Las Playas de Rosarito en Baja California

Baja California tiene mar por todos lados, y las playas de Rosarito, muy cerca de Tijuana, son las más populares y visitadas del estado, un oasis para los bajacalifornianos.

Muy cerca de Tijuana

Al sur de Tijuana, sobre la costa del Pacífico, se yerguen infinitas las playas de Rosarito. La gente viene a pasar el día en sus hermosas playas, a comer las famosas langosta de Puerto Nuevo, a comprar pescado con los pescadores del pequeño puerto de Popotla, a disfrutar las bellas dunas de Primo Tapia en sus cuatrimotos, a surfear en las playas de olas imponentes, o simplemente, a disfrutar desde una terraza con vista al mar de una cerveza helada.

Las mejores playas

Desde los cerros de la costa de Rosarit,o por los acantilados de Popotla y Puerto Nuevo, se tienen las mejores vistas para escudriñar en el horizonte, durante los meses de invierno, el mágico paso de las ballenas grises. Aquí están también los senderos y caminos que llevan a las mejores playas, por ejemplo, las famosas playas del kilómetro 38, donde se congregan los surfistas venidos de los cuatro punto cardinales para aprovechar las portentosas olas del lugar. Del mismo modo, las playas de Punta Descanso y Punta Mezquite son apreciadas por los surfistas más avezados.

Otra alternativa atractiva es, con una lancha, realizar una excursión a las Islas Coronado, que están a unos 11 kilómetros de distancia de la costa. El lugar ofrece rincones maravillosos para el buceo y el esnórquel; también en la playa principal de Rosarito, se pueden realizar estupendos paseos a caballo o, incluso, en un dromedario; los más pequeños pueden decantarse también por lo ponis o las llamas.

Un poco de historia

En Rosarito y sus alrededores, existen algunos lugares emblemáticos que son parte de la historia de la región. Por ejemplo, en la playa Punta Descanso, está el Centro Histórico y Cultural Calafia, en un maravilloso acantilado desde donde se tienen postales espléndidas del mar y de la costa con sus arrecifes de formas caprichosas.

La visita de este histórico lugar inicia en la Plaza de las Misiones, donde están reproducidas las fachadas de tres misiones icónicas de las tres órdenes religiosas que participaron en la obra evangelizadora de las Californias: dominicos, franciscanos y jesuitas. Las misiones son las Del Descanso, la de San Diego de Alcalá y Nuestra Señora de Loreto, que fue la primera misión que hubo en la península.

En otro punto, se alza imponente una cruz con fecha de 1773, fecha en que franciscanos y dominicos establecieron la primitiva frontera entre la Antigua y Nueva California.

En una galería, se exhiben también fósiles del Creático, piezas prehispánicas, algunos enceres y objetos que pertenecieron al emblemático Casino de Agua Caliente que es, de alguna manera, el símbolo de los inicios de la actual Tijuana.

En otro espacio, se exhiben piezas de las escenografías utilizadas para el rodaje de la película Titanic, que fue realizada muy cerca de aquí, en los Baja Film Studios.

Los sabores bajacalifornianos

En Rosarito, existen lugares extraordinarios para degustar los platillos del mar. Es imposible no referirse a las langostas de Puerto Nuevo, que van acompañadas de sus frijoles, arroz, salsa de chile, mantequilla derretida, y las típicas tortillas de harina de la región.

Otros lugares en la playa de Rosarito ofrecen delicias como: el cangrejo diablo, el abulón, el agua-chile de camarón, los mejillones, y un sinfín de delicias del mar. También existen lugares de postín y de manteles largos, como el restaurante el Nido, donde se sirven platillos excelsos y sofisticados: carne de venado, codorniz, borrego, conejo, y la típica machaca de res.

Volviendo un poco más a la informalidad, los Tacos El Yaqui ofrecen unos tacos de arrachera con tortillas de harina que llevan queso, frijoles y guacamole que son un portento; y, en Trenta Quattro, las pizzas son de otro mundo. Las podrás pedir con chorizo de abulón, caracol y quesos de la región de Real del Castillo cerca de Ensenada.

Pasando a otro tópico, pero continuando con la cultura, hay que destacar que Rosarito tiene también la particularidad de contar con una gran cantidad de interesantes galerías de arte de artistas locales, que han encontrado en la zona un interesante mercado. La vida nocturna tampoco tiene desperdicio: decenas de locales tienen fiesta toda la noche en todo tipo de bares y “antros” de moda.

En fin, en tu próxima estancia en Tijuana, no dudes en regalarte la oportunidad de conocer las playas de Rosarito. Recibirás mucho más de lo que esperas. Consulta a tu agencia de viajes, PriceTravel, y deja que ellos se hagan cargo de tus transportes y hospedajes.

Muy buen viaje.