Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

Transitado cruce peatonal de Shibuya

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están próximos y mi curiosidad por la cultura nipona se ha despertado. Es la segunda vez que Tokio será sede de las Olimpiadas y en esta ocasión ya está anunciado un importante despliegue de tecnología, que incluye: vehículos eléctricos futuristas que no requieren de chofer al volante, sillas de ruedas autómatas en los aeropuertos, sistemas de traducción, un servicio de telecomunicación 5G, una variedad de robots asistentes, transmisión de los juegos en realidad virtual, una lluvia de meteoritos en lugar de fuegos artificiales y las mascotas oficiales del evento dotadas de inteligencia artificial. 

A la par de lo que parece será una exhibición futurista, se ha planeado que los juegos sean un evento respetuoso con el medio ambiente en el que se aprovechará la energía solar y eólica y se promueva la cultura del reciclaje, pues las medallas han sido elaboradas con metales obtenidos de aparatos electrónicos desechados. Con todo esto, Tokio espera tener los Juegos Olímpicos más innovadores y recibir unos 40 millones de turistas. ¡Imagínate entre esta cantidad de visitantes, en la ciudad más poblada del mundo, con un sin fin de atractivos y siempre algo nuevo que conocer!  Por esta razón, he hecho una selección de qué hacer en Tokio y que no puedes perderte.

Lo imprescindible

  • Atravesar al menos una vez la intersección de Shibuya por uno de sus cinco pasos sincronizados. Disfruta el espectáculo de la multitud en el cruce peatonal más transitado del mundo, ya sea desde el Starbucks que está en una de las esquinas o desde la estación de tren.
  • Admirar el paisaje panorámico desde lo alto de la Torre de Tokio, en el barrio de Roppongi. Esta torre es todo un símbolo de la ciudad, asemeja a la Torre Eiffel y alberga dos miradores, uno de ellos con piso de cristal.
  •  Perderse en el barrio de Akihabara entre sus tiendas de videojuegos y electrónicos, y cafés que revelan el fanatismo de los japoneses por la cultura del manga y el anime.
  • Conocer el lado friki de la ciudad de Tokio. Para ello, duerme en un hotel cápsula, ve desfilar a los tokiotas que visten de manera extravagante en el barrio de Harajuku, entra a un café atendido por sirvientas personificadas o donde puedes compartir tu comida con un gato o un erizo, presencia el estrafalario espectáculo del Robot Restaurant o recorre la ciudad manejando un go kart.
  • Vivir la experiencia del karaoke japonés, que a diferencia de occidente consiste en salas privadas donde se ofrece servicio de bebidas y comida a semejanza de un bar. Adicionalmente en algunos karaokes hay disfraces en préstamo e instrumentos para tu propio show.
  • Dejarse envolver por el singular arte del MORI Building DIGITAL ART MUSEUM teamLab Borderless, un museo único en su tipo en el mundo, ubicado en la isla artificial de Odaiba, en el que proyecciones de imágenes dinámicas estimulan los sentidos de los espectadores y los sumergen en una experiencia interactiva.
  • Comer en el mercado de pescados Tsujiki. Este mercado, donde se realizaban las famosas subastas de atún de madrugada, conserva en su exterior numerosos comercios para degustar sushi con productos realmente frescos, tamayogakique que es una especie de omelet en rollo o una bebida de matcha, cuya hierbas se muelen frente al cliente.
  • El Templo Sensoji en el barrio de Asakusa, que es el templo budista más antiguo del país; el Santuario Meiji, rodeado de un bosque, y los jardines del Palacio Imperial, que es la única zona abierta al público de la residencia del emperador, son algunos de los lugares históricos más populares y destacados.
    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    Torre de Tokio

    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    Tiendas en el barrio de Akihabara

    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    Museo de arte digital teamLab Borderless

Lo que recomiendan los locales

  • Vivir el ambiente del callejón Ebisu Yokocho, es una zona de moda para los viernes en la noche, con restaurantes informales e izayas o bares de estilo pub, donde los tokiotas suelen ir a compartir con los amigos una cerveza japonesa o mariscos frescos.
  • Deleitarse con un plato de ramen, la comida por excelencia de los japoneses. En la calle subterránea de la estación de tren Tokio se concentran numerosos restaurantes especializados en esta sopa; mientras que los platos de ramen del restaurante Tsukumo Ramen, en el barrio Shibuya, se distinguen por estar coronados con una gran porción de queso.
  • Visitar el Kawaii Monster Cafe en Harajuku, por su estilo divertido y espacios temáticos llenos de brillo y color, que se extiende hasta la comida, como las salsas arcoíris que acompañan los platos. Su exótica decoración parece de un cuento fantástico, con mesas que parecen  hongos psicodélicos, dulces gigantes y una criatura marina que envuelve un bar, entre otros objetos bizarros.
  • Comprar en las tiendas que representan a las distintas prefecturas, llamadas antena shops, las cuales se distinguen por los anuncios con el símbolo de la prefectura. En ellas se ofrecen una variedad de productos regionales, artesanías y los sabores tradicionales japoneses.
  • Enviar una carta desde la tienda Ginza Itoya, que resulta todo un océano de artículos de papelería con 12 pisos en los que hallarás papeles texturizados, singulares tarjetas postales, más de 1,000 tipos de plumas y lápices, libretas hechas al gusto y hasta un café con su propia granja hidropónica de vegetales.
    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    Callejón lleno de restaurantes para un viernes por la noche

    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    Plato de ramen tradicional

    Una mirada a la capital nipona a propósito de Tokio 2020

    El personal del Kawaii Monster Cafe viste al estilo cosplay

Con todo este panorama ¿te gustaría conocer Tokio este verano?

Fotos: GoTokyo y Kawaii Monster Cafe.