Restaurantes de comida árabe en la Ciudad de México

Las cocinas internacionales en la Ciudad de México son excelsas, y en los restaurantes de comida árabe tradicionales encontrarás los platillos más sofisticados de esta exótica gastronomía.

La cocina de los países arábigos

La cocina árabe es una rica mezcla con las características de la gastronomía mediterránea e india, sobre todo en el empleo de las especias. Por supuesto, esta cocina es una combinación de diversas culturas unidas por un idioma en común, como la exótica comida libanesa o la magrebí.

En todas existen elementos comunes que las unen, como la carne de cordero, el conejo, la ternera, el yogur, la menta, el tomillo, el sésamo, el curry, el azafrán, el cúrcuma, el ajo, la canela, el arroz, el couscous, el pepino, la berenjena, y las especias en general.

En la Ciudad de México hay grandes ejemplos de comida árabe para todos los gustos y bolsillos. Te dejamos aquí algunas sugerencias que, sin duda, serán una caricia para tu exigente paladar:

Restaurante Adonis

Está en Polanco, en Homero esquina con Hegel, y es ya todo un clásico. Su decoración kitch de lujoso palacio de las mil y una noches es el preludio de una sesión gastronómica memorable. Sus 25 años de existencia le dan la autoridad requerida para enfrentarse a los paladares más exigentes.

Para abrir boca, su hummus, que es el puré de garbanzo, es delicioso; el mutabal, que es un platillo de berenjenas, es de exóticos sabores con acentos de cúrcuma y tomillo; las hojas de parra son también portentosas, y el jocoque es particularmente bueno.

Como platillos fuertes entontrarás el muhamasa, que es carne molida con garbanzo y toque de piñones perfumados. Es inolvidable y más si es acompañado de un fresco tabule, la ensalada clásica de perejil. El arroz con fideos o lentejas tampoco tiene desperdicio; su kepe bola, que son las croquetas de carne molida con trigo y acentos de hierbabuena y perejil, es delicioso, y sus falafel, que son las croquetas de garbanzo o habas, son también excelsas. Los dulces y pastelillos de postre son un magnífico broche de oro.

Restaurante Árabe Miguel

Está en la colonia Roma, en la calle Córdoba. Es para paladares exigentes y su decoración sobria con racimos de uvas que cuelgan del techo otorga al lugar un ambiente muy auténtico, sin parafernalia excesiva o recargada.

Ahí, el arroz con fideos, el tabule, y los falafel son soberbios. Su kepe bola es de colección, y su brocheta de cordero muy jugosa y exquisita. La tripa rellena de carne y arroz es una exclusiva con buenos resultados, mientras que sus alambres surtidos de pollo y carne molida de muy buenos aromas. Las criadillas de cordero al mojo de ajo o en salsa verde son inolvidables.

Restaurante Arbanus

En avenida de Las Palmas, en Tecamachalco, este restaurante es sin duda una delicia de sofisticados sabores.

Para empezar, sus entremeses son excepcionales y el menú ofrece aceitunas negras marinadas, tabule, hummus, baba ganush, que son berenjenas rostizadas; kepe crudo, que aquí tiene la particularidad de tener como ingrediente principal la nuez; hojas de parra rellenas de arroz, calabazas rellenas de carne molida de cordero, y las clásicas bolitas de falafel.

Como platos fuertes están el manakeesh, que es la pizza estilo árabe; el kofta de res, que es una brocheta de carne molida con trigo y especias, y el merguez, que es la salchicha árabe a la parrilla. Todos son recomendables y para el postre encontrarás que sus polvorones de almendras y sus besos de novia son la mejor despedida.

En fin, si de gastronomía se trata, la Ciudad de México tiene alternativas de primer orden en restaurantes y bares. La cocina árabe no es, por supuesto, la excepción. Aunque la lista que te presento no aborda las únicas alternativas de buenas cocinas árabes, si es una selección escrupulosa para que te inicies en esto de los sabores y aromas del Medio Oriente y del Norte de África. Si ya tienes experiencia en estos avatares, pues, esperamos tus sugerencias. Muy buen provecho.