Los cuatro mejores restaurantes de la Ciudad de México

Los mejores restaurantes de la Ciudad de México están incluidos desde hace años en las guías de los mejores restaurantes del mundo. La alta gastronomía mexicana es producto de una larga tradición de cocinas regionales con identidad propia que han venido pasando de generación en generación y ha alcanzado su máximo refinamiento en la capital gastronómica del país.

La cocina mexicana es sin duda uno de los principales atractivos turísticos del país. Su riqueza va más allá de los tacos y  el guacamole, —los más conocidos fuera de México— y alcanza una gran variedad de platillos provenientes de las cocinas regionales, cada una con identidad propia. Color, textura, aroma, sabor exaltan todos los sentidos, así que como amante de la buena mesa tendrás tu festín con los platos más tradicionales y los más exóticos como aquellos que utilizan ingredientes inusuales como los gusanos de maguey, hormigas y chapulines fritos.

Entre las cocinas regionales, se destacan la de Yucatán y Oaxaca. La gastronomía oaxaqueña es una de las más famosas de México con sus  tlayudas (una gran tortilla que se acompaña con ingredientes regionales), su mole y sus exóticos chapulines aderezados con sal, ajo y especias. La de Yucatán es menos extrema pero igual de sorprendente como lo demuestran la cochinita pibil, carne de puerco aderezada con naranja, cebolla morada y salsa de achiote, cocinada en un horno bajo tierra.

La Ciudad de México es la capital gastronómica del país donde no sólo se encuentran excelentes restaurantes de cocina tradicional mexicana, sino de la vanguardia culinaria del país. La afamada Guía San Pellegrino que todos los años elabora la lista de los mejores restaurantes del mundo, ha colocado tres restaurantes mexicanos en los top ten de los restaurantes de América Latina de 2014: Pujol en el sexto lugar, Biko en el octavo y Quintonil en el décimo.

Pujol es el restaurante de Enrique Olivera, a quien la Guía no duda en llamar “el rey de la nueva gastronomía mexicana”. En su pequeño restaurante en Polanco, Olivera renueva los sabores mexicanos, como bien lo expresa su plato de elotes con mayonesa de hormiga chicatana, café y chile costeño o el taco de langosta, longaniza, frijol y hoja santa, una versión sofisticada y deliciosa de uno de los más tradicionales platos mexicanos.

Biko, bajo el comando de Mikel Alonso, Gerard Bellver y Bruno Oteiza, son un excelente ejemplo de que fusionar con éxito dos gastronomías es posible. En este caso, la cocina española y la mexicana han dado como resultado en Biko platos elegantes y complejos. Oteiza y Alonso abrieron Biko hace casi 20 años y empezaron pronto a jugar con sabores del País Vasco —donde ambos nacieron— e ingredientes mexicanos. La gente empezó a preguntar si su cocina pertenecía a uno u otro país, así que decidieron llamarla “Cocina Gachupa”. La fusión está tan bien realizada que resulta difícil decir dónde acaba un país y dónde comienza el otro. Dos platos imperdibles: la codorniz y palomitas, y los globos de chocolate que estallan en la boca.

Al igual que Pujol y Biko, Quintonil también está en Polanco, el exclusivo distrito sibarita de la Ciudad de México y se ha instalado rápidamente como uno de los mejores restaurantes de la capital desde que abrió sus puertas en 2012. Su chef Jorge Vallejo estudió trabajó tres años bajo el mando de Enrique Olvera en Pujol antes de lanzarse a abrir Quintonil con un menú donde abundan los ingredientes autóctonos para darle una nueva vida a las recetas tradicionales mexicanas. Se destacan los platos con hierbas y granos poco utilizados.

A su vez, este año la Guía premió a la mexicana Elena Reygadas como Mejor Chef Femenina por Rosetta, un restaurante sencillo en el exclusivo distrito histórico de Roma que se ha establecido como uno de los mejores restaurantes gracias a su cocina sobria, estacional y cuidada. La carta refleja una variedad de influencias internacionales, sin dejar de lado los ingredientes propios de México y sus tradiciones culinarias. Entre los platos que destacan la pasta artesanal de autor y los panes, como se aprecia especialmente en la excelente ensalada panzanella de Rosetta. Reygadas abrió Panaderia Rosetta en 2012 y provee a muchos de los restaurantes más aclamados de la Ciudad de México.

El resultado de fusionar sabores auténticos y la versatilidad en la cocina de cada uno de estos restaurantes da como resultado un menú amplio e imaginativo, todo en un mismo lugar, la ciudad de México, conócelos:

Pujol. Francisco Petrarca 254, Polanco, Ciudad de México, tel. +52 55 5545 4111

Biko. Presidente Masaryk 407, Polanco, Ciudad de México, tel. +52 55 5282 2064

Quintonil. Newton 55, Polanco, Ciudad de México, tel. +52 55 5280 2680

Rosetta. Colima 166, Roma Norte, Ciudad de México, tel. +52 55 5533 7804