Viajes a la playa: Yelapa, Jalisco

Si de viajes a la playa se trata, Yelapa, en la costa de Jalisco, es un paraíso de recuerdos imborrables. Esta joya natural del portentoso Océano Pacífico es un pequeño rincón casi secreto, ideal para aquéllos que disfrutan del exotismo de una playa y un pequeño pueblo enclavado en un increíble paisaje de belleza inconmensurable. A Yelapa no se llega en coche. Para acceder a ella, se tiene que navegar a lo largo de una costa que alberga enigmáticas playas solitarias enmarcadas por idílicos contornos de exuberante vegetación, asombrosos acantilados, y rocas de formas sugerentes.

Desde Puerto Vallarta, inicia la aventura en lancha para trasladarse a Yelapa. Una vez iniciada la circunnavegación, lo primero que impacta es la famosa Roca de los Arcos muy cerca de Mismaloya, el lugar es un santuario marino ideal para la práctica del buceo, el snórquel, o simplemente para zambullirse en sus aguas cristalinas. Un poco más adelante está la bella Caleta de Quimixto, de escenarios bucólicos y un poco más allá, se encuentra la solitaria Playa de la Ánimas, que es el lugar ideal para quien decide perderse en un paraíso de ensueño.

Después del excitante trayecto de poco menos de una hora, se llega finalmente a la maravillosa Yelapa. En su playa de blanca arena asoman algunas palapas con palmerales y maleza tropical mientras que, entre la vegetación y a lo alto de las montañas, se alzan las casonas de techos de palma y tejas rojas. Algunos extranjeros han decidido habitar en el pueblo, seducidos por este prodigio natural. Por otro lado, al llegar, los habitantes  de Yelapa se precipitan amistosamente para ofrecer hospedajes y placeres culinarios a los recién llegados. En la playa, la gente toma el sol en sus camastros o disfrutan de una bebida exótica a la sombra de las palapas.

Yelapa ofrece  la belleza y serenidad de su playa, desde donde puedes observar el paso de los delfines o las ballenas jorobadas. Pero también existen varios recovecos extraordinarios que no tienen desperdicio. Puedes decidirte por una ruta marítima para descubrir, a bordo de las pangas, las espléndidas playas solitarias aledañas; o internarte en la selva río arriba y descubrir con sigilo las confidencias de la espesura tropical; o quizá. te decantes por conocer las impresionantes cascadas de la zona alimentadas por los ríos Yelapa y Tuito. La Cascada Yelapa cuenta con una caída de más de 30 metros y está a sólo 15 minutos de la costa. Por otro lado, para llegar a la Cascada del Salto tienes que caminar otra media hora a partir de la de Yelapa, y luego, seguir más adelante para apreciar la Cascada de la Catedral de 35 metros de altura.

Yelapa ha atrapado a cientos de visitantes que asentaron sus reales en este paraíso, y todo por los escenarios magistrales, la tranquilidad de los mágicos crepúsculos estrellados y las románticas noches con velas en sus restaurantes y palapas a la orilla del mar, porque en Yelapa no hay luz, ni teléfono, ni automóviles, ni nada que interrumpa este sueño seductor.Busca con tu agencia de viajes los paquetes vacacionales a Puerto Vallarta y escápate a este edén insospechado, que fue escenario de la presencia de Elizabeth Taylor y Richard Burton, quienes quedaron atrapados aquí durante la filmación de la ” Noche de la Iguana”.

Así como para ellos la vida nunca volvió a ser igual después de este fantástico encuentro, seguramente la tuya tampoco lo será después de descubrir los secretos de Yelapa. Muy buen viaje.