Viajes a la playa: Ölüdeniz en Turquía

En la Provincia de Mugla, se encuentra uno de los paraísos, para realizar viajes a la playa, de los más exóticos y espectaculares del mundo: Ölüdeniz. El lugar tiene, además de su maravillosa bahía de arena blanca y azules turquesa, un idílico portento natural: la Laguna Azul, que es una reserva natural protegida de escenarios inimaginables.

Esta joya natural en el Mar Egeo ostenta una maravillosa playa entre paisajes montañosos. Su pequeño pueblo ofrece un bello paseo marítimo que bordea la playa, donde los viajeros deambulan por tiendas de marcas y firmas conocidas, para después regalarse un atardecer en las terrazas de los pequeños cafés y restaurantes típicos. La Laguna Azul es completamente virgen, es decir, no tiene ningún tipo de infraestructura turística. Además, es un parque natural para llenarse los ojos con sus impresionantes postales y panoramas portentosos. La claridad de su agua y la exótica vegetación que la rodea son de belleza superlativa.

Playas

La Playa de Kidrac, a sólo tres kilómetros de Ölüdeniz, no tiene desperdicio. Su tranquilidad y el maravilloso bosque de pinos que la habita es el marco ideal si deseas más privacidad. Por otro lado, la Playa de las Mariposas es una opción inmaculada de acentos naturales excepcionales. Del mismo modo, la Playa de Gemiler es especial si decides perderte en un paraíso solitario con vistas maravillosas de las islas vecinas.

Finalmente, la Playa de Kabak  es la más virgen y exótica. A ella se tiene que llegar en barco y hay muy pocos lugares para acampar, por lo que hay que llevar todo lo necesario para pasar algunos días memorables.

Deportes extremos

Y si de aventura se trata, la región ofrece alternativas francamente incomparables. Por ejemplo, el vuelo en parapente desde la montaña de Badabag es de sensaciones inolvidables, ya que es uno de los mejores lugares de Europa para la práctica de este deporte extremo. Asimismo, los paisajes de la bahía, de la Laguna Azul y de las serranía aledañas son incomparables.

El buceo en las aguas cristalinas es, por supuesto, una experiencia con muchos valores agregados. Basta decir que la fauna acuática de este paraíso es una de las más variadas y abundantes de todo el continente; y si de deportes acuáticos se trata, el rafting en el Río Dalaman tampoco te dejará indiferente. Pero puedes probar opciones como el kayak, el windsurf, el kite-surf, el esquí acuático, o el wakeboard; o bien, optar por espectaculares caminatas por las colinas de Ölüdeniz.

Gastronomía

En las terrazas de los restaurantes podrás deleitarte con los mejores platillos turcos. Las artes culinarias de este país te ofrecen delicias hermanadas con sus producciones regionales de olivas, berenjenas, cordero, pescados, mariscos, y sus famosas vides; por supuesto, no pueden faltar los tradicionales kebabs, los mezes, las espléndidas ensaladas, las berenjenas rellenas, las maravillosas sopas de mariscos y, claro está, su sofisticada variedad de vinos.

Vida nocturna

Por las noches, Ölüdeniz no duerme. En el paseo marítimo, los bares alineados en una infinita sucesión de ritmos, colores, bebidas exóticas y paisajes seductores,  bullen de comensales venidos de todos los confines del planeta. Las crónicas de aventuras y periplos del día se suceden en una pugna por contar el relato más épico y heroico.

En fin, para tus próximas vacaciones en la playa no dudes en contemplar esta joya playera. Consulta a tu agencia de viajes, es decir PriceTravel y regálate este mágico destino en las enigmáticas tierras turcas. Muy buen viaje.