La opulencia colonial de los hoteles en San Miguel de Allende

Los hoteles en San Miguel de Allende comparten el estilo que caracteriza a esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad desde 2008, son hoteles con historia, de estilo colonial que no interrumpen la armonía arquitectónica.

Ubicada en el corazón de México y con poco más de 70,000 habitantes, a comienzos del siglo XX artistas extranjeros atraídos por sus edificios barrocos y neoclásico, abrieron escuelas de arte donde, más tarde, dio clases David Alfaro Siqueiros. Desde entonces, los artistas se han convertido, junto con la historia, en el sello de la ciudad.

San Miguel de Allende hay que caminarla con zapatos cómodos –las calles son de adoquines– y lo mejor es ir con tiempo para perderse y descubrir sus iglesias, sus bares, sus monumentos. Cuatro noches es el tiempo ideal.

A dos cuadras de la Parroquia de San Miguel de Arcángel, levantada en 1800, está Hacienda El Santuario, un hotel boutique de estilo colonial con 11 habitaciones y un spa con aguas termales. Muy cerca, a pocos metros del Parque Juárez, está el hotel de lujo Rosewood, con 67 habitaciones con balcones o terrazas y ropa de cama italiana. Otro hotel ubicado en pleno centro histórico es Hacienda Las Flores. El Templo de San Francisco de Asís que conserva su aspecto del siglo XVII, está a 300 metros. Uno de los atractivos adicionales de este hotel es que dan clases de cocina mexicana.

Hotel Casa Rosada es un edificio colonial del siglo XVIII levantado detrás de la Parroquia de San Miguel Arcángel y a 850 metros el Centro Cultural Ignacio Ramírez “El Nigromante”. Son 16 habitaciones, todas diferentes, algunas con camas con dosel o cabeceras de hierro forjado y muebles pintados a mano. Coqueta es un hotel pequeño y acogedor, de 12 habitaciones, rodeado de tiendas de artesanías y restaurantes. Rancho Hotel El Atascadero cuenta con 51 habitaciones con chimenea, muchas con vista a las montañas, muy cerca de la Plaza La Soledad. La Morada Hotel se ubica en una casona colonial del siglo XVII, en el centro de San Miguel, a una cuadra de la Plaza Principal donde se organiza todos los años el Festival Internacional de Jazz & Blues que este año cumplirá 20 ediciones.

Hotel Spa Doña Urraca San Miguel de Allende es un hotel de lujo situado muy cerca del Museo histórico Casa de Don Ignacio Allende, una residencia novohispana de la segunda mitad del siglo XVIII, es un ejemplo perfecto de la combinación del estilo barroco y neoclásico. Para quienes prefieren estar más alejados.

Por último, Imperio de Ángeles es un hotel que ofrece 57 habitaciones, una alberca exterior y un chapoteadero ubicado en la entrada a la ciudad.

Como puedes ver, la opción de hospedaje es muy basta y de gran calidad, sólo falta que decidas venir a visitar la ciudad y disfrutar todo lo que te ofrece.