por la que te decidas habrás realizado una magnífica elección  y tu experiencia será inolvidable, no lo pospongas conoce las maravillosas playas de este país y enamórate de ellas.