Roatán: las mejores playas de Honduras

Las mejores playas de Honduras se encuentran en las Islas de la Bahía. Y Roatán, la más grande de ellas, es sin duda, el sueño de cualquiera.

Después de la Gran Barrera de Australia, se encuentran, por tamaño y por belleza, los arrecifes de coral del Caribe. Sobra decir que es un destino ideal para practicar buceo y esnórquel, pero esto no quiere decir que tendrás que dejar a un lado la idea de ponerte horas y horas sobre las blancas arenas y bajo el sol caribeño.

Este archipiélago, conformado por un pequeño puñado de islas y 60 pequeños cayos, tiene en su epicentro a Roatán, la más grande y visitada de este paraíso caribeño. Una única carretera será la encargada de llevarte a los diversos puntos, donde podrás hacer inmersiones en esas aguas habitadas por corales, esponjas e invertebrados. Éste es un destino casi virgen, visitado relativamente por pocos buceadores, algo que lo convierte en un destino casi particular.

Si buscas vida de turista más allá viajar por la profundidad del agua, podrás visitar el Instituto de Ciencias Marinas (RIMS), un lugar dedicado a la educación y a la investigación de lo que su nombre indica. Si estas deseando llevar a cabo actividades acuáticas y de aventura, entonces acércate al parque Gumbalimba, un área natural donde estar rodeado de fauna local y plantas tropicales es algo muy normal. O bien, si quieres encontrarte con aves de la región y más de 30 mariposas, visita el jardín de mariposas de Roatán. Para temas culturales, lo mejor es que vayas al centro cultural Yübu –The Garifuna Experience-, donde podrás conocer la historia del pueblo Gariguna por medio de la danza, su producción artesanal y su gastronomía. Aunque también podrás decidirte por buscar un rincón de playa acompañado por un entorno de cientos de cocoteros, algo así como la mejor postal de playa que puedas imaginarte.

Pero si no puedes dejar de pensar en explorar las aguas de este bello rincón caribeño, lo mejor es que te hospedes en Las Rocas Resort & Dive Center, un lugar soñado para los amantes del buceo. Sus 17 bungalows –con todas las comodidades que tienes en mente-, algunas de ellas habilitadas con hamacas, pueden competir por momentos con la idea de bucear: es difícil negarte a la propuesta de tu cuerpo de descansar horas y horas recostado en aquella fresca hamaca.

En este hotel tendrás a tu disposición equipo para snorkel, un centro de buceo y cursos para lograr obtener una certificación de buzo. Si piensas en casarte, vas por buen camino, ya que también ofrecen servicios de primer nivel para organizar tu boda en este archipiélago de ensueño.