Aprovecha vuelos baratos a Panamá y descubre sus secretos

Si eres un animal urbano que ama la arquitectura y la ingeniería, y te maravillan las obras que creó el hombre, entonces elige uno de los vuelos baratos a Panamá y deslúmbrate con sus mega construcciones.

En menos de cuatro horas estarás arribando a este pequeño país de 700 kilómetros de largo que siempre se ha ocupado de grandes cosas. Por ejemplo, nada menos que de unir a América del Norte con América del Sur en un puente de tierra.

También ayudó a que las corrientes de aguas cálidas del Caribe se arremolinaran en el Golfo de México y siguieran camino hacia el Atlántico Norte, mejorando el helado clima de Europa. Esto sucedió hace tres mil millones de años y se le considera el acontecimiento geológico más importante después de que desaparecieran los dinosaurios.

Pero hace cerca de 100 años la mano humana decidió abrir un canal para que los dos océanos se conectaran. Y la inauguración del Canal de Panamá, el 15 de agosto de 1914, se convirtió en una hazaña de la ingeniería mundial, un hito en la comunicación fluvial de los países y hasta en un gran aporte ecológico porque acorta la ruta de los buques y con esto se reducen las emisiones de dióxido de carbono.

Museo esencial 

Cuando estés en la ciudad, la visita obligada, además del célebre Canal, es al Biomuseo, una flamante obra estrenada cuando se cumplieron los 100 años de la construcción del Canal.

Este edificio lo reconocerás por sus techos coloridos. Fue levantado para contar la historia de cómo el istmo surgió del mar para unir los dos continentes. La muestra permanente se llama “Panamá, puente de vida” e involucra especies de animales y plantas que migraron de norte a sur y de sur a norte multiplicando la biodiversidad del planeta.

También se exhiben fotos, maquetas y herramientas con las que trabajaban en 1914. Desde la terraza se puede ver cómo los barcos se ubican dentro de la pileta que, al llenarse de agua, los sube varios metros para traspasarlos a la siguiente piscina.

Ingeniería asombrosa 

Continuando con los puntos de interés urbanístico debes conocer el Puente de las Américas, sobre el Canal, el cual fue inaugurado en 1962 y es de uso exclusivo para vehículos. Tiene forma de arco y fue el único enlace por carretera entre el norte y el sur de América hasta la aparición del Puente Centenario, otra joya arquitectónica construida para aliviar el tráfico que se hizo cada vez más congestionado. Inaugurado en 2004, es un puente atirantado, de 6 carriles y de una imponente majestuosidad.

Casco antiguo 

Si sigues nuestro tour arquitectónico debes recorrer el Casco Viejo, la antigua ciudad con más de trescientos años que guarda historia y cultura en cada esquina.

Hay edificios, en su mayoría recuperados, donde funcionan hoteles, restaurantes y galerías de arte junto a hogares humildes, bares bohemios o alguna casona en ruinas, lo que multiplica su atractivo. Un ambiente bullicioso, con gente distendida, aromas a comidas recién hechas y vendedores ambulantes vociferando su mercancía. ¿Qué más puedes esperar?

Dos planes perfectos 

Para complementar tu tour temático con otros placeres date una vuelta por el mercado del marisco, a las puertas del Casco Viejo, sobre la Cinta Costera que lo conecta con la moderna zona financiera. Es ideal para probar ceviches o pescado con plátanos verdes en alguno de sus chiringuitos.

Husmea en las tiendas de souvenir, como el Panamá Rareza, también en la parte antigua de la ciudad, y descubre sombreros pintao o preciosas molas, telas bordadas por las indígenas, que puedes convertir en decorativos almohadones o tapices.