Cómo conseguir vuelos de último minuto

No hay nada como conseguir vuelos de último minuto. Es un placer saber que pagamos nuestro vuelo muy barato a diferencia de los demás pasajeros que pagaron el triple por estar en el mismo vuelo que nosotros. Muchos piensan que con cuanta mayor antelación se compra el pasaje, menor es el precio, pero no siempre es así. Los vuelos de avión baratos se consiguen en el último minuto.

Cómo conseguir vuelos de último minuto

Los pasajes de último minuto son una manera de comprar un vuelo barato con descuentos de hasta el cincuenta por ciento. / Foto por: Mario Cherrutti

Claro que no cualquiera puede subirse a un avión en cualquier momento, pero si de pronto dispones de unos días libres y estás dispuesto a probar suerte, puedes acercarte al aeropuerto y esperar a que se abra una plaza en el avión. Puedes llamar a la aerolínea antes y preguntar si el vuelo está completo para calcular mejor tus probabilidades de abordar. Una vez en el aeropuerto, lo primero que debes hacer es acercarte a la aerolínea y vuelo que quieres tomar y anotarte en la lista de los pasajeros stand by (pasajeros en espera). Esta lista se conforma por orden de llegada. Y ya sea porque no fueron vendidas todas las plazas, –dato que habrás averiguado telefónicamente–, o porque no se presentó algún pasajero, a pocos minutos de cerrar el check in, se abre la lista de pasajes stand by.

Lo ideal será que sólo tengas equipaje de mano para que no tengas que enviar nada por paquetería, ya que en los minutos previos al cierre de un vuelo, no siempre es posible despachar equipaje.

Ten en cuenta que no todas las aerolíneas venden vuelos de último minuto, Aeroméxico e Interjet sí lo hacen. Que estarás comprando sólo un pasaje de ida y que seguramente tendrás que comprar la vuelta con anticipación, así es, pero es ya un ahorro.

Los mejores vuelos se encuentran en las primeras horas de la mañana y muy tarde por la noche, ya que son los vuelos que tienen un gran número de stand by y ofrecen más posibilidades de encontrar un asiento.

Es mejor y más fácil conseguir un solo pasaje de último minuto que dos o más. Pero si viajas con alguien y no hay dos pasajes de último minuto en el mismo vuelo, pueden arriesgarse a volar separados y encontrarte en el destino.

Debes ir al aeropuerto sabiendo que podrías no subirte al avión y volverte a casa. Todo dependerá del destino, de la compañía aérea, del vuelo y del talento de cada uno para negociar el precio del pasaje. Puedes llegar a obtener un descuento de hasta del 50 por ciento con respecto a la tarifa normal, si lo logras, ¡disfruta del vuelo!