Ideas para unas excelentes vacaciones en familia con niños

Las vacaciones en familia con niños es sin duda uno de los mayores placeres de la vida, de ahí que haya que programar muy bien las cosas para que no resulte lo contrario. Es decir, quizá sobra recalcarlo pero los niños no tienen porqué tener los mismos intereses que nosotros, ni mucho menos las mismas expectativas en relación a su viaje, ni a sus vacaciones, por lo cual resulta indispensable pensar en un plan equilibrado donde todos los integrantes de la familia tengan opciones de diversión y de convivio en armonía.

Cuando estás en la disyuntiva  de donde ir de vacaciones y  piensas por ejemplo en un destino de playa, que suele ser el destino predilecto de los menores, no dejes de considerar que para el hospedaje conviene buscar hoteles para ir con niños, es decir, que tengan todas las instalaciones adecuadas para los menores: albercas con sus secciones poco profundas, jardines, terrazas y salones con juegos, espacios para actividades deportivas y, eventualmente, menús especiales para niños, etc. Del mismo modo, es muy importante que la playa no tenga un oleaje demasiado violento y que en esta existan actividades propias para los niños, como por ejemplo: la banana, el parachute, los paseos a caballo, el snorkel, excursiones, paseos en lancha, actividades deportivas organizadas, etc. También es fundamental considerar dentro de los destinos de playa que esta se encuentre en un centro urbano medianamente significativo como para que cuente con cierta infraestructura como: centros comerciales, parques de diversiones, cuestiones como acuarios, jardines botánicos, museos enfocados a los niños, cines y en general atracciones divertidas adicionales a lo que estrictamente son la playa y la alberca, demasiado sol no es del todo conveniente.

Cuando el rumbo es más bien hacia una ciudad que no cuenta con el atributo de la presencia marina, algunas de las recomendaciones son parecidas a las ya esgrimidas en los destinos de playa, sin embargo tendrás que tomar en cuenta algunos otros aspectos sobre todo si pretendes que tu estancia sea prolongada, es decir será importante por ejemplo llegar a acuerdos muy puntuales con los menores sobre qué es lo que desean hacer durante sus vacaciones, esto es para mantenerlos ocupados por lo menos parte del día y que no se queden inactivos frente al televisor o a todos los “ gadgets “  digitales que bien conoces.

Los campamentos de verano, las actividades deportivas organizadas, los talleres creativos y los cursos de verano, son algunas de las opciones que pueden hacer su estancia más divertida, esto, claro, complementado con las actividades en familia. Claro que si al contrario tu permanencia no será necesariamente prolongada, entonces busca realizar con tus niños cuestiones que resulten divertidas para todos: parques con juegos infantiles, zoológicos, bibliotecas con secciones infantiles, conciertos y obras de teatro, visitas a lugares naturales donde puedan estar en contacto directo con fenómenos de la naturaleza como: ríos y cascadas, lagos, montañas y selvas, sitios que te permitirán que realicen además actividades ecológicas y de aventura, también interesantes resultan los museos para niños que sean divertidos e interactivos, como por ejemplo, los tecnológicos, los de ciencias, los de cera, incluso los de arte tienen hoy salas y actividades para menores que son entretenidas y didácticas, etc.

En fin, ideas para vacaciones con niños sobran, lo importante es organizarte con tiempo y consensar con los menores sus intereses y expectativas, de este modo tendrás una experiencia inolvidable y habrás organizado unas verdaderas vacaciones divertidas con niños. Buen viaje y que lo disfrutes.