La experiencia del Chinatown en San Francisco

El barrio de Chinatown en San Francisco es por mucho uno de los destinos más visitados de esta ciudad de California, una de las más atractivas de todo Estados Unidos.

Un poco de historia

Chinatown en San Francisco es el barrio chino más antiguo de los Estados Unidos y alberga a la comunidad más grande fuera de Asia. Sus inicios datan de la primera mitad del siglo XIX, más exactamente por el año de 1840.

Hoy es un destino turístico que atrae más visitantes que el famoso Puente Golden Gate. Dos de sus vías principales son la calle Grant, donde está el China Town Gate, es decir, la emblemática y famosa Puerta del Dragón que fue traída de China y que ostenta en su base sus leones orientales a cada lado.

La otra calle es Stockton, que es la que más aspecto chino tiene con sus faroles, letreros de caligrafía china y sus llamativas luces por las noches. Aquí uno se siente verdaderamente en Hong Kong o Pekín.

Algunos de los puntos de reunión de la comunidad y, por lo mismo, más interesantes son la Plaza Santa María, con su estatua de Sun Yat-Sen y un monumento dedicado a los veteranos de guerra chinos. También la Plaza Portsmouth, donde la gente se reúne para practicar el tai-chi, y los viejos juegan ajedrez chino o damas chinas.

Una imponente estatua de bronce corona esa plaza a manera de monumento a la Diosa de la Democracia y levantada para conmemorar los hechos de la Plaza de Tiananmen, el símbolo de la nueva China, durante los conflictos en Pekín hace ya más de dos décadas.

El más chino de los barrios

El Chinatown de San Francisco es por mucho el más atractivo y típico de todo nuestro continente. Aquí verdaderamente es como estar en China porque la cultura y las formas se han conservado prácticamente intactas.

La atmósfera es de lo más auténtica, la aplanadora cultural occidental no ha hecho palidecer la milenaria cultura china. El idioma permanece y se escucha en todas las calles del barrio.

Las indumentarias tradicionales se llevan con orgullo; los letreros de todos los comercios están en chino hasta incluso en algunos bancos; las fiestas y tradiciones se conservan sin ninguna adaptación que las aleje de las versiones originales (por ejemplo, el año nuevo chino), y además la decoración en las calles y edificios abonan definitivamente a la atmósfera oriental.

Los mercados tienes los aromas, colores y texturas de uno en Pekín; las tiendas de té tienen las más sorprendentes esencias orientales y las de hierbas ostentan del mismo modo exóticos olores y colores. Los restaurantes, dicen algunos residentes, son mejores que en China.

Las tiendas guardan la tradición en sus budas dorados, en sus variedades de inciensos, en sus brebajes milagrosos de ginseng y otros; en sus lámparas de papel, en sus vestidos de seda de diseños clásicos, es decir, los cheongsams, y en artículos que son indispensables para esta cultura milenaria.

Los lugares de visita obligada

Algunos de los edificios más emblemáticos y de visita obligada en el Chinatown son el Banco de Cantón, que fue originalmente a finales del siglo XIX la central telefónica y conserva todas las características de la arquitectura cantonesa.

El edificio del Bank of América es también de los clásicos, en su fachada destacan sus fabulosos dragones de oro en columnas frontales y sus medallones de dragón por todo el inmueble. El edificio Sing Chong es también de los más visitados, ya que alberga comercios de medicina tradicional y hierbas medicinales.

La fábrica de las famosas “galletas de la fortuna” es también una visita interesante y es importante saber que éstas célebres galletas son originarias justamente del Chinatown. Del mismo modo, podrás encontrar en algunos establecimientos las famosas “tortas de luna”, que son tradicionales durante el Festival de la Luna y que están hechas con semillas de loto blanco o rojo y harina de arroz salpicada de frutos secos variados.

Gran cantidad de comercios típicos se yerguen en calles como Grant y merecen especial atención, como los de muebles chinos, los de los clásicos fuegos artificiales, los de feng shui, los de calendarios lunares, los de ajedrez chino, los de salsas, o los de música oriental.

Un poco de cultura

El Museo de Arte Oriental es muy atractivo, además de que aquí podrás contratar los tours del barrio guiados y conocer de algunos de los eventos más importantes en el Chinatown. Entre éstos se encuentran los bailarines de león, el año nuevo chino, los talleres artesanales, el Festival de Primavera chino o los Festivales de Cine Oriental.

El Centro Cultural Chino es también de tomar en cuenta porque aquí podrás ver en sus galerías obras importantes de pintores del barrio y de China.

Para comer buenos platillos chinos no te preocupes, en cada calle encontrarás una decena de restaurantes de lo más tradicionales con parroquianos chinos que, por supuesto, son los mejores catadores. En el barrio hay más de 200 restaurantes de primer nivel.

Es decir, el Chinatown de San Francisco es de los destinos turísticos más interesantes de la ciudad. La experiencia aquí resulta entrañable y seguro te llevas contigo un poco de esta rica cultura milenaria. Es un pequeña probadita en lo que organizas tu próximo viaje al gigante asiático. Acércate a tu agencia de viajes PriceTravel y aprovecha los vuelos baratos a San Francisco para vivir esta experiencia inolvidable. Muy buen viaje.