Vuelos baratos a Europa navideña

Consigue vuelos baratos a Europa y disfruta de los mercados navideños más tradicionales de Europa.



Las cuentas son sencillas. Ahorras en el vuelo y con la diferencia, aprovechas al máximo las visitas a los mercados que se llevan a cabo durante el Adviento, es decir, durante las cuatro semanas previas a Navidad. Es una costumbre que se lleva a cabo sobre todo en países de habla alemana, y si, son persistentes, ya que lo vienen haciendo desde la Edad Media.

Las ciudades que los organizan son muchas, desde pequeños pueblos hasta grandes capitales, y la buena noticia, es que se llevan a cabo más allá de Alemania y Austria: se pueden conocer otros en Alsacia, en el norte de Italia, y en República Checa, Polonia y Hungría. Pero hay más buenas noticias, ya que España e Inglaterra también cuentan con mercados de este tipo. Así que no podrás quejarte en la variedad de destinos!

Pero para que no tengas que estar viajando por todo Europa buscando el mejor, y todo ello a pocos grados centígrados, te recomendamos cinco mercados europeos, para que selecciones el que más te convenza. O ir a todos, si es que este tiempo te motiva para ello.

Madrid. El mejor lugar para comprar adornos navideños es en la Plaza Mayor de la capital española. Tu nacimiento quedará de lujo con todo lo que podrás encontrar aquí. Es posible incluso que te topes con el tradicional “caganer” catalán!

Estrasburgo. Este año se celebra el aniversario 444 del mercado de esta ciudad. Es el más antiguo de Francia y donde los conciertos navideños de la Plaza Kléber acompañaran tu búsqueda de adornos, dulces y bebidas típicas de este momento del año.

Dresde. El mayor de todos, por lo menos por edad. Se viene organizando desde el año 1436. Se le conoce como el Striezelmarkt, y a través de 250 puestos que se extienden en la Plaza de Altmarkt, podrás encontrar cascanueces, artesanías talladas en madera y pirámides navideñas. Es decir, lo mejor y más clásico de la Navidad alemana.

Praga. La ciudad organiza varios mercados, pero el más recomendable es el de la Plaza Vieja, donde decenas de puestos de madera rodean un gran árbol de Navidad traído de las montañas del norte acompañado por un nacimiento de tamaño natural que logra cerrar con estupendamente esta idílica postal navideña.

Viena. La capital austriaca es en sí ya una postal urbana, pero todo mejora aún cuando comienza el mercado Christkindlmarkt. Espacios exclusivos para niños, villancicos gratuitos cantados por coros internacionales y por supuesto, la venta de todo aquello que redondea los festejos de diciembre.