Vuelos baratos a Uruguay con destino al pasado

Los vuelos baratos a Uruguay no sólo cuidan tu cartera, sino que incluyen un viaje al pasado. A principios del Siglo XX, para ser precisos.

Vuelos baratos a Uruguay con destino al pasado

Plan perfecto

Se trata de que llegues a Montevideo aprovechando los precios de los vuelos baratos que puedas obtener en alguna oferta y desplazarte desde ahí al pasado de Sudamérica, en la parte más occidental uruguaya.

El Oeste

En esta región uruguaya se localizan diversos vestigios históricos de la Revolución Industrial, que, por cierto, forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Es ya casi con la frontera con Argentina, en las localidades de Fray Bentos y Colonia del Sacramento, donde podrás experimentar el estilo de vida de finales del siglo XIX y principios del XX.

Qué ver

Podrás visitar el Museo de la Revolución Industrial en la ciudad de Fray Bentos, donde vivirás en propia piel la vida de aquellos tiempos a través de un escenario de grandes dimensiones donde se ha ambientado de forma muy fidedigna la atmósfera de la sociedad que habitó en el pasado.

El museo se localiza en las mismas instalaciones donde funcionó una de las principales fábricas cárnicas de Sudamérica, a la que se le conoció como “la gran cocina del mundo”. Fue propiedad de alemanes, ingleses y, finalmente, el Estado uruguayo la adquirió en 1968, unos pocos años antes de que cerrara su puertas como centro de producción.

Visita guiada

La mejor manera de conocer bien este sitio es apuntarse a una visita con personal del museo. Podrás conocer la manera en que se producía carne suficiente para alimentar diariamente a los ejércitos europeos de la Primera y Segunda guerras mundiales.

“Recrear la historia”, una gran apuesta cultural

Se trata de una propuesta donde podrás acercarte a la vida ferroviaria uruguaya. Se localiza justo enfrente de la antigua plaza de toros de Real de San Carlos, donde tendrás la posibilidad de pasear entre vías, vagones, instalaciones de diferentes hangares y hasta ver detalles de todo tipo: desde silbatos de locomotoras, llaves de los camarotes e incluso los números de los asientos. En fin, se trata de un clavado directo para conocer el apogeo ferroviario de finales del siglo XIX y principios del XX.

Tal vez uno de los sitios mejor recreados de este espacio es la oficina del director de la estación, que contiene un escritorio con la mejor tecnología que existía en aquellos años: una máquina de escribir Underwood, un ventilador Limit y un telégrafo. El viaje por aquel mundo de trenes incluye una merienda en los vagones, donde podrás disfrutar las especialidades de la región, como los asados de res. Eso sí, todo servido en platos antiguos para que te sientas completamente trasladado a un viaje al pasado, 120 años atrás.

Aprovecha todo el país

Y ya que has viajado algunos miles de kilómetros desde México, tal vez sea buena idea disfrutar de Uruguay al máximo: las playas de Punta del Este, las aguas termales de Salto o Paysandú, su capital Montevideo y, por supuesto, su gran gastronomía.