Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

Dicen las abuelitas que el amor empieza por el estómago, y tienen razón… a través de la comida sentimos el cariño de las manos que la preparan, y es una forma de conocer el destino que representan. Así que te presento tres grandes motivos para enamorarte de México y su gastronomía en este verano viajero. Disfruta de cada uno de estos destinos culinarios. ¡Buen provecho!

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

La gastronomía mexicana es de mucha tradición, en este recorrido conocerás una parte de ellas

De mole, tlayuda y mezcal: Oaxaca

Oaxaca es de esos destinos culinarios que siempre añorarás, en cada platillo de esta región destaca la tradición y calidez de su gente, así como el folclor de sus pueblos. En el mercado de la capital te vas a saciar con los aromas más variados, como el pan recién horneado, las tlayudas recién preparadas a mano para que al calor del fogón sean preparadas con su asiento, queso, cebolla, salsa y la proteína al gusto: tasajo, cecina enchilada o chapulines, si esos insectos muy valorados por su valor nutrimental.

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

Las tlayudas son elaboradas por las manos de mujeres oaxaqueñas con maíz amarillo o azul, agua y sal

Aún falta más, que te parece de menú del día un arroz con chepiles o chipilín, planta mesoamericana, acompañado por una degustación de los siete moles oaxaqueños. De bebida un téjate, de origen mixteco y zapoteco considerado “la bebida de los dioses”, y como postre un delicioso buñuelo. Además, en Oaxaca el café se toma con mezcal, una bebida por demás deliciosa. Y ya entrados en temas de bebidas, el chocolate oaxaqueño es de los mejor, ya sea preparado con leche, masa y hasta agua.

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

El tasajo y la cecina forman parte de los platillos oaxaqueños, como en las tlayudas

Yucatán, uno de los destinos culinarios del sur

Yucatán es una delicia del sur de México que no te debes perder. Su gastronomía es de las más reconocidas a nivel internacional, así que prepara el estómago para degustar la tradicional cochinita pibil elaborada con lechón o carne de cerdo adulto y achiote, un pigmento natural que da su color rojizo. Su montaje es un arte: con cebolla morada y trozos de chile habanero, acompañados mayormente por arroz blanco con plátano frito y frijoles colados. ¡Una delicia!

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

La cochinita pibil se elabora con achiote, y se come con cebolla morada y chile habanero

Derivados de la cochinita surgen antojitos yucatecos no menos deliciosos, como los salbutes y panuchos. Además, los platillos que también merecen mención son la exquisita sopa de lima, huevos motuleños, pescado a la tikinxic, tamales colados y el brazo de reina. ¿Se te antoja una bebida? Entonces prueba el Xtabentún, licor 100% yucateco… y como postre un dulce de papaya o un manjar blanco. ¡Provecho!

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

Chorizo regional yucateco elaborado por mujeres de la región

Degusta la gastronomía purépecha en Michoacán

Michoacán también es otro de los destinos culinarios que te enamorará, por su riqueza étnica que comparte en cada uno sus platillos de raíz purépecha. Aquí tu comida del día después de un paseo por Morelia estará compuesta por sopa tarasca, elaborada con frijol a la que le agregan tortilla frita, queso y crema, unas enchiladas michoacanas como plato fuerte, y si eres de buen comer, de postre unos chongos zamoranos o nieve de pasta, de la región de Pátzcuaro.

Despierta tu apetito por México con estos destinos culinarios

La sopa tarasca es legado culinario de los purépechas

El festín no termina aquí, pues las corundas servidas con queso y crema satisfacen al paladar más exigente. Los tamales de ceniza son muy deliciosos acompañados de un rico atole negro, elaborado con maíz y cáscara de cacao tostado. Y si te das una escapada por la región lacustre de Janitzio, ahí te espera un rico pescado blanco preparado con ajo o al natural, una trucha en escabeche o unos charales.

¿Ya te decidiste por alguno de estos destinos culinarios? No te preocupes, aún hay tiempo para planear tus viajes en verano. Programa cada uno de ellos para que vivas y sientas la riqueza de México en tu paladar. En cada uno de ellos experimentarás la tradición y el amor con el cual cada uno de estos platillos son preparados. ¡México, por ti viajaré!