Playas del Golfo de México: las mejores

Las playas del Golfo de México suelen quedar en el olvido. El Mar Caribe y muchos rincones del Pacífico hacen a un lado a su hermana menor. Pero en el golfo hay mucha buena arena, la suficiente para disfrutar de sol y mar. ¿2,500 kilómetros de longitud te parecen bien?

Costa Esmeralda

Se trata de la joya de la corona de este litoral mexicano. Se encuentra en la franja costera del estado de Veracruz. Para ser más precisos, en los municipios de Nautla y Tecolutla. Para hospedarte existen todo tipo de hoteles, desde los rústicos hasta otros que saben cargar con varias estrellas de mucha calidad.

Además de encontrar playas que algunos otros sitios del mundo desearían tener, podrás contar con otro tipo de actividades que van más allá de una toalla, mucha crema solar y muchas horas tumbado de cara al sol. Por ejemplo, la Reserva Ecológica Ciénegas del Fuerte o el Campamento Tortuguero Vida Milenaria son dos atractivos que deberías contar en tu historial como turista. Son perfectos para entender lo importante que es la naturaleza.

Ciudad del Carmen

En esta ciudad se encuentra un importante número de playas que saben construir paisajes de primer nivel, con clima idóneo y con una calma perfecta para quienes busquen además del kit playero, poca gente.

Playa Manigua y Playa Caracol son, tal vez, las más conocidas. Se ubican muy cerca del centro de la ciudad, frente a la Laguna de Términos. Entre ellas dos se encuentran manglares, algo que le da un toque muy salvaje a las vacaciones.

Al otro extremo de la ciudad puedes disfrutar de una playa mucho más ancha aunque más visitada. Se trata de Playa Norte, donde en tiempos de fiestas todo es música y mucho ambiente, sobre todo en la Fiesta de Julio y Fiesta del Mar.

Tamaulipas

Este estado de la República cuenta con un litoral muy extenso y con muchos contrastes. En los alrededores de la playa Lauro Villar existe una zona amplia de lagunas… El Mogote, Santa María o El Barril son excelentes escenarios para ver miles de aves.

Si deseas velear o pescar lo mejor es ir a barra Soto la Marina, con una longitud de 80 kilómetros, en donde encontrarás diversos paisajes y varios poblados de pescadores que te ayudarán a la práctica de la pesca de piezas grandes como el Marlín.

De regreso a Veracruz

Se le conoce como Playa Lechuguillas. Un sitio que poca gente acostumbra visitar, lo que es una oportunidad para disfrutar de mucha tranquilidad y ser dueño y señor de toda la arena y mar de tu alrededor. En ese sitio desemboca un río que conforma una alberca muy tranquila.

Si te gusta el buen comer estás en tu destino perfecto, ya que los camarones enchipotlados o un clásico pescado frito acompañado de pequeños trozos de tortilla frita con crema y salsa picante, conocidas como cacalitas, lograrán que tu paladar sea el jefe de la expedición. Y si además quieres practicar canotaje o buceo… entonces es hora de aventurarte a este rincón casi desconocido de México.