Canadá, spas y aguas termales 🇨🇦

En Canadá hay aventura, cultura, gastronomía, sitios históricos, naturaleza y mucho más. Pero entre tanta actividad, se antoja tomar un respiro y qué mejor lugar para ello que un buen spa.

Los spas son sitios para recobrar la energía, para sacudir el estrés y dejar que el cuerpo y la mente descansen. En Canadá logran todo eso y llevan el concepto a otro nivel gracias al llamado ciclo térmico y a que en su gran mayoría, los spas están instalados en medio de impresionantes ambientes de riqueza natural.

© Tourism Winnipeg / Thermea by Nprdok Spa

Tratamientos faciales y corporales, masajes, saunas y aguas termales para consentir al cuerpo y desconectarse por completo de lo cotidiano. Pero además, en Canadá son comunes los spas que aprovechan el entorno para ofrecer a sus visitantes mucho más que algunas horas de terapias. Por ello, estos sitios de bienestar se encuentran rodeados de altos pinos, paisajes boscosos, ríos, lagos o montañas. Están en los más bellos escenarios por todo el país.

Y si estás pensando que durante el frío invierno cierran, pues te equivocas, es cuando se vuelven aún más espectaculares, porque los visitantes pueden estar disfrutando de las aguas termales mientras a su alrededor cae la nieve. O bien, puedes relajarte frente a una chimenea al interior, mientras contemplas los blancos paisajes a través de los ventanales.

© Canadian Tourism Commission/ Nahanni National Park Reserve

En épocas pasadas ya se acostumbraban los baños en aguas termales ricas en minerales, por sus atributos curativos y rejuvenecedores. En la actualidad han recobrado una gran fuerza en todo el mundo.

Por ello, los spas en Canadá se basan principalmente en ofrecer el conocido ciclo térmico, que es un tratamiento de termoterapia que consiste en alternar calor (agua termal o sauna) y frío (chorros de agua, chapuzón en alberca o río natural, hielo), seguido de un período de descanso. Este ritual de relajación se basa en una tradición de 2000 años originaria de los países nórdicos. Para que los beneficios sean mayores, se sugiere que se repita al menos 3 veces ese circuito (calor 15 minutos, frío rápido, relajación al gusto). Siempre en el mismo orden.

La termoterapia ayuda a la recuperación de males como reumatismo o artritis, pero también es benéfica en casos de depresión, cansancio y otras afecciones.

© Ottawa Turism /Noridk Spa

Pero eso no es todo, en los spas canadienses hay cafeterías y restaurantes que ofrecen deliciosos y saludables platillos. Algunos tienen cocina gourmet, como es el caso de Thermëa by Nordik Spa-Nature en Winnipeg, Manitoba, donde puedes tener una cena de lujo mientras portas una confortable bata de baño. Este spa escandinavo es el lugar perfecto para relajarse y olvidarse de la rutina, paseando y disfrutando de sus cascadas, fogatas y servicio entrañable.

Pero también hay algunos otros spas muy singulares, como es el caso de Bota Bota Spa, en Montreal, que está instalado en un antiguo barco anclado en las aguas del Río San Lorenzo. O, Grotto Spa At Tigh-Na-Mara, en Parksville, en Columbia Británica, que como su nombre lo dice,  el área más espectacular del lugar emula una gruta de piedra rodeando la piscina de agua caliente con minerales naturales.

© Bota Bota Spa / Tourisme Montreal/ Sid Lee

Entre los spas más reconocidos del país están: Scandinave Spa, con establecimientos en Mont-Tremblant y Montreal, en Quebec; en Blue Mountain, en Ontario; y en Whistler, en Columbia Británica; Strøm Spa Nordique con establecimientos en varios destinos de Quebec: Île-des-Sœurs, Mont-Saint-Hilaire, Sherbrooke y Vieux-Québec; y los Nordik Spa-Nature. Además de algunos otros en hoteles y resorts por todo el país.

Colaboración de Tips De Viajero / Travel Blogger / @tipsdeviajero / tipsdeviajero.com