Las mejores playas del mundo: Formentera

En este mundo donde las encuestas van y vienen, hay una referente a las mejores playas del mundo. Y una de las playas de Formentera ¡suele aparecer en todas!

Poniéndonos de acuerdo

Es difícil saber cuál es la mejor de todas. Todo va de acuerdo con los intereses de cada uno. Habrá quienes disfrutan la soledad y otros que no pueden estar tranquilos en la playa si no es rodeado de cientos de personas. Otros necesitarán un paisaje natural casi virgen, mientras que existirán los que desean rascacielos casi a pie de arena. Pero Ses Illetes tiene algo.

Playa Balear

Esta playa de las Islas Baleares, en plenas aguas del Mediterráneo, tiene cierta magia que convence a todos en general. También se le conoce como Ses Illetes, aunque bien podría llamarse la campeona. No es que gane el primer lugar en las encuestas, pero es que aparece normalmente en ellas, no importa quién las realice.

Liga de campeones

Para estar entre las mejores playas del mundo, el camino no es nada sencillo. Hay que pensar que participan edenes mundiales. Desde aquellas del Caribe, hasta las del Pacífico Sur. Es decir, lo mejor de lo mejor. Pero este rincón balear sabe defenderse muy bien.

Segundo lugar

Para mucha gente se trata de la segunda mejor playa del continente europeo, detrás de la playa de Isola dei Conigli, en la región italiana de Lampedusa. Eso sí, en España es la gran campeona de las playas.

¿Quién es?

Frente a la costa se encuentran seis islotes, de ahí su nombre en catalán Ses Illetes. Se localiza en la cara oeste de la península formenterense de Es Trucadors. Pero, más allá de nombres, referencias y tablas de posición, tienes que saber que este paraíso mediterráneo está conformado por arena blanca y aguas de tonalidades turquesa que harán que tus fotos, y por supuesto, tus vacaciones, sean perfectas. Además, los servicios turísticos son completos y saben aquello de conservar rincones tranquilos y solitarios.

Turismo ecológico

Esta playa, y la Isla de Formentera casi por completo, son un referente en cuanto turismo ecológico. Es un territorio ideal para vivir la naturaleza y la esencia del Mediterráneo, desde la naturaleza en estado puro hasta sus paradisiacas playas que se extienden a lo largo de más de 20 kilómetros.

¡Extra!

Pero además de arena blanca y colores turquesa en el mar, este destino te ofrece diversos eventos deportivos, mucha cultura y una oferta gastronómica que será poco amiga de tu báscula. Y lleva una cartera resistente, ya que la artesanía local ¡causa adicción!