Cuándo tomar unas vacaciones

¡Hey! ¿No te ocurre que últimamente levantarte para ir a trabajar significa un suplicio, que el café no es suficiente para mantenerte despierto en la oficina, o que incluso inviertes más tiempo en la cantidad de trabajo que hacías anteriormente con menor esfuerzo? Si por lo menos presentas una de las anteriores excusas, no lo pienses más, ¡haz tu maleta y toma esas vacaciones que tanto requieres!

Viajar siempre será placentero, y los beneficios para nuestro ánimo inmejorables.

Si esto aún no es suficiente para entender que te urge un descanso, te presentaré las 5 excusas para comprar los vuelos, tomar la maleta y agarrar rumbo con un único destino: el descanso y la relajación que te liberarán del estrés acumulado. ¿Estás listo?

Mejora tu ánimo

Si a estas alturas levantarte de la cama para ir al trabajo representa “un castigo de la sociedad capitalista”, e incluso al finalizar tu jornada laboral terminas con las energías tan gastadas que solo piensas en regresar a casa para descansar, entonces te urgen unas vacaciones. Toma la decisión y descubrirás cómo unos días de relajación pueden ser tan liberadores que tu actitud laboral será mucho mejor.

El descanso siempre es necesario para enfrentarnos a los retos diarios.

¡No puedo pegar el ojo!

El sueño… todos sabemos lo importante que es dormir para nuestra salud. El sueño nos rejuvenece, nos llena de energías para comenzar el nuevo día, no tranquiliza del estrés, entre muchos otros beneficios. Entonces si tu sueño se ha visto interrumpido últimamente, probablemente es por el estrés del trabajo. ¿Cómo acabar con esto? Sencillo, sólo toma unas vacaciones que te permitan descansar y disfrutar con los tuyos, verás que a tu regreso tus horas de sueño serán reparadoras e ininterrumpidas.

El trabajo en exceso puede provocarnos estrés, en estas situaciones una temporada de descanso es lo ideal.

¡En modo lentium!

Últimamente por más que te esfuerzas en trabajar no logras hacer la misma cantidad de pendientes que cuando iniciaste, eso se llama agotamiento, y para vencerlo es necesario que el descanso y la desconexión del trabajo son necesarios. Todos sabemos que a las empresas las mueve la productividad, y que cuando esta decae se prenden “focos rojos”, entonces si experimentas esta baja en la realización de tus actividades, lo mejor para ti y para la empresa es que tomes unos días de descanso, a tu regreso notarás las mejoras en tu desempeño.

De mal carácter

Normalmente no eres la persona más sonriente del mundo, pero ahora estás más irritable que hasta tus compañeros de trabajo lo han hecho notar, o peor aún, en casa ya no disfrutas a los tuyos por siempre estar de mal humor. Este es otro indicio de que unas vacaciones son urgentes, pues los cambios de estado de ánimo son otro factor del estrés laboral que puede estar afectando muestras distintas áreas sociales y afectivas de nuestra vida. Así que no permitas más esto y realiza ese viaje que tanto has pensado, simplemente toma unos días de descanso.

Cuando tu trabajo se empieza a poner tedioso, lo recomendable es tomar unas vacaciones.

¡Snif! ☹

Sí, las enfermedades son un síntoma de que tu cuerpo necesita unas vacaciones. Regularmente tendemos a enfermarnos más en la medida que acumulamos estrés a causa del trabajo. Por ello, unos días de descanso y relajación serán suficientes para evitar esas molestias y tener una mejor actitud en  el trabajo.

No sé tú, pero si llegas a sentir o vivir alguna de estas situaciones la solución siempre va a estar en nuestras manos. Solo se necesita la determinación de tomar un periodo de descanso o relajación ya sea solo o con los familiares, para que a nuestro regreso al trabajo seamos funcionales y capaces de dar solución a nuestros retos del día. Ahora que sabes cuándo es necesario tomar unas vacaciones, no lo pienses más y a planearlas.