Banff & Lake Louise, un paraíso escondido en las Montañas Rocosas

 

El Parque Nacional de Baff es uno de los destinos más encantadores de Canadá, ya que no solo está rodeado de impresionantes montañas; lo componen valles, glaciares, vastos bosques y ríos. Podría decirse que Banff es un paraíso salido de un cuento de hadas que no te puedes perder.

Si deseas desconectarte de la agitada rutina diaria de la ciudad, Banff y el pedacito de cielo en Lake Louise, son los lugares ideales para escapar con la familia o amigos y conectar con la naturaleza, ya que gracias a su conveniente ubicación en las Montañas Rocosas, resulta más sencillo dejarte llevar por completo a la aventura.

Hospedaje

Sin importar tu presupuesto puedes encontrar una variedad de opciones para hospedarte, tanto Banff como Lake Louise se ajustan a todas tus necesidades. Desde hoteles de lujo, hasta hostales, bed and breakfast o apartamentos equipados con  todo lo esencial para la familia.

Backcountry Lodge Skoki Lake Louise (Paul Zizka)

Si eres muy aventurero y te quieres alejar aún más del bullicio usual, puedes adentrarte en el bosque y montar tu casa de campaña en alguno de sus diversos sitios para acampar. Incluso, si no te encanta dormir en el piso, también hay chalets o cabañas para todos los gustos donde disfrutarás de vistas increíbles y te sentirás en paz.

¿Es tu sueño sentirte de la realeza y vivir en un castillo? Hospédate en Fairmont Banff Springs, no solo estarás rodeado de las montañas rocosas y de lujosas instalaciones, sino que también podrás darte un cálido chapuzón en las aguas termales de Baff Upper Hot Springs.

Si prefieres un paisaje con glaciares y el hermoso lago Esmeralda como marco, enloquecerás con el hotel Fairmont Chateau Lake Louise y podrás realizar diversas actividades de acuerdo a la temporada.

Gastronomía

¿Tienes un paladar selectivo y te gusta probar cosas nuevas? Banff te espera con todo tipo de comida deliciosa, así como algunos platillos exóticos preparados con carne de bisonte, alce o aves de la región que puedes acompañar con bebidas y licores artesanales.

Al recorrer el centro tendrás una amplia variedad de restaurantes de distintas especialidades que cambian según la temporada. En verano disfruta de los restaurantes con patios que te permitirán cargarte de energía y gozar de los paisajes. Siendo una región ganadera la mayoría de sus ingredientes son completamente frescos y locales, así que si eres de las personas que mantiene una dieta orgánica no tendrás inconveniente alguno.

Aprovecha las terrazas de los restaurantes para comer bajo el sol (Paul Zizka)

Por otro lado, en otoño quizás prefieras probar alimentos un poco más calientitos y qué mejor que paladear un exquisito queso fundido artesanal acompañado de una copa de vino. Sin embargo, la época favorita del año es la invernal y para calentarte puedes visitar Whitebark Café y tomar una taza de té o café.

También puedes cenar en The Banff Grizzly House, un restaurante acogedor con una variedad de fondues muy exóticos acompañados con  diversos tipos de carne.

Actividades en Banff

La primavera es la estación perfecta para disfrutar del solecito mientras realizas senderismo o esquías en las distintas rutas que Banff tiene que ofrecer. Cualquiera de las actividades exteriores que escojas ten por seguro que deleitarás tu vista con los efectos de los rayos de sol sobre el paisaje invernal.

¿Te gustan los museos? Definitivamente encontrarás una oferta cultural variada para pasar una tarde con la familia o un día lluvioso. Si eres amante de la historia y te interesa conocer más sobre Banff y Lake Louise visita el Museo del Parque Banff de Canadá. El sitio histórico Cave and Basin es perfecto para entender el nacimiento de las aguas termales y de los parque nacionales. En cambio, en el museo Whyte de las Montañosas Rocosas canadienses podrás apreciar distintas colecciones y exhibiciones artísticas.

En verano puedes salir a gozar del clima y realizar actividades como andar en bici, caminar o correr por los senderos con vistas panorámicas de la montaña Tunnel. Por otro lado, si no le tienes fobia a las alturas,  visita The Glacier Skywalk, una pasarela de cristal a 280 metros de altura sobre el valle Sunwapta. Aprovecha la oportunidad para tomar muchas fotos porque las vistas son impresionantes.

¿Te gustan los conciertos? Asiste al Shaw Amphitheatre ubicado en Banff Centre for Arts and Creativity y quedaras fascinado con los eventos que se realizan bajo las estrellas. A partir de finales de otoño ya puedes abusar de las pistas para esquiar o practicar snowboard en cualquiera de los ski resorts de talla mundial.

El Festival Banff Craft Beer es un evento que debes tener presente si eres amante de las cervezas artesanales, ya que están presentes más de 40 vendedores. Durante invierno encuentra los mejores regalos en el Mercado de Navidad de Banff. Asimismo, podrás disfrutar de los desfiles navideños desde mediados de noviembre, mes en el cual arrancan los festejos decembrinos.

Ahora ya sabes que Banff y Lake Louise son destinos que te mantendrán ocupado en tus vacaciones y los puedes visitar en cualquier época del año, todo depende de las actividades que tengas planeadas, pero definitivamente te divertirás junto con tus amigos o familiares.