Las mejores playas en España: Llanes en Asturias

Cuando se habla de las mejores playas en España hay que mencionar las que están en la espectacular costa Cantábrica y, ahí, las de Llanes, en Asturias, se encuentran entre sus principales exponentes.

La costa Cantábrica

Con sus abruptos acantilados, pequeñas calas con playas de ensueño, profundos aromas marinos, paisajes de verdes exuberantes, espectaculares cordilleras a lontananza con los imponentes Picos de Europa nevados, y pequeños y entrañables pueblos de pescadores, como Llanes y Cué, la costa Cantábrica es una de las regiones más bellas de toda la península ibérica.

A la espectacularidad de la región se suman sus tradiciones medievales de coloridas y alegres expresiones, su excelsa gastronomía de frutos del mar y, sobre todo, la espontaneidad y calidez de su gente .

El pueblo de Llanes

Llanes es de esos antiguos pueblos de pescadores que conservan intactas sus formas y tradiciones. El casco medieval domina la escena con sus palacetes, torreones, muros fortificados y la bella Basílica de Santa María.

En sus plazas y callejones, las terrazas repletas de sinodales tienen siempre un ambiente festivo. El puerto rebosante de actividad pesquera en sus barcazas de madera ostenta la atmósfera de tiempos inmemoriales que recuerdan su pasado de importante punto pesquero.

El espectacular paseo ribereño de San Pedro regala postales excepcionales de islotes, acantilados, arrecifes portentosos y un mar de azules profundos que rompe en eclosiones abruptas contra las rocas monumentales.

Además, el poblado tiene manifestaciones artísticas contemporáneas que lo ponen a la vanguardia del arte. Un ejemplo es la obra monumental pictórica en los bloques de hormigón de la escollera que forman la “boca” de entrada al puerto. Todas las piedras están pintadas con obras del artista plástico Agustín Ibarrola.

Los Cubos de la Memoria es el nombre de la obra y su presencia es, sin duda, sorprendente y espectacular.

Las playas de Llanes

Las playas en este recoveco asturiano son un portento. En el mismo poblado se encuentra la del Sablón, que es muy concurrida, animada y está justo donde inicia la ruta ribereña de San Pedro.

Sin duda vale la pena hacer un recorrido y conocer las encantadoras e idílicas playas que se yerguen siempre escondidas entre enormes arrecifes de formaciones espectaculares. Está la de Toró muy cerca del poblado, encantadora y con todos los servicios.

Conforme uno se va alejando la geografía caprichosa regala pequeñas playas de ensueño, como la playa de Guadamía, que es maravillosa con sus aguas turquesa, su arena dorada y su increíble isla al frente.

Encontrarás la playa de La Canal oculta en un estrecho cañón y la playa de Cuevas del Mar, con sus caprichosas oquedades talladas por el mar, también es entrañable.

La playa de Gulpiyuri, declarada Monumento Natural por el Principado de Asturias, es simplemente espectacular; la playa de Torimbia es una de las más amplias y populares para los que gustan del nudismo, y la playa de Barro es también muy visitada y cuenta con todos los servicios.

De increíble belleza, la playa de Troenzo es mucho más solitaria, mientras que la playa de Poo es ideal para los menores por su suave oleaje.

La playa de Buelna es una de las más bellas con sus aguas turquesas y sus sorprendentes paisajes de depresiones kársticas. Finalmente, la playa de Antilles, en el hermoso pueblo vecino de Cué, es para quitar el aliento por su forma de concha y su isla Grande al frente, a la cual se puede acceder por un singular pasillo de arena cuando la marea está baja.

Los placeres gastronómicos de Llanes

La cocina asturiana es rica y variada. En la costa, Llanes presenta una combinación interesante con sus excepcionales frutos de mar, además de que no puede faltar la famosa fabada asturiana con las verdinas, que son las alubias diminutas de la región.

Los centollos y los bogavantes se llevan los reflectores; los mejillones al vapor y las zamburiñas (pequeñas almejas) tampoco tiene desperdicio; y los percebes y los gambones (camarones gigantes) hay que incluirlos, sin duda, en el menú.

La parrillada de mariscos es de recuerdo perenne, las vieiras gratinadas también son inolvidables; y las navajas y langostinos no tienen parangón. Si todo esto lo acompañas con un vino blanco de la región o con un “culín” de sidra, entonces la experiencia gastronómica resulta espectacular.

En fin, la costa Cantábrica es de una belleza exótica incomparable y de su lado asturiano tiene algunas de las playas más impresionantes de toda la península.

Si además sumas la presencia de sus entrañables pueblos medievales, paisajes de montaña y cocina excepcional resulta que esta región es sólo para los viajeros más conspicuos y exigentes. Acércate a tu agencia de viajes PriceTravel para que se encarguen de todo en tu próximo viaje a España. Puedes estar seguro de que este rincón asturiano quedará en tu memoria para toda la vida. Muy buen viaje.